Correo de los lectores sobre quejas, trámites y denuncias

Correo de los lectores sobre quejas, trámites y denuncias

Redacción Motor

05:00 a.m. 06 de enero del 2012

Es hora de exigirle respeto al Distrito

"Es verdaderamente increíble el descaro de nuestras autoridades ciudadanas, venir a exigir el certificado de revisión técnico-mecánica de un vehículo a los dos años de matriculado, sabiendo de hecho que, por la medida de pico y placa, éste no ha cumplido ni los 10 mil kilómetros porque dos días completos a la semana no se puede mover y, peor aún, sabiendo que la ciudad está, deteriorada, despedazada, restringida, limitada por  las obras inconclusas en su gran mayoría, técnicamente no aptas e insuficientes para el flujo, llenas de huecos, hundimientos y obstáculos que impiden circular, hechos que ocasionan, por demás,  pérdida de tiempo y una pésima calidad de vida.  Si hay algo que exaspera a un ser humano, es un trancón de tráfico.

Todo esto es un descaro y un abuso de autoridad, cuando deberíamos ser los ciudadanos contribuyentes los que tendríamos que exigirle al Distrito las condiciones técnicas para poder transitar en nuestros vehículos por las vías, sin el riesgo de accidentes por esquivar un hueco; sin tener que dañar el vehículo, soportar los trancones diarios por todas partes y a todas horas, oír la disculpa de que 'hoy Bogotá colapsó debido a un fuerte aguacero', o al agente de tránsito amenazando con 'inmovilizar el vehículo'.  

Somos unos resignados, débiles y faltos de carácter para seguir permitiendo estos atropellos, abusos, chantajes y trato que nos dan las autoridades: se ve que no han leído nunca a Saramago.  Les recomiendo el ensayo sobre la lucidez".

Jorge Arturo Pradilla Núñez

------------------------------------------

¡No, pues, tan machos!

"La entrada al centro comercial Andino se ha vuelto una pesadilla porque confluyen dos avenidas hacia la carrera 12, lugar de ingreso al lugar, pero también por las camionetazas de guardaespaldas que se abren paso a la brava y se parquean frente a los restaurantes de la zona, como me sucedió el pasado diciembre.

Una señora 'elegantísima' se me cuela y yo sigo normalmente detrás de ella (no me quedó más opción), con tan mala suerte de que viene escoltada por una 'burbuja' de vidrios oscuros. Como me ubico entre la 'dama' y sus lacayos, avanzar hasta el parqueadero del centro Andino se convierte en una tortura. Yo acelero, los 'varones' hacen lo mismo; desacelero, y me 'pegan' la camioneta a mi humilde carro. Y la 'dama', parqueada adelante, charlando por celular.

Sobra decir que no les importó trancar el paso de quienes querían seguir derecho por las carreras 12 hasta la calle 85, con tal de 'asustarme'.

No, pues, tan machos: amedrentando a una mujer, sola, en un vehículo pequeño, porque hizo respetar su puesto en la fila. ¿Se habrían atrevido a actuar igual junto a otro carro parecido al de ellos, manejado por otros infelices de su misma categoría? Lo dudo: como lo reconoció con lágrimas de cocodrilo su alter ego, Bolillo Gómez, no hay nadie más marica que un 'macho' que irrespeta a las mujeres".

Eugenia Vela 

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.