Correos de los lectores rechazando al medida del Pico y Placa

Empresas, gremios, personas naturales, turistas, transeúntes, llaneros y ene mil personas más están inconformes con la medida de Pico y Placa. Respuesta de los lectores al editorial de Motor.

Redacción Motor

05:00 a.m. 13 de febrero del 2009

 El delito de tener carro

Después de una semana en que los dueños de carros particulares que fueron obligados a dejar su carro dos días guardado, los empleados y dueños de pequeñas y medianas empresas, los padres de familia, las entidades públicas y privadas y sus empleados que vieron afectadas sus economías, se manifestaron e hicieron sonar sus válidos puntos en contra de la medida y a favor de la libre movilidad.

Ante las graves consecuencias que esta decisión deja para muchos, los ciudadanos reclaman atención, requieren soluciones urgentes y a su vez, presentan nuevas e interesantes propuestas para ayudar a la movilidad en la capital,  por que consideran que para mejorar la movilidad no hay que restringirla. Así lo manifestaron en respuesta al editorial de José Clopatofsky, director de la Revista Motor.


¿Cómo es posible?
"¿Cómo es posible que el alcalde le esté quitando el 40 por ciento de las posibilidades de sustento a más de 500 mil familias a través de un trabajo honesto, que depende exclusivamente de su vehículo?
¿Cómo es posible que este irresponsable señor no haya mandado a hacer estudios serios sobre los flujos vehiculares de las diferentes vías principales de la ciudad, donde lo único que se debe hacer es determinar horas, medir la cantidad de vehículos que transitan, sacar promedios, generar ponderados y diseñar un sistema de semaforización coherente con los resultados, que permita establecer unas zonas de la ciudad con olas verdes a horas pico, con doble tiempo de paso para el sentido congestionado? (...)
¿Cómo es posible que este político reverse lo escasamente alcanzado por Cómo añoramos las épocas de la cultura ciudadana, pero nos tenemos que contentar con la 'chabacanería' de las políticas improvisadas".
Bernardo Villa
 

La alcaldada del alcalde
"(...) Las congestiones de tráfico que se presentan hoy demuestran que lo que falta es gestión de éste y otros alcaldes anteriores: hay que hacer puentes, viaductos, vías rápidas como la NQS, sin tanto semáforo, o den alternativas serias de transporte público decente. Por ejemplo: ¿dónde están las obras o al menos el dinero de la valorización que ya pagamos los ciudadanos para solucionar el trancón de la 15 con la 100? La gente tiene derecho a su vehículo particular, gústeles o no a Peñalosa, Mockus, Garzón y Moreno".
Rafael González Zamorano


Pretenden tapar el sol con un dedo
"(...) Las soluciones al problema de la movilidad son múltiples y variadas y ninguna de ellas va ligada a la satanización de los carros particulares.
Hay que planear la ciudad, hay que solucionar los antiguos errores de falta de planeación, hay que hacer más y mejores vías, hay que mantener en buen estado las vías que tenemos, hay que abrir más espacio a los vehículos (no más andenes sobredimensionados), hay que educar a conductores, peatones, ciclistas, motociclistas, etc. 
Hay que sacar de las vías principales a zorreros y recicladores, hay que hacer cumplir las normas y castigar severamente su incumplimiento. Pero por encima de todo ello es indispensable mejorar la oferta, calidad y seguridad del transporte público mediante el TransMilenio, el metro, el tren de cercanías, etc. Cuando la persona tenga buenas alternativas de transporte público sí se puede pensar en tomar decisiones y proponer medidas que desestimulen el uso del carro particular".
Carlos Alberto Gómez Gómez


Una empresa parada por el pico y placa
"Después de leer su editorial de la Motor del 11 de febrero, parece que somos muchos los que opinamos que la medida del alcalde Moreno ya pasa de ridícula a absurda, considerando las consecuencias económicas para la gente.
Soy propietario de una pyme que produce e importa materias primas, que le da trabajo a 11 personas y ya experimenté lo que significa tener parado el único vehículo que tenemos para los despachos (un furgón para 3.5 toneladas) que literalmente es el que mueve nuestra empresa y nos permite atender a nuestra importante clientela.
Es increíble cómo el Alcalde no piensa en que en esta época de crisis mundial y con señales de que la economía del país no va a tener un buen año, él nos remata con una estocada directa al corazón de la economía bogotana. Por simple lógica el debería pensar en que hay que incentivar la inversión y el aumento de puestos de trabajo en Bogotá, pero parece que después de tantas críticas a que no hacía nada, él terminó embarrándola(...)".
Pedro M. Alemán

