Correo de los lectores sobre trámites y denuncias

Correo de los lectores sobre trámites y denuncias

Redacción Motor

05:00 a.m. 23 de diciembre del 2009

Ya ni vararse puede uno en Bogotá

"El día miércoles 16 de diciembre, mi conductor nos dejó a mi esposa y a mí a las 5:10 p.m. en el almacén Punto Blanco de la Calle 85 entre carreras 15 y 13. Para el efecto se estacionó momentáneamente en el costado sur de la calle 85 en el carril que fue construido para tal fin, y que por decisión absurda de un alcalde anterior se prohibió usar.

Después de habernos bajado, el conductor quiso encender el carro para realizar alguna vuelta antes de regresar por nosotros, con tan mala fortuna que por falla en la batería, el automóvil no quiso arrancar. Procedió entonces a llamar al servicio de carro taller de la compañía Liberty Seguros con quien poseemos el seguro general del carro y en donde le informaron que tardarían alrededor de 45 minutos en llegar. El tráfico no fue obstruido por nuestro carro.

En ese momento apareció un agente de tránsito en moto, quien sin aceptar la explicación de mi conductor de que se encontraba varado y de que esperaba el carro taller, procedió a ponerle un comparendo por estacionar en sitio prohibido.
 
Como diría un personaje de nuestra televisión,  "¡¿qué tal esto?!"  ¡Ya en Bogotá es prohibido vararse, so pena de recibir un comparendo!

Cuando llegó el servicio de asistencia, pasó en ese momento otro agente de tránsito y le conté lo sucedido, a lo que me respondió que podía impugnar el comparendo, pero que si el fallo era en mi contra y por haber transcurrido más de tres días, el valor de la multa se duplicaría, por lo que opté por pagarlo dentro de los tres días siguientes, sabiendo que uno siempre lleva las de perder, como se ha podido constatar en otras cartas similares a esta, publicadas por la sección Vehículos  y la revista Motor.
 
¡Qué injusticia! ¡Qué falta de solidaridad! ¡Qué soberbia! ¡Qué abuso de autoridad! Parece que tuvieran cubrir una cuota de comparendos a como dé lugar, más ahora en diciembre. Me siento robado por la ciudad".
Yosef Roitman S.

¿Qué hemos hecho para merecer un ministro como éste?

"Difícil arrancar por algún tema del Mintransporte, habiendo tantos y tan álgidos. Pero voy a hacer un esfuerzo.
 
1. ¿Qué hemos hecho los colombianos para tener que soportar un inútil, incompetente, ignorante, absurdo, incoherente Ministro de Transporte como este? Pero aun más, ¿qué hemos hecho para que este señor, que no tiene igual en la historia del país, siga atornillado al puesto? Respuesta difícil, claro que yo sospecho una razón, pero es complicado decirla.

2. Él cree que todos somos iguales a él, por eso pone a todo un país a moverse a 80 kph. Qué desperdicio de recursos: invertir tanto en dobles calzadas para que vayamos a 80 kph. ¡No deberían hacer más dobles calzadas!
Si ustedes miran, esa velocidad es equivalente a 50 millas por hora, eso ni en las ciudades gringas, pero obvio que en el país del marrano, subir los topes a 120 kph, como ordena la ley que este ministro se pasa por la faja olímpicamente, indicaría que no habría más multas por velocidad.
Pero al marrano hay que pelarlo como sea, hay que sacarle la platica a cualquier precio, esa es la única razón por la cual no respetan la ley.
 
3. ¿Qué tal la doble línea amarilla en rectas de hasta 800 metros en la vía a Girardot por La Mesa? Pretenden hacernos ir detrás de los camiones durante cinco o más horas, eso es de payasos. La Policía se hace su banquete y despluma el ganso con el menor número de graznidos posible.
 
4. Lo del Runt, otra perla de este señor, quien tiene un mérito grande: todo lo que hace lo hace mal, todo es improvisado, y lo que no hace, pero que toca, lo desbarata. Tenemos que protestar de alguna forma y hacer que cambien a este incompetente.
 
Todo esto, en cualquier país del mundo, sería objeto de debate, pero acá somos y asumimos nuestra condición de marranos. Propongo entonces que el Congreso emita una ley por medio de la cual se cambie el cóndor del escudo nacional por un marrano, de esa forma nos terminamos de identificar y asumimos con gallardía nuestra condición.
 
Un saludo y espero que sigan defendiendo al automovilista que es el marrano por excelencia".
Juan Carlos Martínez

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.