Correo de los lectores sobre trámites, denuncias y opiniones

Correo de los lectores sobre trámites, denuncias y opiniones

Redacción Motor

05:00 a.m. 29 de agosto del 2008

No saben usar el carril izquierdo

Tuve la oportunidad de salir el puente de Reyes y visitar la región de Melgar, Girardot y Espinal y quiero resaltar lo espléndida que está quedando la doble calzada que pasa a un lado de Fusagasugá y entre Melgar y la variante Girardot-Espinal. 

Sin embargo, a nivel de tráfico vehicular quiero denunciar la falta de conocimiento de nuestros conductores por la reglamentación que rige las normas de tránsito. La gran mayoría de ellos maneja por el carril izquierdo a velocidades desesperantes, que impiden el normal flujo en una vía como estas.

Falta mucho por educar y aquí la Policía de Carreteras tiene que cumplir una tarea pedagógica para evitar incidentes y accidentes. Ya es hora de que tengamos personal motorizado haciendo cumplir esta norma de ¿el carril izquierdo es sólo para adelantar¿ y no para pasear.

Así como se hizo cuando se implementó la norma de luces encendidas en carretera, hay que generar una campaña semejante para el uso adecuado del carril derecho e izquierdo. ¡Ánimo, que todavía podemos culturizarnos!

De igual manera, la Policía de Carreteras debe implementar en los peajes una campaña  preventiva, controlando aquellos vehículos cuyos stops no les funcionan y aquellos que manejan con exploradoras traseras cuando no existe el mínimo indicio de neblina y que sí podrían causar un accidente por encandilamiento. Increíble ver carros con una sola luz delantera y sus stops apagados, más aún en frenadas.

Basta hacerse próximo a los pagos de peaje, donde la frenada es obligatoria, y selectivamente hacer la revisión; con eso se minimizarían los accidentes y los conductores seríamos más cautos en la revisión de nuestros vehículos.

Alberto Núñez Molinares

Sobre los peajes y la movilidad

Quiero referirme a dos aspectos: peajes y movilidad. Se dice con razón que el costo de los peajes es de los más altos en el mundo. Qué bueno hacer una cruzada en el Congreso para buscar que, por Ley, los valores de los peajes no constituyan un abuso.

Muy parecido a lo logrado en las tarifas básicas de servicios públicos que realizó el congresista Fernando Castro.

El asunto de marchar horas detrás de uno o varios camiones a 20 o 30 kph es desgastante para un país.

Las autoridades, el alto Gobierno y el periodismo en general, aún con su mejor intención desconocen la gravedad de esto: el aumento del consumo de combustible, el aumento de la contaminación, la pérdida económica que representa la mala inversión de mayor tiempo consumido en un desplazamiento, etc.

Hace varios años tuve la oportunidad de conocer algunos países de Europa y allí ya tienen solucionado este problema.

No obstante, en nuestra atrasada Colombia no he visto en ninguna parte una solución tan sencilla, como es la presencia de tramos paralelos a la vía, de no más de 500 metros, donde obligatoriamente debe entrar el camión, para que los vehículos pequeños y rápidos lo sobrepasen con absoluta comodidad y libertad.

Si esto se pudiera hacer en el país en los puntos críticos ¿otro gallo cantaría¿ y evolucionaríamos 100 años hacia la civilización.

¿Cuándo aparecerá el ¿genio¿ que, en lugar de perseguir a los ciudadanos a punta de comparendos, promueva la construcción de las paralelas cortas de sobrepaso existentes en los países civilizados?

No sobra decir que el uso de estas paralelas cortas de sobrepaso sea de obligatorio cumplimiento para los camiones.

Javier Alvarado López

Sanciones proporcionales para los conductores

En estos días ha estado muy candente el tema de los accidentes de tránsito, en especial por el ocurrido en el sur de Bogotá y el de Tolú, en los cuales hubo varios muertos. Las personas piden penas altas y la Fiscalía pide que se cambie el tipo de delito.

Un accidente es un accidente, así se quiera sancionar con muchos años de cárcel a quien por desgracia o por irresponsabilidad lo ocasionó; no se puede pretender que un conductor pague muchos más años que los que paga un delincuente que comete un delito con premeditación; es cierto que debe pagar, pero debería ser con obras sociales u otra clase de sanción.

Lo que demuestran estos accidentes es que la prevención está sirviendo muy poco y que hace falta sancionar con más drasticidad la mala conducta de los conductores en las carreteras, pero ojalá antes de que ocurran las tragedias.

