Correo de los lectores sobre quejas, trámites y denuncias

Correo de los lectores sobre quejas, trámites y denuncias

Redacción Motor

08:30 p.m. 18 de enero del 2011

Pico y placa fue desastroso para la ciudad
"Con relación al tema sobre el pico y placa, es importante analizar la medida, sus causas y sus consecuencias. Indiscutiblemente, la congestión marcó la toma de esta decisión, aunque lamentablemente sin estudios ni conceptos experimentados, sino como única razón de tratar de disminuir la cantidad de vehículos en la ciudad.

Pero nunca se pensó en las consecuencias de esta acción. Ante todo, una de las principales causas de este problema es la deficiente malla vial, otra es la circulación de vehículos demasiado lentos, de tracción animal, de camiones repartidores de víveres, de carros parqueados sobre la vía y, sobre todo, de la mala calidad del servicio público, sumado a la inseguridad del mismo.

Al ordenar el pico y placa sin tratar de remediar los anteriores puntos, el usuario no tiene otra alternativa que buscar por cualquier medio otro vehículo para su transporte interno, y ya se ve cómo, poco a poco, en la ciudad se incrementa el parque automotor para obviar el pico y placa.

La consecuencia de esta medida fue desastrosa para la ciudad y sólo benéfica para los vendedores de carros".

Víctor Millán Cáceres

¿De quién es la culpa del caos?

"Aun me acuerdo cuando, en campaña, la gente que rodeaba al hoy alcalde de Bogotá decía que el pico y placa era una medida en contra de la clase media trabajadora y hasta insinuaba que fue implementada por los anteriores mandatarios para que los 'ricos' tuvieran espacio para circular sin problemas. Y que por eso acabarían con ella.

Hoy, y gracias a que decidieron hacer exactamente lo contrario a lo que prometieron, nos demostraron con lujo de detalles que tenían toda la razón: las familias ya no tienen uno o dos carros, sino hasta tres y cuatro parqueados en sus garajes y los señores de los patios, las grúas y los parqueaderos se están enriqueciendo como nunca porque no hay quién los controle.

La ciudad está atiborrada de pick ups (que están exentas de la medida), conducidas por señoras encopetadas que ni en sueños se hubieran comprado un armatoste de esos (yo soy vecino de un elegante edificio de abogados y hay que ver el desfile de platones último modelo que se parquean a las seis de la tarde, en espera de los engominados). ¿De quién es la culpa del caos, entonces? De todos los conductores particulares 'que incumplen la ley', dirá la Secretaría de Movilidad. De una decisión precipitada que no tuvo en cuenta el sinnúmero de factores que también afectan el tráfico, dice la lógica más elemental.

Gracias, pues, Alcalde, por dejarnos claro que el pico y placa es una medida excluyente... para todos. Pero ya qué, el daño ya está hecho y solo queda que un verdadero experto nos saque de este cuello de botella en el que se convirtió Bogotá".

José María Carrizosa

 

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.