Correo de los lectores sobre quejas y denuncias

Correo de los lectores sobre quejas y denuncias

Redacción Motor

05:00 a.m. 27 de febrero del 2009

Falta señalización en la 72
Hace unos quince días, aproximadamente, buscando una vía para dirigirme hacia el centro de la ciudad, opté por tomar la calle 72 para salir a la carrera 7. Eso sucedió a la altura de la carrera 24. Iba feliz y sorprendido de la rapidez del tráfico, hasta que pasé la Caracas y me encontré con la reducción a un solo carril de esa vía, por tres eternas cuadras.

Hasta el cruce de la Caracas, no encontré una sola señal o indicación que me advirtiera de los trabajos que se estaban realizando en la 72, por lo que hubiera  tomado otra vía alterna o un desvío. Ahora tampoco sé cuándo se terminan las obras para poder volver a intentar tomar esa ruta, porque tampoco existe esa información. 

A mi modo de ver, la señalización es una medida elemental, sencilla y preventiva que ayuda a todos los ciudadanos a orientarse en estos casos (no solamente a quienes conducen un vehículo).

La ausencia de esas medidas elementales contribuye mucho a que los ciudadanos perdamos la paciencia que tanto nos pide el Secretario de Movilidad del Distrito. Estoy convencido que la podemos recuperar, si la Administración Distrital se decide a adoptar medidas como éstas que hacen más digerible el proceso de ejecución de las obras necesarias que se están adelantando.
Carlos Vargas


Se necesitan alternativas de movilidad
No existe espacio para presentarles un sentimiento de gratitud y felicitarlos por decir y escribir sobre la restricción de los automotores, sin proponer alternativas de movilidad acordes en una ciudad en vía de desarrollo.

Los propietarios de vehículos estamos sufriendo por las decisiones de estos gobernantes de turno, que sin importar cuál es el daño que se causa, imponen su capricho personal a las decisiones administrativas que innecesariamente toman respecto de la movilidad o pico y placa.

Ojalá en el Congreso o en el Concejo existiera por lo menos un legislador con el valor civil como el de ustedes para protestar por estas decisiones insensatas que se toman en contra del pueblo, porque como bien lo dicen en la editorial de 'Motor', estas decisiones contribuyen a que estos pueblos subdesarrollados tengan un atraso en todos los aspectos del desarrollo socio-económico.
José Oliverio Solano

 

Se montan retenes sin justificación alguna
No se entiende cómo la misma Institución Policial desconoce las normas que dictan las máximas instituciones jurídicas de Colombia, como lo son el Consejo de Estado y la Corte Suprema de Justicia.
 
A raíz de las equivocaciones en años pasados con los retenes que montan los uniformados para exigir documentos a los ciudadanos que se movilizan en algún automotor, por no existir señales de tránsito con el respectivo aviso de 'Pare' y los distintivos conos reflectivos murieron varias personas que seguían de largo.
 
A raíz de esa situación, estos tribunales de justicia dictaron una sentencia que ordena la colocación de dichas señales de tránsito para evitar también que la Nación tenga que pagar millonarias indemnizaciones por los errores que se cometen con estos retenes improvisados.
 
Resulta que la moda de algunos agentes de tránsito de Bogotá es montar un retén en medio del trancón vehicular sin ningún tipo de señalización. Paran tres o cuatro carros, ayudando con la congestión de la respectiva vía.

Solicitan la documentación respectiva y escriben el comparendo, si se hace necesario. Pero -¡increíble!- a veces se ven agentes de tránsito, en la mitad de la vía y con talonario en la mano, impartiendo una sanción.
 
Un ejemplo que vi el sábado 21 de febrero, a las 12:45 de la tarde sobre la calle 6 con avenida Caracas, frente a un taller en donde arreglan radiadores (diagonal a la estación 100 de Policía), me llevó a escribir esta carta.

Dos motorizados, de un momento a otro, montaron improvisadamente un retén, y después de unos pocos minutos, y sin lograr 'pillar' a ningún infractor, abordaron las motos policíacas y seguramente lo fueron a instalar a otro lugar.
 
Parece, esa sería una buena gestión de investigación que podría cumplir 'Vehículos' de EL TIEMPO, que a los agentes de tránsito les exigen una cuota diaria de comparendos. Sin embargo, y si no estoy equivocado, el agente de tránsito está para orientar, ordenar y ayudar a agilizar la movilización vehicular y no solamente para reprimir a los conductores infractores. Pero la prioridad de un uniformado parecer ser la de los comparendos.
 
Ojalá que esta carta la lea no solo el Secretario de la Movilidad de Bogotá, sino el Comandante de la Policía de Tránsito, y también el de la Metropolitana, general Adolfo Palomino, que es un buen policía al que todos los capitalinos debemos prestarle nuestra colaboración.
 
Cabe decir que, aunque transitaba motorizado por el lugar de los hechos aquí narrados y en medio del trancón que había en el lugar, no fui requerido por la autoridad policial.
Juan C. Martínez


Un panorama digno de Kafka
Queremos pedirles que echen una pasadita, entre las 7 y las 9 de la mañana (y a veces hasta las 10) y verá un panorama digno de Kafka: la Policía cierra el cruce de la carrera 13 con calle 100 con una cinta, impidiendo que la gente pueda tomar la carrera 11 hacia el sur y obligándolos a circular por la glorieta, con el consiguiente trancón hacia el occidente, mientras que hacia el oriente hay muy pocos carros subiendo.

Esta situación tiene años, hemos rogado a los secretario de turno que cambien esa medida, pero sin éxito. Se necesitarían dos cosas: un secretario de movilidad cuerdo o que algún personaje 'importante' venga a vivir al barrio Rincón del Chicó.
Elsa Colmenares Durán

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.