Correo de los lectores sobre quejas y denuncias

Correo de los lectores sobre quejas y denuncias

Redacción Motor

05:00 a.m. 05 de junio del 2009

Las  normas de tránsito no se cumplen 
La Alcaldía Mayor de Bogotá y la Secretaría Distrital de la Movilidad expiden cuatro decretos en febrero, bajo el argumento de propender por mejores condiciones de seguridad vial, prever accidentes de tránsito y facilitar la movilidad de los ciudadanos.

Bajo ese orden de ideas, se expide el decreto 034 del 5 de febrero del 2009, con le fin de regular y controlar el transporte de maquinaria pesada y/o vehículos de construcción, que de acuerdo al artículo quinto, se deberá efectuar entre las 10 de la noche y las cinco de la mañana del día siguiente.

Igualmente se fijan normas y condiciones para su circulación, como es la presencia de dos vehículos acompañantes y/o escoltas, de acuerdo a las exigencias previstas por la reglamentación nacional. 

Sin embargo, y a pesar de todo lo anterior y con los hechos trágicos del Colegio Agustiniano en el 2004, a la fecha -y por los diferentes corredores viales de la ciudad, en horas diurnas y con la presencia de los demás flujos vehiculares como particulares, colectivos de pasajeros y escolares, entre otros- la maquinaria industrial, pesada y de construcción continúa movilizándose sin tener en cuenta el horario previsto, autorizado para su transporte. Esto pone en peligro la vida e integridad física de los demás usuarios de las vías públicas.

Es muy positivo que se tomen medidas y se expidan decretos para evitar accidentes de tránsito, pero es aun mas importante que éstas se divulguen y promulguen, y que la autoridad de tránsito vele por su observancia, cumplimiento y control.

Rodrigo  Javier  Rodríguez  Cubillos 
Diplomado en seguridad vial, señalización y prevención de accidentes de transito
Escuela Colombiana de Ingeniería Julio Garavito

Propuesta para reducir tráfico sin tanta restricción
Considerando las oportunidades de divulgación de información que ustedes tienen, les comparto una idea para una opción de pico y placa que lograría reducir el volumen de vehículos particulares en un 50 por ciento, durante 14 horas al día, de lunes a sábado.

A partir de las 6:00 horas y hasta las 20:00 horas, se podría restringir la circulación durante las horas pares (6, 8, 10, 12...), de todos los vehículos terminados en número par, y la misma restricción aplicaría para todos los vehículos terminados en número impar, pero en horas impares (7, 9, 11, 13...). La medida rotaría semestralmente.

Ventajas: se lograría implementar el máximo de siete horas diarias de restricción que cada alcalde puede reglamentar y esto aplicaría para el 100 por ciento de los vehículos; se reduciría un 50 por ciento el flujo vehicular; es fácil de controlar; no existe manera de evadirla (no importa cuántos carros tenga una persona, se aplica y no hay necesidad de comprar un carro adicional para evadir el pico y placa); estimula el comercio de centros comerciales, estaciones de servicio, parqueaderos, moteles, gimnasios, etc.; ayuda a crear cultura ciudadana y permite utilizar el vehículo todos los días, pero organizadamente.

Requerimientos: reglamentar mejor las tarifas de parqueaderos (es decir bajarlas), puesto que incrementaría considerablemente su uso; sincronizar el horario  en la ciudad; lograr que las emisoras publiquen la misma hora (la del 117, por ejemplo); permitir el parqueo en vías secundarias (de los barrios). Esta idea es de Edgar Gil, teléfono (300) 582 04 61.
Elizabeth García Novoa

Las pólizas suben, mientras los riesgos bajan
Ustedes son unos de los abanderados y defensores de los que tenemos carro particular en Colombia y más específicamente en Bogotá.

Por eso quería hacer las siguientes observaciones: teniendo un pico y placa tan extendido en la capital, deberíamos ser beneficiados por rebaja de impuestos, seguro obligatorio y hasta seguro contra todo riesgo ya que los carros están sin rodar 104 días al año.

Pero quería comentar sobre las pólizas de todo riesgo: tengo un auto Aveo 2007, que el año pasado estaba asegurado por un valor de 28'900 mil pesos y pagué una póliza de 980 mil.
Para este año me llega la renovación, avaluado por 25'700 mil pesos y la póliza por un valor de 1'160 mil (no he tenido siniestros).
¿Por qué sucede esto? Si antes debería bajar por depreciación del carro y, segundo, porque hay menos riesgos, ya que el carro se utiliza un 28 por ciento menos de lo que lo usaba el año pasado.

La respuesta del corredor de seguros es que se aumentó por culpa del aumento de siniestros de otros, riesgos y muchos etcéteras más, pero no me convence.

¿Por qué siempre tienen que ganar ellos y nosotros nunca nos beneficiamos con nada, sabiendo que los que usamos bien las pólizas deberían premiarnos y no castigarnos?
Mario Fernando Ceballos
ejecutivo comercial
Eduardo Botero Soto y Cia Ltda

Muchas veces hemos hablado con Fasecolda sobre este tema y siempre nos han  dicho que, así como las aseguradoras pagan de acuerdo con el valor del vehículo al momento del siniestro, el asegurado tiene todo el derecho de renegociarla de acuerdo con el valor comercial real, incluso mes a mes.

Por eso no entiende uno por qué, si el carro vale menos y se usa menos, los seguros cuestan cada día más. Lo único claro es que las guías como la de nuestra revista MOTOR o la de Fasecolda son solo eso, 'guías', pero quien realmente sabe cuánto vale su carro es el mercado mismo y, por supuesto, usted, así que el consejo es ajustar la póliza al valor real de su carro para que no le cobren más, por menos. No olvide los asesores de seguros ganan por porcentaje, luego para ellos no es 'negocio' decirle a usted que puede renegociar su póliza.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.