Correo de los lectores sobre quejas y denuncias

Correo de los lectores sobre quejas y denuncias

Redacción Motor

05:00 a.m. 27 de marzo del 2009

Chatarrización de particulares es un nuevo atropello

"Acudo a ustedes como únicos voceros de quienes somos víctimas del atropello continuado de este desgobierno distrital, que por una parte, con un alcalde inexistente en aspectos de movilidad, seguridad, etc., ha impuesto arbitrariamente una medida de pico y placa que sólo se le ocurriría a quien es justamente señalado por Vladdo como un verdadero Torombolo.

No satisfechos con esto, algún concejal del mismo partido, de cuyo nombre es mejor ni acordarse, pretende ahora llevar adelante un acuerdo que obligue a la chatarrización de vehículos antiguos. Como no integramos la mafia de los transportadores, quedaremos totalmente indefensos ante este nuevo atropello.

En cambio, los destartalados buses que circulan a diario contaminando a nuestra ciudad, y en las peores condiciones técnico-mecánicas, son absolutamente intocables por esta nefasta alcaldía. Me uno de inmediato a los cientos de ciudadanos de esta martirizada urbe para solicitar a voz en cuello la revocatoria del peor alcalde de esta ciudad en muchísimos años".

Luis Daniel Abril

Error protuberante en el formulario de impuestos

"Quiero hablarles del 'Formulario para declaración sugerida del impuesto sobre vehículos automotores' de un vehículo Spark. Como es de conocimiento general, este vehículo nuevo tiene un valor comercial de 23'110 mil pesos. ¿Hay derecho a que la Secretaría de Hacienda de Bogotá le ponga un avalúo comercial de 47'912 mil?

Para empezar, no lo puedo utilizar dos días a la semana por el Pico y Placa. Fuera de eso y como si fuera poco, me cobran impuestos sobre un valor que es 207 por ciento el valor de un Spark nuevo. ¡Y tienen la desfachatez de solicitar un 'Pago Adicional Voluntario'!

¿Ante quién se puede quejar uno de estos atropellos que están cometiendo el señor alcalde y su séquito?"

Ricardo Arango

Si el autoevalúo llega con errores protuberantes como este, lo mejor es desconocer el formulario enviado, recurrir las tablas oficiales y llenarlo uno mismo. En la página www.motor.com.co encuentra el avalúo correcto de su carro.

Nadie controla el servicio público

"Les escribo para que, por este tan leído y circulado medio escrito, empecemos a presionar a las autoridades, con el fin de poner en cintura, siquiera en estos aspectos, a los transportistas públicos. Mi tema apunta a dos situaciones específicas, siendo infinidad las que cometen indebidamente, me preocupan y voy a tocar dos.

Luces apagadas en la noche: es muy común ver los buses, busetas y demás medios de transporte público con las luces apagadas en la noche, esto para que sus letreros de rutas sean visibles, cuestión que es supremamente peligrosa.

He visto cómo pasan los buses con las luces apagadas por el lado de los agentes de tránsito, y no pasa nada. Y ahora resulta que los taxistas han cogido esta bendita maña, y hoy muchos de ellos se ven circulando con cocuyos prendidos en colores muy llamativos, verdes, azules, etc., pero con las luces apagadas, así como esa luz morada al interior de sus cabinas, luz totalmente desagradable... pero las autoridades no hacen nada.

Pitos no permitidos: sin importar el piso en que uno viva o qué tan lejos esté de una avenida principal, se sabe a ciencia cierta a qué horas llega un taxi a recoger a alguien o si hay congestión en las vías.

Estos pitos inclementes y ruidosos, prohibidos además, y que suenan más duro que una sirena, los usan nuestros cultos taxistas en todo lado, a toda hora, como un factor de alta contaminación auditiva, sin que se haga nada por parte de las autoridades.

Deberían ser sujetos de control, pero igual, lo quitan y lo ponen con suma facilidad, la cuestión es multarlos en flagrancia, cuando están pitando, pero tampoco se hace nada.

Es muy importante controlar a esta gente, en la noche es común ver taxis con vidrios oscuros, o con cortinas en sus partes traseras, algo altamente peligroso, ya que las cifras de 'paseos millonarios' no disminuyen, y por parte de las autoridades no se hace nada.

Los retenes que hacen en las noches y que por cierto cada vez son menos, deberían ser un filtro de seguridad para todos, no solo para los vehículos particulares. A mí en lo personal, no me molestaría que me quitaran uno o dos minutos en un retén y que así se verifique que todo está en regla".

Jorge Gaitán

Demasiados camiones durante el puente

"El pasado puente  estuve utilizando la vía a Villavicencio, cuando -¡oh sorpresa!-  devolviéndome a Bogotá a la una de la tarde me encontré tractocamiones subiendo con tanques que, según me dijeron, transportan crudo desde el Meta.

Pregunté en el primer peaje que hay de Villavicencio a Bogotá por la presencia de estos carros, ya que según yo entendía, por ser  festivo y a la hora que yo subía, no debían circular.

Me respondieron que únicamente podían circular camiones con productos alimenticios fungibles, y en toda la subida me encontré con un solo camión con comida. De resto, eran tractocamiones con tanques de crudo.

¿Quién en definitiva controla esto? Porque como es de conocimiento de todas las personas que tenemos que frecuentar esa carretera, la doble línea  amarilla y las tractomulas en feriado hacen un verdadero calvario el uso de la misma".

Manuel Galán Ruiz

Durante los puentes festivos está permitida la circulación de camiones que transportan productos perecederos, periódico, oxígeno y gases medicinales, y combustibles de todo tipo, entre otros.

Sin embargo, las autoridades siempre hacen un llamado a las compañías que llevan y traen esos productos para que no saquen toda su flota durante los festivos y se abstengan de circular en horas de alto tráfico. Más que control de la Policía, lo que se necesita es una mayor solidaridad de los transportadores.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.