Correo de los lectores sobre quejas, trámites y denuncias

Correo de los lectores sobre quejas, trámites y denuncias

Redacción Motor

09:02 p.m. 18 de octubre del 2013

¿La placa oficial exime?

“No es raro el comportamiento del personaje que está tomando tinto en el OMA de la calle 118 con avenida 19. Para completar, ningún funcionario público tiene restricción vehicular, el solo hecho de llevar placa oficial los exime.

Para este caso, ONI 692, pero también he visto policías con uniforme y su carro particular para no mencionar los funcionarios del Acueducto en sus camionetas azules dirigiéndose al trabajo”.

Jorge Cárdenas

 

También lo ‘atracaron’ en un montallantas

“En la edición del pasado sábado 5 de octubre leí la denuncia que pone el señor Humberto Mesa, sobre la manera como atracan en los montallantas de Soacha.

Yo también fui víctima hace unos dos meses: hemos denunciado en repetidas ocasiones estos atracos y las autoridades no hacen nada.

Somos muchos los que hemos sido víctimas de estos montallantas. ¿Qué podemos hacer? Ni el alcalde, ni la policía quiere intervenir, pobre municipio, que vergüenza, pobre Colombia”.

Padre Carlos Marín

 

Así se adueñan de los andenes en Bogotá

Desde la inauguración del restaurante Crepes y Waffles ubicado en la esquina de la calle 70A con carrera 5, los cuida carros se han ido apoderando lentamente de la calle y, ahora, de los andenes, al punto que hasta compraron conos y deciden quién parquea y quién no, los fines de semana cuando los almacenes contiguos están cerrados.

¿De quién es el negocio de parqueo? ¿De Crepes y Waffles? ¿De los almacenes y la peluquería vecinos a ese restaurante? ¿De algún ‘echao pa’lante’ que resolvió que la calle es suya? ¿De las autoridades que permiten este abuso? Los bogotanos prácticamente estamos perdiendo nuestro derecho a caminar por los andenes, nadie dice nada y no sabemos ante quién protestar”.

Jaime Betancur

 

Bogotá de noche es un peligro

“Hace poco circulaba hacia mi casa por la carrera 5 hacia el sur, a eso de la 1:30 de la mañana, cuando de repente salió un taxi en contravía por esa vía porque seguramente estaba tratando de llegar a recoger un servicio.

Ante el reclamo, el conductor me insultó y siguió tan campante, sin el más mínimo remordimiento sobre el mega accidente que podía provocar. Definitivamente, Bogotá de noche es anarquía total, especialmente por parte de los señores taxistas, que se parquean en doble y triple fila, no paran en los semáforos, se meten en contravía.

¿Quién controla ese caos?”

María Antonia Duarte

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.