Correo de los lectores sobre quejas, trámites y denuncias

Correo de los lectores sobre quejas, trámites y denuncias

Redacción Motor

08:03 p.m. 07 de marzo del 2014

‘Lo que antes era un caos, ahora será un cataclismo’

“Ese cuento de la movilidad en Bogotá se ha convertido en un asunto de populismo demagógico para enredarnos la vida a todos los ciudadanos decentes. Ahora resulta que la mal llamada ‘movilidad bogotana’ se refiere al sistema de transporte público de Transmilenio, no al hecho de lo que significa movilidad, sino al impacto que genera este sistema para una inmensa cantidad de ciudadanos que están ahogados en un desorden sin medida.

Este sistema terminó desbordando la capacidad, no de los usuarios, sino de los administradores. Una cantidad infinita de funcionarios que se han convertido en otros espectadores del despelote. ‘Qué hacemos si esto ya se colapsó…’, ‘Vaya y quéjese a Transmilenio’… son las clásicas respuestas que le dan a uno cuando manifiesta descontento (…).

Ahora resulta que, para hacer más ‘eficiente’ el Transmilenio, le van a entregar los carriles mixtos que están ocupados por los millones de vehículos que tratan de llegar a su destino de cualquier manera, y en el tiempo que la suerte le otorgue. Entonces ahí sí, lo que antes era un caos, ahora será un cataclismo.

Y eso se llama, mi querido Pirry, ‘Inteligencia Vial’, o sea, una forma para que todos los habitantes de esta ciudad podamos controlar nuestras iras gracias a las geniales determinaciones de unos funcionarios públicos que están convencidos que todo se resuelve, sencillamente, a costillas de otros ciudadanos, que no estamos en las calles voleando piedra y destruyendo todo lo que se atraviese a nuestro paso (…). Así como vamos, ya pronto nos convertiremos en ‘Brutos del Camino’”.

Hernando Aramburo R.

 

El parcheo de la 134 no duró un mes

“La ciudad cada vez está peor. Con un alcalde que no ha hecho más que prometer y lanzar ideas -algunas buenas, hay que reconocerlo-, y pésimo para hacerlas realidad o para la implementación de las mismas, y que desde diciembre está más preocupado por quedarse en su cargo, se suma ahora otro revés con el tema de las 'milagrosas' máquinas tapadoras de huecos que compró al distrito a una empresa que ‘da risa’ por su capital. Algunos amigos ingenieros civiles me han asegurado que las dichosas máquinas, que costaron un dineral, no pueden tapar adecuadamente los cráteres de la ciudad debido a que estos, en su gran mayoría, requieren un tratamiento diferente y de fondo. Estos aparatos están diseñados para reforzar cubiertas en mal estado y no los cráteres de una ciudad como Bogotá.

El ejemplo es el parcheo que se hizo en la calle 134, el cual ya empezó a hundirse, y que no duró más de un mes, mal contado.

¿Será posible que los ciudadanos al fin de cuentas nos demos cuenta sobre la improvisación con que se ésta administración está manejando la ciudad?”

Carlos Infante

 

No ha podido inscribir su carro

“Tengo problemas con el vehículo de placas QAH020 que aún no está inscrito en el Runt. Llevo varios derechos de petición pasados al tránsito de Soacha y el de Bello (Antioquia), pero ninguno me da solución. Incluso mediante mail me he comunicado hasta con el Runt, tomándome el atrevimiento de enviar copia a ustedes.

Me gustaría que ustedes me ayudaran, publicando esta carta, para ver si alguien se da cuenta y me solucionan el problema, ya que alguna vez me pasó con otro vehículo y gracias a su publicación fue la única forma en que me lo solucionaron.

El problema es que para comprar el Soat o sacar la ‘tecnico mecánica’ es un problema; incluso, este vehículo se vendió y aún no hemos podido cumplir con el traspaso”.

Danilo Cardozo Bernal

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.