Correo de los lectores sobre quejas, trámites y denuncias

Correo de los lectores sobre quejas, trámites y denuncias

Redacción Motor

04:21 p.m. 11 de marzo del 2011

Prohibido manejar con licencia extranjera
Soy Jorge Russinnke, de nacionalidad colombiano y vivo fuera del país hace más de 30 años.  Amo mi país como si nunca hubiera salido y procuro venir todos los años con mi familia, haciendo un gran esfuerzo económico por los gastos que implica.
Llegar a Colombia es lo más lindo que me puede pasar, salir a recorrer los caminos,  ver los paisajes y sentir el olor a patria, sentirse orgulloso de un país tan lindo y lleno de contrastes como el nuestro.
Hice un recorrido por la carretera a Mariquita, fue placentero saludar a nuestros soldados que nos brindan seguridad en la carretera,  pero de repente nos paran unos policías muy decentes  a los que saludamos muy cordialmente, nos piden los papeles del carro y también la licencia de conducir. Yo tenía todos los documentos, pero el agente me dijo que no podía conducir con licencia americana porque yo soy colombiano. Entonces le dije que estaba de vacaciones y mi lugar de residencia es en el exterior; le pregunté si mi esposa podía manejar (porque ella es extranjera) y me dijo que tampoco podía un extranjero manejar un carro en Colombia si no tenía licencia colombiana.
Entonces procedió a hacer un comparendo que cuesta 530 mil pesos. Esto me parece lo más injusto de la vida para un colombiano que hace patria por fuera de Colombia, que nos traten así en nuestro propio país; no es posible que en Estados Unidos sí podamos manejar con licencia colombiana y aquí no podamos usar la licencia americana. Me pregunto cómo hacen quienes visitan el país y tienen que rentar un carro, o qué debemos hacer quienes ya no vivimos aquí, pero que venimos a pasar vacaciones.
Les agradezco mucho si me dicen a donde me dirijo para exponer este caso.
Jorge Russinnke
 
Los colegios también pueden ayudar
Aún recuerdo mi primera reunión con la coordinadora de las rutas del colegio de mi hija. Fue ya hace más de cinco años (ella tiene hoy 9 años) pero lo recuerdo como si fuera ayer.

Los padres habíamos tenido una reunión previa y estábamos de acuerdo con solicitar al colegio que recogieran a los alumnos lo más tarde posible. En ese momento había, aproximadamente, 700 mil vehículos menos en Bogotá.

Esto es aproximadamente un 40 por ciento menos del total del parque automotor, si mi estadística no me falla. Las obras de la ciudad se ejecutaban a ritmos adecuados y mal que bien con algo de planeación.

Un trayecto generalmente no tomaba más de una hora (tomo como ejemplo la calle 150 con autopista, al centro de Bogotá) y esto lógicamente permitía que nosotros los padres nos diéramos el lujo de solicitar que a nuestros hijos "no los hicieran madrugar". Y aún así, llegar a tiempo a nuestros trabajos.

Hoy el asunto es diferente y el panorama es oscuro. Sin embargo, algunos colegios aún no se suman e intentan entender las mañanas angustiosas que pasamos algunos padres de familia esperando las rutas de los colegios (cabe anotar que es difícil que lleguen a la hora que es) y luego intentando llegar a los lugares de trabajo, en donde hoy este mismo desplazamiento toma más de una hora y media (Hoy lo comprobé nuevamente). Esto, debido al caos generado por obras sin culminar que tienen paralizada a Bogotá, en donde se suman decisiones de cierres de vía por inviernos, etc.

Hoy me acerqué al colegio nuevamente buscando que se entendiera esta situación, la cual muchos de los padres lectores estoy seguro comparten. Están estudiando el caso y me dicen que no hay más rutas.

Como si esto requiriera de una investigación profunda para lograr entender que todos debemos aportar nuestro granito de arena y hacernos la vida más fácil. ¡Mientras tanto, tendré que llegar a mi oficina de 30 a 45 minutos más tarde!

Esto es solo un punto de vista diferente a la problemática de movilidad de la ciudad pero que pretende invitar a los colegios a flexibilizar los sistemas de transporte entendiendo que hoy definitivamente nuestros hijos deben madrugar.
Héctor Corredor
 

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.