Bogotá se ha vuelto invivible
"Soy suscriptor de EL TIEMPO y leo con mucho interés sus editoriales de la Revista Motor y, respecto a la última, debo decirles que me parece
sencillamente extraordinario. Ustedes se han convertido en un auténtico vocero de miles de bogotanos a quienes en mala hora nos ha tocado
soportar las dos últimas alcaldías.
No solo se encuentra la ciudad en las peores condiciones de deterioro, desorden, inseguridad, desaseo, sino que a sus habitantes se nos convirtió en invivible. Y ahora con la prohibición de tener vehículo particular (...).
No soportemos más las alcaldadas y desaciertos de estos gobernantes
mediocres en lo que hace a la dirección de una ciudad de la importancia de Bogotá que, indudablemente merece otro destino".
Jaime Tolosa Ospina  

Hagamos respetar las normas
"No encuentro explicación (a no ser que sea mal pensada...) para que el Alcalde no haga algo tan sencillo y barato para aliviar en algo el caos del tráfico bogotano: ordenar a su Secretario de (In)Movilidad que haga cumplir las normas del Código de Tránsito existente. Por ejemplo, sancionando (no con inútiles comparendos educativos) el parqueo en las vías de alto tráfico, como la Avenida Chile, la calle 74 o la carrera Séptima (...)".
F. Garcia


Un solo día a la semana
"Me parece que el Alcalde de Bogotá ha debido tener varias opciones para presentar con respecto a la movilidad en la ciudad y no ampararse en una encuesta, que tal vez se le hizo a solo 700 personas, para implementar el pico y placa todo el día. De hecho, esta encuesta se ha debido adelantar con los datos que aparecen en el Soat para preguntarles a los conductores quiénes son los que serían beneficiados o los perjudicados al final del ejercicio).
Ante la obligatoriedad de la aplicación, yo propongo que esta norma se aplique durante 24 horas pero que solo involucre 2 placas por día. Por ejemplo, 1 y 2 Lunes, 3 y 4 martes, 5 y 6 miércoles, 7 y 8 jueves, 9 y 0 viernes, y  hacer la rotación de números cada seis meses. Creo que nosotros los conductores haríamos el esfuerzo de quedarnos todo un día sin carro, pero solo 1 a la semana".
Ricardo Loboguerrero

En Medellín fracasó
"Espectacular, por decir lo menos, el editorial de la revista Motor del pasado miércoles con relación al abuso del Alcalde de Bogotá en la solución planteada al problema de movilidad. Se demuestra la gran ignorancia en la aplicación de la medida. Igual o peor solución se planteó en Medellín, donde igualmente para resolver los frecuentes trancones, en lugar de convocar un grupo de expertos propusieron los dos días de Pico y Placa durante todo el día y la reacción no se hizo esperar: la gente compró otro carro para saltarse la norma y esto, obviamente empeoró el caos (...)".
Nelson Mejía Ramos

Asociación de particulares
"La página editorial de Motor me suscita un enorme sentimiento de solidaridad. Yo  como cualquier ciudadano 'de a carro', ya no de a pie, siento el atropello injustificado que se describe y me enoja el irrespeto y abuso de nuestros mandatarios de turno, tomando medidas arbitrarias, sesgadas y anti-técnicas como ésta. Pienso que todo poder  abusivo se nutre de la indefensión y la imposibilidad  de resistencia de quienes son sometidos al abuso.
Yo exhorto al director de la revista, José Clopatofsky, y lo propongo para liderar la promoción o fortalecimiento -si es que ya existe - de una asociación de usuarios de vehículos particulares que propenda por la racionalización del uso y tenencia del mismo, dentro de los criterios del bien común, pero en el derecho de la exigencia al respeto y equidad de nuestra condición (...)".
Jairo Valencia Torres


