Correo de los lectores sobre quejas, trámites y denuncias

Redacción Motor

08:55 p.m. 10 de enero del 2014

‘La interconexión NQS-Eldorado dañará la movilidad’

“La mal llamada ‘solución’ para la interconexión de la troncal de Transmilenio de la NQS con la avenida Eldorado va a agravar aún más la movilidad en esa vía, entre la Universidad Nacional y la avenida de Las Américas.

Si hace varios años se construyó el puente de la carrera 33 (anteriormente carrera 36) para eliminar el semáforo que existía y mejorar la movilidad de la NQS, ahora, con la instalación de semáforos debajo del puente, la reducción de carriles y la instalación de postes para separación de carriles (ver fotos) se va a convertir en un generador de accidentes y de mayores trancones.

Si no se hubieran robado la plata de la troncal de Eldorado, no tendríamos estas soluciones absurdas y mediocres. ¿Cómo esperan mejorar la movilidad si no tienen el más mínimo sentido común –y menos– criterios de diseño?

Ahora, transitar por la carrera 33 se convertirá en un recorrido laberíntico y, para completar, la calidad de los arreglos de esa carrera deja mucho que desear.

¡Y todavía somos tan ilusos que creemos que van a construir un metro!”

Juan Manuel Cuervo

 

‘Las concesiones viales abusan en las carreteras’

“El pasado 2 de enero, camino hacia Santa Marta por la Carretera del Sol, nos llevó 40 minutos pasar el peaje de Pailitas, no solo porque la elegante autopista se reduce a una calzada, sino porque estaba habilitada tan solo una caseta de pago: ¡una caseta, en plena temporada de vacaciones!

Decidí llamar al #737 que, según la boleta del peaje es el de la Policía y, obvio, el celular me contestó ‘marcación errada’ (¿cómo es posible que las concesiones no sepan ni siquiera el número de emergencia de la Policía?).

Marqué, entonces, al 018000… de la concesión y me contestó una Marleny; me pidió todos los datos y me dijo que ‘radicaremos el informe’ para que posteriormente ‘se comuniquen con la gente de la zona para solucionar el problema’.

Luego pasamos por el peaje Las Lomas (adjunto foto), en donde la espera fue de tres horas. ¡Sí, tres horas! Nos hablaron de un accidente que, por supuesto, nunca encontramos. ¿Hasta cuándo seguiremos aguantando el abuso de las concesiones viales?”

Juan Ignacio Perilla O.

 

‘En los CRC inducen al error’

“En días pasados realicé la recategorización de mi licencia de conducción atendiendo los insistentes llamados de las autoridades para realizar este trámite antes del vencimiento en enero 31. Antes de hacerlo, consulté el artículo que publicaron ustedes, en una edición anterior, acerca de las recomendaciones para cumplir a cabalidad y quedar en regla con mi documento.

Sin embargo, me llevé una gran sorpresa en el Centro de Reconocimiento de Conductores al que acudí para realizarme el pertinente examen que es necesario antes de la recategorización.

Allí, antes de pagar, la señorita que me atendió me preguntó qué era lo que iba a hacer y al decirle que quería bajar mi categoría, de pública (4) a particular, actual B1, me dijo que no era necesario, que simplemente la renovara.

Yo le dije que no quería hacer eso, ya que sabía, por lo que ustedes escribieron, que eso me implica volver a renovar la licencia dentro de tres años, pero la señorita me insistió que en el documento iba a quedar con ambas, es decir, con permiso para manejar particular y público. A pesar de la insistencia, más de tres veces, y de que otras personas que iban en la fila antes que yo, me negué y solicité la respectiva categoría B1.

De todas formas me quedó la duda: ¿están induciendo a un error en esos sitios o es verdad que uno puede andar con las dos categorías sin renovar la licencia? De ser así, entonces no entiendo para qué el Ministerio se desgasta haciendo campañas, pues yo usaba una licencia que no renové pues nunca he manejado un vehículo público. ¿Perdí el trámite, el tiempo y el dinero?”

Mario Londoño

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.