Correo de los lectores sobre trámites y denuncias

Correo de los lectores sobre trámites y denuncias

Redacción Motor

05:00 a.m. 30 de abril del 2009

Por Acacías no solo circulan motos
Quiero elevar mi protesta por la persecución de la que estamos siendo víctimas los motociclistas por parte de las autoridades de tránsito del municipio de Acacías (Meta), pues para ellas al parecer solo existen las motos.

Todos los operativos y puestos de control están encaminados hacia este tipo de vehículos, con el argumento de reducir el índice de criminalidad en el municipio y dando a entender que -por ende- todos los conductores de motos son delincuentes. Los operativos son realizados en horas del día, cuando los ciudadanos se desplazan a sus labores cotidianas.

Otro de los argumentos consiste en "reducir el índice de accidentalidad", y para ello citan como excusa el alto índice de accidentes, sin tener en cuenta que el número de motos en este municipio se incrementó significativamente.

En contraste, vemos con extrañeza que para las autoridades de tránsito es de poca importancia que vehículos particulares circulen sin revisión técnico mecánica y que los de servicio público tampoco tengan control, pues muchos de ellos ruedan sin los debidos seguros y licencias de operación.

Yo me pregunto: ¿será que los conductores de motocicletas son los únicos infractores? ¿Será que los vehículos (públicos y particulares) no comenten infracciones? Dejo este par de preguntas para reflexionar.
Daniel Eduardo Arce


La Polca se parece a los 'chupas'
¿Por qué no iniciar un debate en favor de quienes, por alguna razón, tenemos que usar las costosísimas carreteras (permanentemente)? Nosotros estamos siendo explotados por la Policía de Carreteras, que hoy es muy parecida a la que hubo hace un tiempo en Bogotá, con los famosos 'chupas'.
Humberto Vesga

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.