Más caro el remedio que la enfermedad
"Señor Clopatofsky, felicitaciones por ese tan buen editorial. Parece que con los anuncios de la recesión económica mundial, los administradores de nuestra capital han querido unirse al cúmulo de dificultades económicas, dejándonos a quienes utilizamos nuestro vehículo como herramienta de trabajo, prácticamente desempleados dos días a la semana.
El señor director de movilidad es el saliente gerente de TransMilenio, y cómo no va a empeñarse en que la gente guarde el carro para que utilice este medio de transporte, el cual no ha sido una óptima solución, pues solo hay que ver que las filas para comprar una tarjeta son interminables y mientras pasa la ruta que le sirve al usuario, pasa mucho más tiempo que el empleado en el recorrido que lo lleve a su destino; es decir,  ha salido más caro el remedio que la enfermedad". 
Mauricio Gálvez Rozo


¿Y los días cesantes, qué?
"Los impuestos y el seguro obligatorio de un vehículo se pagan por 365 días al año. Con la nueva norma que rige en bogota a partir, no podré usar mi vehículo durante 2 días a la semana, en 52 semanas, lo cual equivale a 104 días de no utilización de ya que si lo saco, tendré una multa. Así, pues, considero que no es justo pagar la totalidad de los impuestos de rodamiento y del seguro obligatorio contra accidentes por un vehículo que estará parqueado durante todo este periodo, y que en esto, nuestras autoridades deben reglamentar de la misma forma que siempre hacen con los automovilistas, sin concesión".
Héctor Calderón Cruz

 

Más unión entre los particulares
"Felicitaciones por el último editorial de Motor. Acerca de este, en donde se asegura que el gremio de motociclistas podrían sacar al alcalde en 24 horas, me parece que es un llamado de atención a nosotros los propietarios de carros particulares, porque siempre pasan por encima nuestro y no somos capaces de unirnos y protestar.
Los taxistas protestan, así sea de una forma inadecuada; los propietarios de buses y busetas están tan unidos económica y políticamente que ponen de rodillas a cualquier funcionario del distrito incluyendo al Alcalde.
¿Y los particulares, en dónde estamos que no nos hacemos sentir? Sabemos que en Facebook hay comunidades para la revocatoria del Alcalde, pero no son agresivos en la campaña. No nos digamos mentiras, pero la culpa de todo esto la tenemos los electores bogotanos que no escogemos bien a nuestros gobernantes y siempre nos meten los dedos en la boca. Invito a todos a reaccionar, a despertar de ese letargo en que estamos, es por nosotros y por nuestro futuro".
Orlando Cabra

Más opiniones:

Editorial para rato

Estimado José Clopatofsky, lo felicito por el excelente artículo de hoy en revista Motor sobre el delito de tener carro. Refleja el sentimiento de todos los ciudadanos que vemos restringido el derecho a movilizarnos libremente por la 'trocha' bogotana, a menos que compremos carro blindado antes de que se disparen los precios de estos. Espero que el alcalde lea su editorial y si no lo entiende que alguien se lo sepa explicar bien. Creo que ese artículo debería salir en todas las ediciones futuras de revista Motor mientras logramos revocarle el mandato a ese personaje. Tengo entendido que en México hace unos años se implantó una restricción igual y el resultado fue la compra masiva de carros viejos y baratos agravando el problema de movilidad y contaminación.
Julio González

 

--

La culpa es de los transportadores

muy buenos comentarios los que añade en su articulo de la revista el delito de no tener carro, estoy de acuerdo, no son las medidas, habría que verificar otros problemas de la ciudad.
Señor director, se ha dado cuenta de lo terrible que se pone el trafico en los sitios donde existen los famosos calibradores de ruta?, además, escogen los sitios de mayor afluencia de trafico para hacer detener el bus, hablar con el conductor, le dan  información y comparten  un momento mientras el trafico es bloqueado en la parte trasera de los automotores?,para colmo hay mas un calibrador en ese momento y tienen hasta el descaro de ocupar los dos carriles de la vía para frenar y saber a cuanto están de la ruta que acabo de pasar, tampoco creo que sean las soluciones, nosotros mismos tenemos la culpa del trafico tan caótico, como ciudadano, ando en bus, en carro, hasta en moto y me doy cuenta de la falta de cultura de mucha gente, sobre todo a la hora de coger un bus, deberían acabar con la guerra del centavo, capacitar a este gremio, la mayoría no conocen la cultura, son de barrios marginados donde están acostumbrados a contestar con la mama de alguien, la gran culpa de todo el caos, a mi modo de ver es por parte del sector publico, no de los particulares, falta mucho para concientizar a este gremio que tantos problemas y caos le genera a la movilidad.
los ciudadanos buscaran los medios para transportarse así signifique esto comprar otro carro, llegara el momento en que nuestro gran alcalde no tenga mas excusas a problemas que no ha resuelto con ideas a largo plazo.
 
