Correo de los lectores sobre quejas, trámites y denuncias

Correo de los lectores sobre quejas, trámites y denuncias

Redacción Motor

05:16 a.m. 04 de abril del 2014

Ironías de la movilidad bogotana

“Me llamaron la atención dos imágenes del día que fui a sacar el carro (de los patios) por haberlo dejado sin obstaculizar a nadie –un domingo a las 4 de la tarde– en una vía secundaria.

La primer, ‘Movilidad humana’ de la campaña ‘Bogotá Humana’, me parece un poquito irónica, y la segunda corresponde al letrero detrás de un auto viejo que no lo mueven hace mucho tiempo y que dice, ‘Parqueadero de alta rotación’.

Esteban Camargo

 

Transmilenio no aguantaría pico y placa todo el día

“El problema de Bogotá es que no tiene un buen sistema de transporte público y la gente pudiente tiene que usar su carro, pues no tiene alternativa.

Confío en que ustedes no sean todavía de aquellos que creen que el tal TransMilenio es el sistema para una ciudad de más de ocho millones de personas. No es si no ver que ya está colapsado y que sus usuarios protestan todos los días sin existir solución a la vista.

¿Que tenemos muchos carros? Ja. La ciudad de Milán, con cuatro millones de personas, tiene más vehículos (más de dos millones), no tiene pico y placa y no hay trancones. ¡Proporcionalmente, Bogotá debería tener tres veces los vehículos que tiene ahora!

¿Qué tiene Milán? Tiene tres líneas (de metro) y están estudiando la cuarta. Cuando viví allí no tenían sino buenos buses y tranvías que existen todavía formando una malla, conectados con las líneas del Metro. Tienen una circunvalar elevada y creo que tienen otra en estudio.

Yo trabajo a más de 10 kilómetros de mi casa; si hubiera un transporte masivo que me llevara en menos tiempo, con relativa comodidad y más barato, no dudaría en tomarlo así me tocara caminar algunas cuadras.

Esas son las ventajas de un buen sistema que no es TransMilenio, y que como nuestros genios creen que es lo último, tratan de obligarnos a usarlo, prohibiendo los automóviles.

¿Cómo funcionaría si los usuarios de carros nos cambiáramos?”.

Lucio Abadía

 

La restricción no debería extenderse

“Quiero dar mi opinión personal respecto de la medida de pico y placa que se pretende implantar en la ciudad.

Creo que no se ha tomado en cuenta los vehículos que a diario ingresan o salen de la capital desde otras ciudades, llámese turistas, o como en mi caso, residentes en Bogotá, pero obligado a salir de manera frecuente a tratar negocios o trámites urgentes.

En este caso, una diligencia de medio día fuera de la ciudad me llevaría tres o cuatro días de tiempo, ya que no podría ingresar o salir de ella debido al pico y placa, ocasionando esto que solo pudiera viajar de noche con todos los inconvenientes y peligros que esto conlleva.

Considero, entonces, que si se extendiera el pico y placa, este debiera tener al menos tres horas de disponibilidad para el manejo de estos casos, por ejemplo, entre 12:00 m., a 3:00 p.m., o permitir la movilidad de los carros con el tiquete del peaje correspondiente con al menos dos horas de gracia. Me despido, no sin antes agradecer su intervención ante los entes correspondientes”.

José Vicente Jaramillo G.

 

Se llevaron los carros sin tener derecho

“El pasado 2 de marzo, a las 11 de la mañana y frente al teatro La Castellana, un grupo de policías incurrió en abuso de autoridad al no aceptar bajar de la grúa unos vehículos de una señora de la tercera edad y de una joven de 19 años.

Ellas admitieron que sus carros estaban mal estacionados y aceptaron que les hicieran el respectivo comparendo para hacer el curso y pagar la multa.

La normatividad consignada en el Código Nacional de Tránsito, Ley 769 del 2002, Artículo 127 dice: ‘Del retiro de vehículos mal estacionados. La autoridad de tránsito podrá bloquear o retirar con grúa o cualquier otro medio idóneo los vehículos que se encuentren estacionados irregularmente en zonas prohibidas o bloqueando alguna vía pública o abandonados en áreas destinadas al espacio público, sin la presencia del conductor o responsable del vehículo; si este último se encuentra en el sitio, únicamente habrá lugar a la imposición del comparendo y a la orden de movilizar el vehículo. En el evento en que haya lugar al retiro del vehículo, éste será conducido a un parqueadero autorizado y los costos de la grúa y el parqueadero correrán a cargo del conductor o propietario del vehículo, incluyendo la sanción pertinente.

Parágrafo 1°. Si el propietario del vehículo o el conductor se hace presente en el lugar en donde se ha cometido la infracción, la autoridad de tránsito impondrá el comparendo respectivo y no se procederá al traslado del vehículo a los patios’.

Por lo anterior, era deber de la autoridad hacer bajar los vehículos de la grúa de acuerdo a las leyes de tránsito.

A los ciudadanos que pasábamos en ese momento por el lugar y presenciamos el atropello y abuso de autoridad por parte de los agentes de la policía, y les pedimos el favor que les entregaran los vehículos, nos amenazaron, intimidaron e irrespetaron, nos solicitaron nuestras cédulas de ciudadanía y nos dijeron que nos iban a judicializar y a dejarnos presos por 36 horas ‘por tráfico de influencias’, evidenciado un claro hecho de abuso de autoridad y atropello.

La pregunta es: ¿Por el hecho de ejercer nuestros derechos como ciudadanos colombianos, la Policía Nacional se encuentra para garantizar y proteger y hacer valer la Constitución Nacional o para coaccionar, intimidar y amenazar a la gente?”

Luis Albornoz Ferreira

 

¿Qué hacen con la sobretasa?

“Es deprimente ver cómo una vía tan importante como la autopista Norte, especialmente por la zona de los cementerios, presenta tan alto deterioro. El carril izquierdo, en sentido sur-norte, presenta filtración y cada día aparecen nuevos huecos que generan mayores trancones. ¿A dónde se van los miles de millones que pagamos en sobretasas a la gasolina e impuesto al rodamiento? En general, todas las salidas de Bogotá están colapsadas”.

Juan Manuel Cuervo

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.