Correo de los lectores sobre trámites, quejas y denuncias

Correo de los lectores sobre trámites, quejas y denuncias

Redacción Motor

05:00 a.m. 15 de enero del 2010

Mi empresa se está afectando por el desorden de Mintransporte
¿Cómo puedo demostrar que mi licencia de Categoría 2 es legal, si antes aparecía en el Ministerio de Transporte y ahora no? Yo mismo diligencié dicha licencia, pero resulta que ahora me aparecen cuatro multas que no son mías y que hacen parte de una denuncia por falsedad personal que yo mismo instauré en noviembre del 2009.
Ya están aportadas las pruebas en las que demuestro que no fui yo el responsable de estas faltas a la normas de tránsito, pues los partes fueron cometidos en los años 98, 99 y 2000, y para esa fecha laboraba con Bavaria. ¿Quién es el responsable de los daños económicos que me han causado, pues mi empresa la muevo en moto, con la distribución de mis productos, en los departamentos del Huila, Caquetá, Tolima, Cundinamarca, Caldas, el Eje Cafetero y Cauca?
El banco ya me está cancelando todos los productos, pues mis ingresos están seriamente afectados; el daño moral a mi familia pues es grande, pues esta Navidad fue negra.
Si esta distribución la hago en bus, los costos son enormes pues, por tiempo, son muchos los clientes que dejo de atender y ellos caen en manos de la competencia.
José Eugenio González Horta

---------------------------------------
¡Para qué fácil, si difícil también se puede!
Felicito al Ministro de Transporte y a la Policía Nacional por el apoyo brindado en estas vacaciones en las carreteras nacionales.
Les comento el porqué de esta felicitación: salí de Bogotá hacia Girardot el 23 de diciembre, y en el Alto Rosas me encontré con un ciclista, el cual me acompañó hasta Fusagasugá; es decir, en todo este trayecto me tomó el mismo tiempo que al ciclista.
La demarcación de la famosa doble línea amarilla, estoy seguro, no se hizo técnicamente, pues hay tramos en los cuales -por la visibilidad- es posible realizar sobrepasos de vehículos pesados o lentos con total seguridad. Cuando existen estos tramos, además de la línea amarilla, la Policía coloca sus famosos conitos, lo cual impide una mejor movilidad.
Hasta ese día entendí que al mencionado ministro, el cerebro no le puede funcionar a más de 80 kph.
¿Cómo es posible que un país tenga un funcionario así, que se pasa las leyes por la faja? ¿Cómo para bajar el límite de velocidad no hubo que realizar estudio alguno? En este país es lo mismo: si vamos como el cangrejo de para atrás, bienvenidas las decisiones, pero si es para avanzar, nada mejor que obstaculizar.
'Para qué fácil, si difícil también se puede', debería ser el lema de este ministro.
Ojalá publicaran esta nota, pues es injusto que por el pensamiento minimalista de funcionarios públicos se afecte a un país. ¿El dichoso 'ministro' se habrá puesto a hacer cuentas del consumo y desperdicio de gasolina de todos los vehículos, cuando ruedan a su velocidad cerebral?
Así las cosas, ahorrémonos la inversión en dobles calzadas, pues nos rinde más en cicla.
Luis Augusto Martínez

---------------------------------------
Deberían recordarnos las normas de convivencia vial
Después de 30 años de haberme ido de Colombia, hace poco volví, en gran parte porque sentí que había una gran mejoría en el país (aunque falte mucho trabajo por hacer), y muy específicamente por la mejoría de Bogotá, que es en donde resido.
No tengo carro y posiblemente nunca lo tendré, o sea, camino mucho. Pero estoy confundido sobre cuándo el peatón tiene la vía. Le he preguntado a mucha gente que maneja y me han dado una variedad de respuestas contradictorias.
En muchos casos, pareciera que el carro siempre la tiene, no sólo porque se toma la vía, sino porque los peatones se la dan; esto me hace sentir en la época de La Conquista, cuando el conquistador, a caballo, tranquilamente le echaba la bestia al indio que osara atravesarse en su camino, sin el menor remordimiento.
Y luego también he visto lo contrario: el peatón, que en sus nervios o por estar distraído, ir de prisa o querer pasarse de listo, se lanza a la calle, justo cuando vienen los carros, acción no sólo temeraria, sino suicida.
Entre los muchos progresos cívicos que indudablemente ha habido en la ciudad, creo que hace falta educar tanto a conductores como a peatones. Quizás en los colegios se deberían enseñar las reglas, y las oficinas de Tránsito deberían ser más rigurosas a la hora de otorgar pases.
Así mismo, no sólo los encargados de la movilidad, sino también los medios (sobre todo los de ustedes, que tocan estos temas), deberían recordarnos con más regularidad cuáles son las reglas que hay respecto al uso de las vías, porque de veras hay mucha confusión y todo el resto del mundo parece entender algo diferente.
Miguel Murillo

---------------------------------------
Yo recomiendo no fumar en ningún carro
Leyendo nuestro periódico EL TIEMPO del 9 de enero, encontré una queja de nuestro lector y amigo Juan Sebastián Calero, a quien le impusieron un comparendo por fumar en su vehículo de servicio particular.
Les comento que, de acuerdo con un fallo de la Corte Constitucional, se declaró inexequible la parte del Código Nacional de Tránsito que dice "servicio publico", por lo cual la infracción la cometen todos los que fumen dentro de un vehículo, independientemente del tipo de servicio que presten (público o particular), toda vez que igual riesgo corren los ocupantes de cualquier carro cuando el conductor está fumando.
Le recomiendo a nuestro amigo lector, por el bien de él y el de los no fumadores, que deje ese vicio e invierta la platica en algo que valga la pena.
Luis Óscar Mejía

---------------------------------------
Aunque estén 'alienadas', las luces hay que 'alinearlas'
En la página de EL TIEMPO Vehículos 3-7 del 26 de diciembre aparece la "alienación" de luces para salir tranquilo a pasear. Yo creo que tienen ustedes razón, porque con las líneas amarillas continuas (alienadas) de un pueblo hasta el otro, con los límites de velocidad (alienados) que no se han regulado, con la Policía de Carreteras detrás de un número (alienado) de comparendos, es bueno salir con las luces también 'alienadas' para ver si a uno le va bien en el paseo. Y si a eso se le suma que "las de freno (rojas) alumbran con mayor intensidad que los stops...", está uno hecho. Un abrazo.
Arq. Gabriel Argüelles N.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.