Correo de los lectores sobre quejas, trámites y denuncias

Correo de los lectores sobre quejas, trámites y denuncias

Redacción Motor

07:44 p.m. 26 de abril del 2013

‘No hay civismo ni autoridad en Bogotá’

“Escribo para compartir con ustedes algunas fotografías que les he enviado por Twitter a la cuenta @TransitoPolicia en repetidas ocasiones, pero no he visto que tomen ninguna medida al respecto. Tengo dos denuncias puntuales:

1. Sobre el puente de la calle 116 con avenida 9, subiendo hacia la carrera 7, a diario las personas que van hacia el sur realizan doble fila a lo largo de todo el puente. Generan trancón sobre el mismo y retrasan a quienes hacemos correctamente la fila por el carril derecho para tomar la 7 hacia el sur.

Desafortunadamente, a pesar de las constantes denuncias, no hay quién controle esto, lo que no solo tranca el puente sino toda la calle 116 desde mucho más abajo, pues genera una gran congestión y pésima movilidad en este sector.

Lo peor de todo es que, en muchos casos, algunas de sus patrullas hacen también la doble fila, caso que tuve la oportunidad de denunciar también por Twitter hace algunos meses. Igualmente, algunos días, varios miembros de la policía están parados sobre la carrera 7 con calle 116 (frente al centro comercial Hacienda Santa Bárbara), para darles prioridad a los autos que vienen del norte. Se dan cuenta de este problema pero no toman medidas a pesar de los pitos de los carros y el trancón que salta a la vista.

Ojalá ubicaran algunos conos desde la mitad del puente para evitar que la gente pueda hacer la doble fila y girar 'a la brava', antes de llegar a la carrera 7.

2. En las otras fotos adjuntas verán también cómo varios autos y taxis van en contravía, haciendo doble fila en la oreja natural de la 116 cuando uno va por la avenida 9 en sentido norte-sur.

Esta es la calle 115 abajo de la avenida 9, calle de barrio que se convierte en la oreja para poder subir por el puente de la 116. No solo hay doble línea amarilla, sino que –además– es una calle de doble vía y de barrio, lo que debe generar varios dolores de cabeza a los habitantes de esos edificios.

Con estas dos denuncias quiero sentar nuevamente el precedente y evidenciar la falta de control por parte de la policía de tránsito en el sector. La movilidad aquí en hora pico es un completo desastre y los particulares, así como taxis y buses, hacen lo que se les antoja.

Como ciudadano y habitante de la ciudad de Bogotá, cansado de los trancones, la falta de civismo, la falta de educación de varios conductores, pero en especial la falta de control de las autoridades de tránsito, espero una pronta respuesta (de estas) y la futura solución a este problema”.
Nicolás Suárez A.

‘El trato hacia las motos es antidemocrático’

“Hace unos días le envié un correo mencionando el absurdo decreto 035 de 2009 que prohíbe la circulación de motos con pasajero por las calzadas centrales en las vías de doble calzada como Boyacá, carrera 68, calle 100, autopista Norte, la NQS, Américas, Primero de Mayo, calle 13 y otras que se me escapan ahora.

Este decreto, evidentemente, va en contra de los derechos fundamentales de los ciudadanos, en contra de la libertad de movilidad, es antidemocrático, va en contra de quienes pagamos impuestos pues nos prohíben utilizar la escasa infraestructura urbana de movilidad. ¡Es realmente un esperpento!

He hablado con agentes de tránsito y están de acuerdo conmigo, pero a veces los obligan a hacer redadas contra las motos y ese es un motivo perfecto para castigarnos, pues evidentemente si uno se moviliza en moto con su pareja o compañero por una de estas vías, es natural utilizar la vía central y no la paralela lenta, llena de buses y peligros para los motociclistas.

Yo he intentado llamar la atención a las autoridades, con mensajes al alcalde Petro, pero –obviamente– sin éxito”.
Jaime Dávila

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.