Felicidades por la revista es muy buena,
muy buenas criticas!!!
Omar Gomez

--

No está totalmente de acuerdo
Soy su admirador por la valentía con que expone sus puntos de vista y por sus conceptos sobre daños en vehículos, a veces destruyendo opiniones de  fabricantes de carros o talleres de mecánica, así esos negocios pierdan ventas.
Sin embargo, en su columna de la referencia hay opiniones con las cuales no estoy de acuerdo.
A) Si el problema es de todos, la solución es de todos. Residí en Bogotá en los años 60 al 63 y, con todo respeto, los bogotanos son los peores conductores de Colombia con los de Bquilla. Si eso fue en ésa época, como será ahora.
A los colombianos nos falta mucha cultura ciudadana; es al que primero se meta, porque primero soy yo; y si tengo carro grande, mejor. Hoy, la persona que ceda la vía, es "digna de enmarcar".
B) Entiendo que según normas de tránsito, en las vías de mas de un carril, la de la izquierda es la "Vía rápida" y no deben transitar por ella vehículos de carga. Observe bien y se encontrará mulas, camiones, volquetas, furgones,etc. transitando a  poca velocidad y por lo tanto obstruyendo el tráfico.
C)No creo que las motos sean objeto de "persecución declarada e injusta" como Ud. anota. Los alcaldes y directores de tránsito de las grandes y medianas ciudades se han dejado ganar la batalla. Según normas, los motociclistas deben transitar por el carril de la derecha. Esa norma no la cumplen el 90% o más de los matociclistas (no es error).
Transitan Zigzagueando volviéndose estorbos y obligando a frenar a los automovilistas, con la consiguiente pérdida de tiempo. Ocupan todos los carriles. Me he encontrado por el carril rápido motos a baja velocidad y al pitarles, o merman más o me insultan. También he encontrado tres ocupando todo un carril "Haciéndose visita" y al pedirles vía, o se rien o vienen los  insultos. Cuando Ud. se detiene porque el semáforo "se maduró", le caen como enjambre por todos los lados y carriles, y , naturalmente, con el egoísmo de todos, no están atentos al semáforo; esperan que los de atrás les avisen que cambió. Pobres; NO QUIEREN DARSE CUENTA QUE ELLOS SON EL GUARDACHOQUE DE SU MOTO.
Considero que en ninguna ciudad deberían dar pase de motociclista a nadie que no haya hecho un curso  sobre normas de tránsito(Incluyendo a muchos de otros vehículos).
D) Naturalmente que también tiene su parte el gobierno. No hay derecho a que la capital del país , por culpa de los Yiyos y Ardilas, tenga las peores vías urbanas del país. Dónde están los impuestos que pagamos los colombianos (Bogotanos) que no se ven en sus vías??
Además, los guardas de tránsito deben trabajar más para que la movilidad mejore. Por lo menos en Medellín no se ven ni para remedio. Los conductores trasgreden las normas en sus barbas, y no pasa nada.
Alguien podría indicarme cuantos comparendos se hacen a motociclistas en Bogotá? Que porcentaje hay de estos comparado con los de otros vehículos?
Por último, una idea que seguro no será de aceptación por el mismo egoísmo de los seres humanos. Un impuesto por una sola vez(Que no pase lo del cuatro por mil) entre $50.000.- Motos y $150.000.-Tractomulas , matriculados en Bogotá, con destino a repavimentar la ciudad. (Eso si, que lo hagan entre 9 P.M. y 5 A.M.)
Cordialmente,
León Sanín Vásquez
 
