Correo de los lectores sobre trámites, quejas y denuncias

Correo de los lectores sobre trámites, quejas y denuncias

Redacción Motor

05:00 a.m. 10 de octubre del 2008

Carulla Paulo VI, aún sin solución
Ya he enviado varias misivas tanto a ustedes, que las han publicado en diferentes ocasiones como 'Vivir cerca a Carulla Paulo VI. La última fue el 3 de febrero de este año.

En ellas cuento cómo dicho supermercado no tiene zona de parqueo, lo cual ocasiona un trancón permanente, perjudicando a quienes, como yo, vivimos una cuadra adelante de la entrada al barrio, por la calle 53. Ni hablar de los fines de semana, que comienza muchas veces desde las 9 de la mañana.

Esta vez adjunto fotos: como podrán darse cuenta, hay hasta un camión aparcado en doble fila. Y claro, ya existen los 'dueños de la calle', que hacen su agosto con el tráfico. Todavía me pregunto, ¿cómo dejan funcionar este supermercado sin zonas de parqueo?
Graciela Suárez


¿Por qué no tenemos buses de piso bajo?
Se habla mucho del sistema TransMilenio, que han mejorado en parte el servicio de transporte masivo de pasajeros en la ciudad, pero choca con el viejo sistema de transporte de buses, busetas y colectivos, que en la mayoría de los casos son vehículos artesanales y sus acabados y adecuaciones van de acuerdo con los criterios de los propios dueños, porque al parecer no existen normas o legislación que regule su fabricación.

Es decir, la mayoría son antitécnicos, antiergonómicos, antihigiénicos etc. (además de que son construidos sobre chasis de camión). 

El sistema TransMilenio, por si solo, no podrá satisfacer el cubrimiento total del servicio en la ciudad y por eso creo que debe ser integrado con los otros medios de transporte de pasajeros, es decir, con buses que cumplan con normatividades que ya se están aplicando en muchos lugares del mundo (Europa, Norteamérica, Chile, Argentina, Brasil, China y otros países).

Me refiero a los 'buses de piso bajo', que por su diseño y construcción están pensados para mejorar la calidad de vida de los usuarios, porque hasta los discapacitados, personas de la tercera edad, madres con bebés en coches y otros, pueden entrar ó salir de ellos con suma facilidad.

La verdad, implementar el sistema TransMilenio es muy costoso por la infraestructura que requiere y por los mismos buses articulados que no son nada baratos. Y ni hablar del metro.

Un buen ejemplo son las ciudades de Buenos Aires y Santiago de Chile, que a pesar de tener metro, cuentan con un parque de buses de piso bajo, en los que al abordar no hay que subir ninguna grada o escalón, y lo mismo al bajarse, porque al orillarse al andén casi quedan a nivel de éste y tienen una rampa para permitir el fácil acceso de los pasajeros en sillas de ruedas ó bebes en coches.

Estos buses no cuestan ni la mitad de lo que vale un articulado, ni requieren la infraestructura del sistema TransMilenio, y los hay en varios tamaños, para los diferentes sectores de la ciudad en donde ni el metro ni el articulado podrán llegar nunca.

Pienso que los buses alimentadores del TransMilenio debieron hacerlos de piso bajo, ya que me he dado cuenta que algunos de estos no facilitan el libre acceso a personas en sillas de ruedas y otros discapacitados y también están construidos sobre chasis de camión, lo que los hace demasiado altos (casi un metro desde el nivel del piso), y un bus de piso bajo solo tiene 39 centímetros desde el nivel de la calzada.
Luis Eduardo Hamon


¿Quién arregla la movilidad en el norte?
Leí el artículo sobre movilidad que publicaron en la sección Vehículos, pero quisiera resaltar que no solo tenemos estos problemas: también nos afectan los arreglos que se están haciendo en las vías capitalinas, si arreglan una calle no acondicionan otras para poder transitar fácilmente.

Tenemos un problema con el arreglo de la calle 183: no habilitaron otras calles para circular más fácilmente. Las calles 187 y 182 no las señalizaron y allí los conductores parquean a lado y lado, afectando la movilidad. En estos sitios es donde deben de estar los señores de tránsito para colaborar con todos los sufridos habitantes del sector. Allí lograrían cumplir con su tarea de comparendos más fácilmente, como mínimo harían diarios unos 80.

¡Pilas, señores de tránsito, envíen varias unidades para que vean que es cierto lo que les digo!
Diego Villarreal

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.