Correo de los lectores sobre quejas y denuncias

Correo de los lectores sobre quejas y denuncias

Redacción Motor

05:00 a.m. 20 de marzo del 2009

Las luces hawaianas son solo para emergencias
¿Por qué será que los señores de la Policía insisten en mantener a toda hora las luces de emergencia o 'hawaianas' de sus radiopatrullas funcionando? Según entiendo, estas luces son para casos de emergencia y no para lucir las nuevas patrullas.

Con frecuencia me he puesto al lado de la calle, para dar paso un carro de Policía con sus luces funcionado, pensando que van a atender una emergencia, y con sorpresa veo pasar a unos agentes charlando animadamente y sin ningún afán. Esto hará que, como en el caso del pastorcito mentiroso, la gente no les ceda el paso el día en que verdad lo necesiten.

Yo creo que en las normas internacionales estas luces no son para 'engallar' las patrullas, sino para abrirse paso en caso de una emergencia.
Luis Hernando Arango A.


Me da lástima con Bogotá
Soy un pediatra intensivista y neonatólogo que comparte todos los editoriales de la revista Motor.

Me da tristeza que Bogotá esté empezando a padecer todos los males, producto de la elección de alcalde que hicieron. Acá en Bucaramanga ya padecimos la pésima gestión de Iván Moreno, el peor alcalde y más corrupto en la historia de nuestra ciudad (...).

Detrás de la implementación de las bahías de parqueo viene algo peor, y es iniciar los famosos cepos y grúas que acá (en Bucaramanga) nos impusieron a la brava y que tanto daño le hizo a la ciudad. Eso les espera a los bogotanos.

¿Por qué no revisan la prensa de acá? Podrán ver cómo, día a día, con estas medidas que son copia fiel y con los mismos dirigentes corruptos del séquito de Iván, pero trabajando ahora en el Distrito Capital, van a empezar a realizar en Bogotá atropellos permanentes, destrucción de carros, acoso a madres embarazadas cuando estacionan, 'robos' y desmantelamientos de carros en los patios, sin que nadie responda, prohibiciones absurdas y me quedo sin palabras para describir lo que les viene.

¡Y no lo dejen iniciar la construcción del metro! Nunca lo terminará. Miles de dólares alimentarán sus cuentas en el extranjero y Bogotá retrocederá muchos años. Qué pena volverme astrólogo, pero les están administrando día a día la dosis de la misma receta que en Bucaramanga tanto daño nos hizo y de la cual aún no podemos reponernos.

Yo leo EL TIEMPO, Semana, Cambio... y me siento como hace ocho años. Lástima Bogotá, que estaba tan bonita.
Jaime Forero Gómez

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.