 
La Ley para todos
Quiero expresar mis sinceras felicitaciones por su editorial de Motor. Sin embargo lo que está pasando no nos debería sorprender sabiendo los compromisos electoreros de los alcaldes del Polo:
- los profesores sindicalizados (y burocratizados) enquistados en la educación del Distrito volvieron a las aulas desconociendo los esfuerzos de administraciones anteriores en pro de la educación.
- Ahora la mafia de los trasportadores no solo logró el incremento del pico y placa de los particulares sino que llevó a derogar el pico y placa ambiental (vaya contaminación la que volveremos a tener). Evidente presión al saber que después de adoptada la nueva medida se negocia con los del transporte público mientras a los del privado se les obliga sin discusión a bajarse del carro dos días a la semana.
- Y que decir de las ventas populares que caóticamente invadieron por doquier el espacio público en toda la ciudad.
Cordial saludo,
Lorenzo Fonseca


--
Y el transporte público y las obras qué?
La nueva medida del alcalde golpea una vez más al ciudadano común y corriente y premia al gremio transportador al permitirle sacar 3.000 buses más diariamente, y beneficiarlos económicamente al poder recaudar más por el aumento necesario de más pasajeros. Es el primer pago por los aportes económicos que le giraron a su campaña.
Es totalmente cierto que cada año la ciudad se llena de más vehículos, el tráfico se congestiona cada vez más, las nuevas y posibles vías de las que tanto se habla, nada que arrancan, y ante estas dos situaciones el problema tiene que llegar a un punto crítico.
En lo que no estoy de acuerdo, es que con medidas facilistas de atacar al ciudadano indefenso y proteger a los gremios de los transportadores, ya sea por temor ó deudas adquiridas por los compromisos de campaña, somos nosotros los que volvemos a "llevar del bulto".
Hace ya más de 10 años que se empezó con el pico y placa actual, y a las claras se ve que ya no sirve su estado actual. Con la nueva propuesta de aumentarlo a 14 horas en el día, muy seguramente será una solución a corto tiempo, pues con la manera en que los colombianos tratamos de sortear los problemas, en poco tiempo la medida volverá a ser inocua. Pero lo peor de todo esto, es que siempre se busca castigar al ciudadano sencillo y desamparado a quien nadie lo defiende, pero se deja siempre sin tocar al gremio transportador (buses y taxis), a pesar de que son muchas las opiniones, que son estos quienes más responsabilidad tienen en este problema.
Creo no equivocarme al decir que de la mal llamada "guerra del centavo" llevamos hablando más de 30 años y nada se hace para solucionarla. Del programa de la chatarrización de buses, todos sabemos que ha sido un fiasco. Sobre el control de entrada de vehículos de servicio urbano (taxis y buses) solo sabemos que existe el carrusel. Del dinero que se debe recaudar para el fondo de reposición, sabemos que lo único que existe son deudas e incumplimiento por parte de los transportadores.
Desde hace mucho tiempo se habla de montar un sistema que le permita al pasajero comprar un tiquete que le permita hacer una ó dos conexiones más, por el valor del tiquete comprado, pero esto solo pasa a ser un sofisma más de distracción.
Nos enteramos por noticias de prensa y televisión de conductores que acumulan partes de contravención al tránsito en número y valores, que rayan en lo absurdo, casi al borde de causa penal. No se explica uno, cómo es posible que las Empresas les den patente de corso a estos conductores. Empresas que viven durante largos años de manejar este negocio, pero nunca se han preocupado de mejorarlo para darles un buen servicio a sus clientes, y a sus empleados (conductores) un trato laboral digno, y no esclavizante.
Como se puede ver el aporte de este gremio por mejorar la situación del caos vehicular es prácticamente nula, y lo que es peor las autoridades no los tocan, no les exigen, sino por el contrario los premian, vía castigo al ciudadano, impidiéndole sacar su vehículo dos días a la semana. La razón es muy sencilla. Castiguemos al que no reacciona, al que se queda callado, y no les toquemos los callos a un gremio tan poderoso como el transportador, que bien por la vía de "aceitar" funcionarios ó bien por las vías de hecho cuando tratan de meterlos en cintura paran los vehículos ó hacen una escalada como la que le tocó sufrir a la ciudad en una de las alcaldías de Antanas Mockus. No debemos olvidar el cruce descarnado de palabras que durante la alcaldía de Garzón, un Empresario del transporte le cobraba a este, el aporte que le habían hecho a su campaña por 400 millones, en vista de que le estaba maltratando sus intereses y las medidas iban en contravía de lo que le había prometido cuando decidieron darle el apoyo económico. Es así como se maneja el transporte en la capital, y de esa forma será muy difícil arreglar una situación tan peculiar como esta.
