Correo de los lectores sobre trámites, quejas y denuncias

Correo de los lectores sobre trámites, quejas y denuncias

Redacción Motor

05:00 a.m. 23 de septiembre del 2008

Trabalenguas automovilístico

Si dos vehículos viajan por una curva y sobre una calzada doble (aunque por el carril izquierdo, es decir, el rápido), y se presenta un obstáculo ¿digamos, un perro- y el primer carro disminuye la velocidad (no para), pero en cambio el carro que viene atrás sí frena, dejando una huella de 11 metros, y ocasiona que una moto que viene atrás colisione con él, ¿hay culpabilidad del primer carro que disminuye la velocidad para no atropellar al perro, o del segundo auto y la moto, que no mantuvieron las respectivas distancias? Aclaro que el carro que deja la huella de 11 metros no golpea al que desacelera. 

Sus comentarios sobre accidentalidad son muy buenos. Espero que me resuelvan mi duda. Gracias

Omar

Veamos: al desacelerar, el primer carro evita que el segundo, que seguramente viene distraído, frene la no despreciable distancia de 11 metros y provoque la caída del motociclista. Pero nos quedan un par de dudas: ¿por qué los tres vienen circulando por el carril izquierdo, si la norma dice que este solo es para adelantar? ¿Qué hace la moto por ese mismo carril, si el Código de Tránsito la obliga a transitar a un metro del borde de la carretera? ¿Por qué un perro se pasea orondo por una autopista? 

El primer carro actuó bien, en la medida en que evitó un accidente con el segundo y, de paso, le salvó la vida al animal, luego no tiene la culpa; el segundo aplicó los frenos adecuadamente (aunque quizás le bastaba desacelerar) y evitó estrellarse contra el primero. Bien. La moto no alcanzó a frenar y colisionó porque no tuvo espacio para maniobrar¿ ¿Venía a exceso de velocidad, como los otros dos? Habrá que preguntarle al perro.

Redacción Vehículos

¿Solo cazan a los infractores del Pico y placa?

Capté una escena curiosa en la NQS con calle 80 de Bogotá. Me llamó la atención un motociclista con placa BGO11B, chaleco AJP01 y casco sin número. Lo que más curiosidad me dio fue que el agente de tránsito, con placa BOF81, a quien no se le ve número de chaleco por culpa del maletero de su moto, pasó por el lado, observó la anomalía, pero no hizo nada. ¡Definitivamente siguen con la mentalidad de cazar tan solo a los de Pico y placa y a los 'evasores' de la revisión técnico-mecánica!

Carlos Martínez

Que cobren, en lugar de dar 'rebajitas'

El sábado 13 de septiembre, en la sección Vehículos, leí con estupor que ya sólo faltaba la firma del Alcalde Mayor para que fuera un hecho la rebaja de las deudas por concepto de comparendos. Qué pena, nos estamos acostumbrando a aquello de que "si no puedes con el enemigo, únete a él".   

Qué tristeza ver que elegimos representantes que no se amarran los pantalones, por eso estamos como estamos. Cómo es posible que aquí se premie el hecho de ser, prácticamente, un delincuente, ¿o no lo son estas personas que, a diario y sin ningún pudor, se llenan de comparendos y que con decir "uno más, uno menos, que más da¿", y listo? 

¿No lo son con el hecho de portar una licencia de conducción falsa, pues incurren en falsedad en documento público? Muy seguramente, si a mí me detienen en mi carro particular con mi licencia falsa, a la guandoca voy a dar...   

Pero la Secretaría de Movilidad se proyecta, y dice que cada tres meses enviará el reporte de comparendos a las empresas para que éstas se abstengan de contratar a estos personajes. 