No es sino salir de Bogotá para ver que la mayoría de los ciclistas no usa chaleco, se ven motociclistas sin casco, se exceden los límites de velocidad, hay conductores embriagados, etc.

Pero no hay que salir de Bogotá para ver los mismo en las Américas; es más alto el número de ciclistas que transitan por esta vía que los que van por la ciclorruta; la mayoría de conductores va a más de 70 kph, los peatones no usan los puentes... y la Policía de Tránsito solo se ve en las horas de Pico y Placa o haciendo partes a carros mal parqueados. Deberían concentrarse también en las demás infracciones.

El Estado debe aumentar las campañas de prevención, prohibir los sitios de parqueo en lugares que expendan licor, quitar el pase y sancionar económicamente a los conductores que reincidan en faltas peligrosas, como cruzar semáforos en rojo, exceder limites de velocidad, manejar embriagados; y obligar a que todas las personas que tienen pase se les haga un examen de conducción y de conocimientos de las normas de conducción y, si no lo pasan, hacer que tomen un curso y sólo darles el pase hasta que los considere aptos para manejar.

Nelson Barbosa

El Ministro debería verlo con sus propios ojos

Tienen razón quienes dicen que los policías se esconden en los puntos críticos. Pero, críticos para nosotros los usuarios.

Por ejemplo, subiendo a La Línea ellos se atrincheran; pero no para cuidarnos de un posible ataque de la guerrilla hacia la parte alta de la montaña (no, ellos por allá ni se asoman) sino para caernos a los ciudadanos que, cansados de estar detrás de una tractomula todo el tiempo, aprovechamos la mas mínima recta para sobrepasar y, preciso, ellos están justo ahí, al final, para hacerlo orillar a uno.

Habría que invitar al Ministro de Transporte a viajar Calarcá, Ibagué o cualquiera de las rutas del país y que su copada agenda se vea seriamente afectada por la demora en el tránsito. Y que él también sea testigo de la política ¿más del azar¿ de la doble línea amarilla. Hay sitios en el plano y en recta en que parece que a la persona encargada se le olvido levantar la brocha.

Pienso que el ministro, a quien admiro por su tenacidad, debería pedirles a sus asesores que se revise esta política de la doble línea amarilla.

Alejandro Peláez M.

Todos deben identificarse

Quisiera saber si existe alguna norma o ley con la cual no se le permita a un ciudadano normal preguntar los datos de identificación de un agente de Policía.

Lo anterior porque hace poco fui victima de uno de esos agentes y al preguntar por los datos de identificación, recibí una respuesta un poco tosca.

Luis Alberto Báez

El número del chaleco del uniformado es el que lo identifica y la Policía Metropolitana de Tránsito tiene una línea habilitada para recibir quejas como la suya.

No hay límites mínimos de velocidad

Hay en Colombia un límite de velocidad de 80 kph. ¿Y la mínima de cuánto es?  Es increíble que uno vaya por la carretera y encuentre vehículos circulando a 30 kph.

Debe existir un mínimo, y creo que a estos vehículos que circulan a tan baja velocidad también se les debería multar. No siempre la alta velocidad produce accidentes, también la baja velocidad. Gracias

Julián Gómez

El Código Nacional de Tránsito contempla máximos, pero no mínimos de velocidad. Sin embargo, por ¿costumbre constitucional¿, los ¿lentejos¿ deben orillarse para darles paso a los que manejan como debe ser y andar por la derecha cuando se trata de calzadas de varios carriles.

Me amargaron la Navidad

El 24 de diciembre me parqueé un par de minutos en la famosa Zona G para comprar unas velas navideñas y cuando salí, la grúa se había llevado mi carro.

No discuto que las leyes son para cumplirlas, ¿pero qué sentido tiene llevarse un carro de un sitio en donde no estaba estorbando, justo el día de la Navidad? Y peor aún, ¿por qué jamás se llevan los carros de los dueños de los restaurantes, que parquean hasta 12 horas seguidas, de lunes a sábado? La arbitrariedad policial no descansa ni en vísperas del nacimiento de Jesús.

Lucía Figueroa

No hay control con los comparendos

¿Qué control existe por parte de la Secretaria de Movilidad en la base de datos de comparendos vía Internet? Me cargaron una multa cometida por otra persona porque el infractor se identificó con el número de mi cédula de ciudadanía.

Como necesitaba realizar la matrícula para un vehículo, no me la tramitaron hasta que no pagara el comparendo en el banco (del año 1998), a pesar de que los datos no coinciden con los míos. ¿Como puede aparecer el conductor con el mismo número de la cédula, cuando el agente de tránsito debe verificar los datos con el documento?

Edgar Buitrago P.
 

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.