Con estos comentarios, es mi intención que cada uno de nosotros reacciones ante este tratamiento tan discriminatorio contra nosotros, que si bien hoy no tenemos un gremio que nos defienda, no podemos quedarnos con los brazos cruzados por siempre. Nosotros como ciudadanos comunes y corrientes, somos una parte muy importante de las finanzas de esta ciudad. El pago de nuestros impuestos como asalariados, profesionales, ó trabajadores independientes  al unificarse, es muchísimo mayor que el aporte de los transportadores. Lo que ocurre es que no tenemos un gremio que nos represente.
El Alcalde dice que es una medida temporal. Será temporal como inició el 2 por mil. Que pasó al 3, luego al 4 como está ahora, y cuando se requiera volverá a subir, esta medida que era temporal, y que tanto ha auspiciado el manejo del dinero por fuera del sistema bancario. Adicionalmente preparémonos para el incremento indiscriminado de buses, busetas y taxis durante este lapso de tiempo, para luego con este incremento darle razón al Alcalde que llegue de dejar esta medida de forma  permanente.
Cómo pretende el Alcalde y gremios como la Cámara de Comercio, Fenalco, Andi, Acopi, tratar de hacer de esta Ciudad un gran centro de negocios a nivel Internacional, una ciudad competitiva, y al mismo tiempo imponer este tipo de medidas que van contra el trabajo eficiente y productivo de cada uno de nosotros, llámese médico, ingeniero, empleado, distribuidos, plomero, electricista, vendedor. Nosotros también somos productivos, pero tenemos una gran deficiencia. Nuestra capacidad de " aceitar " es nula, y no va con nuestros principios.
Recuerdo  un comentario que me hizo hace muchos años un extranjero sobre la manera de reaccionar del Colombiano. Cuando el famoso apagón en el gobierno de Gaviria, se hizo un estudio por parte de una firma extranjera, sobre la manera como había reaccionado el ciudadano común y corriente y las Empresas y comerciantes para sortear este impasse. El resultado mostró dos cosas que llamaron la atención. La primera que el Colombiano es muy recursivo para sortear las situaciones adversas ( Las personas compraron estufas a gas con sus respectivos cilindros, y las Empresas y comerciantes importaron plantas de energía de manera masiva). La segunda, fue la despreocupación ante el problema una vez arregló su situación. Muy pocos se preocuparon de pedir ó más bien de exigir explicaciones ante tanta falta de previsión.
Muy posiblemente, con esta situación pasará algo igual. Unos compraran un carro más, otros  aprenderán a conducir moto y a comprar una, otros a andar en bicicleta, otros a buscar un trabajo más cerca a su casa y así sucesivamente, pero  pedir explicaciones ó exigir más justicia para todos, seguramente muy poco.
Mientras tanto, los congresistas, los concejales, la burocracia, la que no produce pero si gasta, la tendrá sin cuidado esa medida, ya que a ellos no los toca. Ojalá la medida también los cobijara, para que sufriendo en carne propia esta situación se sacudan y piensen en serio en soluciones  a largo plazo. Vías urbanas en concesión y con peajes, Construcción de la tan mentada ALO, ampliación y defensa de Transmilenio ( ojalá con venta de acciones para todos ), puesta en marcha del tren de cercanías.
Respecto al Metro, considero que es una cortina de humo facilista. Cuántas veces hemos oído este cuento en más de 30 años? Cuantos estudios se han hecho sobre este tema?
Cualquiera dice que si a tener un Metro en la Ciudad. Pero estamos en capacidad económica, técnica y política para hacerlo? Lo dudo.
Cuando se quiere se puede, dice el adagio popular. Antes de poner esta medida del pico y placa de 14 horas al día, obliguemos a los transportadores a cumplir los temas que tanto se han trillado por muchos años, y ya comentados. Si el Alcalde lo quiere lo puede hacer, y debe prepararse a tener una pulseada fuerte con ellos. Si no se atreve, pues ni modo a guardar los carros, y agachar una vez más la cabeza. Cuando hubo decisión política , convencimiento y lucha por el bien común, se acabaron situaciones negativas para el país, como La Caja Agraria, Telecom, el Idema, se privatizó parte de Ecopetrol, en fin se tocaron intereses muy fuertes, pero se hizo porque hubo el deseo sincero y el convencimiento de que era necesario para modernizar tantos puntos neurálgicos en la economía del país. Con el transporte se puede hacer algo similar, si el Alcalde lo quiere.
Reinaldo Bustamante