¿Por qué no más bien se hace a diario, en la calle? Para eso existen las bases de datos, así como cuando a uno, como ciudadano de bien, lo bajan de un bus o una buseta para verificar su cédula y ver si es requerido por la justicia, a través de un teléfono o radio de la Policía. ¿Por qué no se hace lo mismo con las cédulas de los conductores de servicio público y se detienen en el acto ya que, repito, portan documentos públicos falsos y aparte de eso le deben esta vida y la otra al Distrito? 

Estoy convencido de que si se hace esto, se generaría empleo para las personas que en realidad trabajan dentro de la Ley. Señor Alcalde y señor Secretario de Tránsito, en vez de estar dando rebajitas, ¿por qué no se dedican a cobrar? Necesitamos que nos arreglen las vías de los barrios, recuerden que el servicio particular paga sobretasa a la gasolina y somos los más cumplidos para pagar cuando nos equivocamos.

Aníbal García


¡Pilas con las plumillas desajustadas!

El viernes pasado visité a un hermano y dejé mi vehículo en la calle. Después de despedirme y abordar el carro, procedí a activar los limpiaparabrisas y cuál no sería mi sorpresa cuando vi que una de las plumillas se desprendió del brazo que la sostiene y quedó sobre el capó. 

Mi primera reacción fue la de disminuir la velocidad y alcancé a pensar en frenar para recuperarla y ponerla en su sitio, pero en mi profesión he aprendido a ser precavido. De inmediato miré mis espejos retrovisores y me di cuenta de que me estaba siguiendo otro carro con cuatro ocupantes (todos hombres). Por ese motivo aborté mi primera reacción y lo que hice fue acelerar hasta un lugar más seguro. 

Para mi buena suerte, encontré una licorera, en donde se encontraban departiendo varias personas. Escogí ese lugar para dejar que el otro vehículo me adelantara, después de seguirme siete cuadras. Cuando esto pasó, los tipos me insultaron. 

Este es un pequeño resumen de lo vivido esa noche, por lo que concluí lo siguiente: los tipos, al parecer, no pudieron abrir el vehículo. Cuando eso sucede, en forma intencional, desajustan una de las plumillas. Como es temporada de lluvias, lo que uno hace de primero es limpiar el parabrisas. 

Al desprenderse la plumilla, la reacción inmediata es la de apagar el sistema para evitar que se raye el vidrio, frenar para bajarse a recuperarla y evitar la pérdida de la misma, ocasión que aprovechan los individuos para abordarlo a uno y robarle el carro. 

Espero que esto sirva para evitar muchos robos y tengan en cuenta que viene la época de Navidad, en donde se alborotan los delincuentes.  Cuéntenle a sus familiares, amigos y conocidos, y si les sucede esto o algo parecido, no se bajen de inmediato de su carro. Continúen hasta llegar a un lugar seguro.

Juan David Correa C., asistente de ingeniería, Dirección de Planeación y Transporte.
 

Elementos para el botiquín

Soy un lector incondicional de Motor desde que se comenzó a publicar. Felicitaciones por todo lo que ustedes hacen por los que de alguna manera estamos inmersos en esta cultura. Mi pregunta puntual se refiere al equipo de carretera que ordena la norma respectiva, concretamente los elementos que debe contener el maletín de primeros auxilios.

Luis Enrique Villalobos

El Código Nacional de Tránsito obliga a llevar los siguientes implementos de seguridad en el vehículo:

Cuñas para asegurar el vehículo.

Gato, cruceta y llanta de repuesto en perfecto estado.

Juego básico de herramientas para reparaciones de emergencia.

Triángulos de emergencia reflectivos.

Extintor de incendios con carga plena.

Linterna.

Botiquín de primeros auxilios con medicamentos vigentes. 

La Cruz Roja Colombiana recomienda cargar en el botiquín: antisépticos, como 'isodine' o alcohol al 70 por ciento; material de curación, como gasa o curas; instrumental, como tijeras de borde redondo o navaja y otros medicamentos, como aspirina, alka seltzer o 'mareamina'.
Redacción Vehículos

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.