Correo de los lectores sobre trámites, quejas y denuncias

Correo de los lectores sobre trámites, quejas y denuncias

Redacción Motor

05:00 a.m. 03 de octubre del 2008

Ni prender las luces se les exige

¿Qué posibilidad habrá de proponerle al Ministro de Transporte o a la Secretaría de la Movilidad que los buses tengan la obligatoriedad de prender las luces en todo momento? Es muy frecuente ver en Bogotá buses con las luces apagadas en la noche, lo cual es un absurdo desde todo punto de vista.

Hernán Fernández 
 

No hay quién controle a las volquetas

A propósito del impresionante auge de la construcción en Bogotá y de sus municipios aledaños, se ha vuelto latente el grave problema de las volquetas, que arrojan todo tipo de escombros, como arena, piedras, grandes rocas y barro por la parte trasera, sin que autoridad alguna haga algo al respecto para controlar que este tipo de vehículos lleven bien cerrado su compartimiento de carga, o coloquen algún tipo de malla que garantice que no viertan su contenido por todas las calles de la ciudad y demás  corredores viales que comunican a Bogotá con sus municipios vecinos. 

Esto pone en peligro hasta la misma vida de miles de conductores que se ven obligados a transitar detrás de estas volquetas. Les arrojan piedras, dejando súbitamente sin visibilidad a los conductores. Los ponen  en riesgo de colisión. 

Por otra parte, estos escombros caen sin misericordia encima de los capós de los vehículos, sumiéndolos; cuando no son las piedras que impactan en la pintura, averiándola seriamente. 

Pero también es grave que calles y avenidas queden intransitables cuando una volqueta circula  arrojando a su paso piedras, barro y hasta rocas, destrozándolas y poniendo en peligro la circulación de los vehículos. Las autoridades de Policía de Tránsito y de Carreteras, así como las secretarías de Movilidad de Bogotá y secretarías de tránsito de los municipios vecinos, deberían ejercer un control más riguroso y estricto sobre este tipo de vehículos, porque para todos los conductores se nos está convirtiendo en un verdadero vía crucis transitar detrás de estas volquetas y camiones, esperando que una roca nos caiga encima. 

Y lo peor es que a la hora de reclamar a los conductores de las volquetas y a sus dueños por los daños ocasionados a los vehículos, nadie responde.

Luis Pérez

 
¿Qué tipo de conductores contrata Cmt?

En solidaridad con el Pico y placa de la ciudad, decidí hace ya varios meses no sacar mi carro los días que me tocan y más bien recurrir al precario servicio público que ofrece Bogotá. Pero lo que viví hoy jueves 2 de octubre a las 9 de la mañana me convenció de que es imposible ser solidarios cuando la movilidad de la ciudad está en manos de conductores que rayan en la delincuencia. 

Un imbécil que no pasará de los 30 años, al volante de una buseta roja de la compañía Cmt, marcada con el número 66031 y de placas SIN389 cometió todo tipo de atropellos contra los pasajeros y los transeúntes durante el tiempo que tuve la desgracia de estar viajando en ella. 

Para empezar, un señor de edad se subió con dos pequeños bultos y, luego de regañarlo por los paquetes que llevaba, le 'botó' las monedas de las vueltas. Una de ellas cayó a la calle, más exactamente en el cruce de la carrera 11 con calle 72.  El cretino no tuvo ningún reparo en detenerse en la mitad de la vía y decirle al pasajero que se bajara a recoger la moneda (era de 100 pesos) porque él no le daría otra. 

De ahí en adelante todo fue como estar en una pista de carros chocones. Los poquitos pasajeros agarrados de nuestras sillas, mientras el envalentonado, a toda velocidad, correteaba peatones, cerraba vehículos, se pasaba los semáforos en rojo y no se detenía a recoger más pasajeros (suerte para ellos). 

Ya en la calle 53, casi a la altura de Galerías, decidió parar (tan querido...), pero no aguantó que una señora de edad no se subiera rápidamente... ¡decidió arrancar, mientras ella trataba de treparse, y la tumbó hacia el andén! A pesar de nuestros reclamos, siguió como si nada hubiera pasado y más bien arreció la velocidad. Yo me pregunto: ¿en dónde está la Policía de Tránsito? Ah, sí, tratando de pescar a los infractores del Pico y placa. Es lo único que saben hacer...

Gloria Jiménez

 
Los buses no se han ido de la NQS

¿Qué está sucediendo con las rutas de buses que habían desaparecido por la avenida Suba y NQS, las cuales hoy -sorprendidos- vemos cómo las han autorizado de nuevo, aun cuando el TransMilenio opera casi en el 80 por ciento de esas rutas? 

Lo anterior está otra vez generando congestión sobre estas vías. ¿Por qué no planifican rutas circulares que lleguen hasta donde el TransMilenio termina o inicia el recorrido, si no hay alimentadores para ese trayecto? Por favor, señor Alcalde, no echemos para atrás los avances que tanto costaron a otras administraciones.
Jairo Duque
 

 

Hay que respetar los límites

Me gustaría que me ayudaran a aclarar la duda que tengo sobre los límites de velocidad autorizados por el gobierno a la fecha. Entiendo que ya fue sancionada por el presidente la ley para aumentar los límites de velocidad, a 80 y 120 kph. ¿Qué pasa con la Policía de transito en las diferentes zonas del país? ¿Ya aplican estos límites o aún trabajan sobre los anteriores?

Jairo González

Aunque, efectivamente, fue aprobado el aumento de velocidad para algunas carreteras y avenidas del país, aún no se ha reglamentado. Los límites actules (80 kph para carretera y 60 kph para avenidas urbanas) siguen vigentes.

 
Sobre el traspaso abierto

Vendí un automóvil 1955 en 1976, hice promesa de compraventa y llené el formulario de traspaso, pero hace cuatro años me llegó un oficio de impuestos, cobrándome, pues el automóvil aun figura a mi nombre. 

De acuerdo a la resolución 3275, ¿que puedo hacer? Cuando me llegó la citación, llevé los documentos, incluyendo mi declaración de renta del 76 y 77, en donde consta que vendí el carro y compré otro. La respuesta que me dieron fue que el carro figura a mi nombre, así que debo esperar a que me requieran legalmente para que presente los papeles y demande al comprador por obligación no cumplida. 

Pero van cuatro años y no me han vuelto a notificar. ¿Ahora con esa nueva resolución, se puede aplicar retroactiva?

Jaime Mejía

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.