Correo de los lectores sobre quejas, trámites y denuncias

Correo de los lectores sobre quejas, trámites y denuncias

Redacción Motor

05:53 a.m. 03 de mayo del 2013

‘El #767 no sirve para nada’

“Independientemente del tema de falta de facultades del Superintendente de Puertos y Transporte para establecer la obligatoriedad de la calcomanía ‘Cómo conduzco’, y aun más, el prevaricato que está cometiendo al establecer sanciones a las empresas que no las instalen a sus vehículos afiliados, competencia exclusiva del Congreso de la República, lo grave, muy grave, es la inoperancia de la medida.

El pasado jueves, 4:30 de la tarde, autopista Norte con 127, nos encontramos una pequeña pick up Chery de placas TUN 729 con no menos de 18 personas viajando en el pequeño platón. Cuando vieron los ocupantes que estábamos tomándoles fotos, nos agredieron a piedra y ladrillo, y a otros más que estaban cerca, amén de los insultos y amenazas.

Llamamos al 123 tres veces, donde se limitaron a recibir la información y nos recomendaron dirigirnos a una estación de policía o llamar al 195. Deben estar las grabaciones.

Hicimos caso y fuimos al CAI de la 122 con carrera 20 (Santa Bárbara), donde nos atendieron muy bien e intentaron ‘radiar’ el vehículo, sin éxito. Antes de llegar al CAI, llamamos al #767, nos contestaron no antes de 10 minutos de marcar insistentemente desde cuatro celulares y nos encontramos con un menú de opciones, peor que el de una empresa de telefonía celular: ‘que si es un taxi, marque 1, que si una buseta, 2’, etcétera, para finalmente recomendar que nos dirigiéramos a la Secretaría de Tránsito.

Y los señores del vehículo de placas blancas TUN 729, campantes e impunes, tanto por la infracción de llevar gente en el platón como por los daños cometidos por los ladrillos lanzados”.
Carlos Francisco Torres Garavito

‘¿Quién mide la gasolina a las bombas?’

“Quiero alertar a los usuarios que tanquean sus vehículos para que hagan una prueba sobre la calibración de los medidores de gasolina, la cual consiste en colocar la pistola, sin activarla, en la boca del tanque, una vez el medidor esté en ceros. Dejar transcurrir unos segundos y ver si les pasa lo que me ha sucedido ya en tres oportunidades en una bomba de Terpel situada en Fontibón al comprar gasolina extra.

Cuando hice el reclamo ante la administración (después de Semana Santa), le solicité al asistente una prueba, con la sorpresa mayor de que el medidor avanzó hasta los 456 pesos.

El mensaje, entonces, es que no se queden sentados a que les llenen el tanque, háganlo ustedes mismos y denuncien, no se queden callados.

Adicionalmente, cuando uno pregunta sobre el octanaje que tiene la gasolina extra, dudan en la respuesta (en la mayoría de bombas en las que he preguntado). ¿No debería ser obligatoria su publicación?

No solo tenemos la gasolina más cara del mundo, sino que no sabemos qué nos están vendiendo, por Dios”.
Jorge Antonio Rico

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.