Correo de los lectores sobre quejas, trámites y denuncias

Correo de los lectores sobre quejas, trámites y denuncias

Redacción Motor

05:00 a.m. 17 de diciembre del 2010

Me gustó el orden de los desvíos
Ante tanta mala noticia alrededor de la Avenida Eldorado, debo decir que quedé gratamente sorprendido con el desvío programado por autoridades y el concesionario cuando se circula de occidente a oriente, hacia la carrera 7, por la calle 26.
Me metí por allí hace un par de semanas, a las 7 de la noche, y fui a dar por detrás del Cementerio Central, y por alguna carrera que no me acuerdo, atravesé la 26 hacia el norte y fui a dar a la calle 34, por donde llegué a la Séptima sin problemas. Y todo siguiendo la señalización. Felicitaciones.
Asdrúbal Enciso


La accidentalidad cuesta mucho
Ahora sí entiendo eso de que la accidentalidad le cuesta mucho a la ciudad. Vivo sobre la carrera 5 con calle 69 de Bogotá y por tal motivo fui testigo 'sonoro' del fuerte accidente que ocurrió en la madrugada del sábado pasado, frente al 'Pan pa'ya' de Los Rosales.

¡Qué totazo! Quedé sentada en la cama, con el corazón a mil por hora, y cuando me asomé a la ventana, vi una 'burbuja' despedazada que había tumbado cuatro postes. Y el conductor... aturdido pero sano, sin saber qué fue lo que pasó. Dizque se quedó dormido, dijeron los testigos. Malditos tragos.

En cuestión de 10 minutos, la Policía de Tránsito ya estaba acordonando la zona y rato después llegaron los Bomberos y una ambulancia. Debo decir que me encantó la eficiencia de nuestras autoridades por la manera como manejaron la situación, cerrando la carrera 5 y generando desvíos rápidamente.
Esa arteria estuvo cerrada casi todo el día, tiempo en el cual los de Codensa, teléfonos, etc. arreglaron cables y postes y los de las empresas de televisión por cable hicieron lo propio con sus conexiones.

Y al final de la tarde nos quedó esta reflexión a los vecinos: ¿cuánta plata no le costó a la ciudad la irresponsabilidad de ese desadaptado que decidió manejar con tragos? ¿Cuánto nos costó a los bogotanos la movilización de policías, bomberos y empresas de servicio público para arreglar lo que ese borrachín dañó?
Ahora sí entiendo cuando la Policía dice que la accidentalidad le cuesta mucho a la ciudad. ¡No hay derecho!
Daniela Ruiz 

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.