Más trabajos perjudicados

Estimado 'sen sei' del automovil siendo un gran admirador suyo y estando en los motores durante toda mi vida me veo perjudicado por el pico y placa todo el día. Soy propietario de un Zastava 1967 herencia del abuelo con el cual me movilizo realizando domicilios de reparacion de motocicletas de todos los tipos.

Me pregunto ¿si pago 365 dias de seguro obligatorio cuantos dias le tengo que descontar puesto que el automovil estará en movimiento solo 269 días?

Creo yo que en un garaje o en un parqueadero no puede haber accidentes a terceros cuando un carro no esta en movimiento.

¿no seria justo se nos reembolsara ese exedente?

Carlos Uribe

 

Estimado Jose:
Quiero darle las gracias por expresar tan acertadamente y sin rodeos como han sido las cosas del manejo de transporte en la capital, y por ponerse en el lugar de todos los propietarios de vehiculos que sufren las decisiones que se toman desde el gobierno municipal.

Es siempre un placer aprender de sus programas sobre el automovil y tambien saber que posee un criterio tan honesto como comentarista
de la problematica social.
Gracias.
Oswaldo Aguirre

¿Para dónde vamos?

No pretendo que este sea uno más de los comentarios de reacción, ante la nueva reculada del Alcalde Moreno Rojas, sobre temas de Movilidad, pese a un Plan Maestro de Movilidad de vieja data, a extensos estudios técnicos, a las promesas de campaña, a las declaraciones de la semana pasada, etc. el Tren de Cercanías, ...el Sistema Integrado de Transporte.. y hasta el mismo y cacareado Metro ya no van.

Los ires y venires, las afirmaciones y luego las negaciones se han convertido en una contradictoria constante de esta Administración, y más allá de la inmovilidad del "día y placa"; vale la pena preguntarse..Para dónde vamos?

La Constitución del 91 abrió espacios de participación, la Ley 388 de 1997 brindo la oportunidad para que los habitantes de cada ámbito geopolítico del país elaboraran una visión, un sueño de ese territorio en lo físico, económico, social y ambiental y que los Planes de Ordenamiento Territorial POT, se convirtieran en los mapas de la ruta de lo que todos y todas querían fuera su territorio; tratando precisamente de evitar los bamboleos temperamentales, los caprichos y las niñerías, los oscuros intereses de los gobernantes de turno.

Muchos de los sueños que se dieron hace ya 10 años, no se han cumplido pese al esfuerzo de muchos, otros han caído como hojas muertas en el olvido y buena parte pese a los ajetreos conservan su vitalidad; se entiende que el POT, los Planes Maestros, las UPZ, las UPR son una guía de continuidad y coherencia, de obligatorio cumplimiento por encima de los Planes de Desarrollo, o sartal de buenas intenciones con la que el gobernante de turno traza sus objetivos y programas; el Alcalde de cada municipio es un administrador, elegido por el pueblo para que cumpla su mandato, es decir que desarrolle esas visiones y sueños contenidos en los POT; como administrador el Alcalde ha de saber de las limitaciones y potencialidades de los recursos físicos, humanos y económicos de su territorio; debe procurar pese a todas las dificultades priorizar y ordenar acciones para el beneficio común procurando siempre eficiencia y buen uso de los recursos del presente, sin olvidar los compromisos del pasado y las proyecciones del futuro.

Corresponde, por Ley, que hagamos un corte de cuentas, que revisemos las metas y tracemos todos un nuevo Plan de Ordenamiento para los próximos 10 años; para ello se necesita visión técnica, definición de políticas y objetivos que sobrepasando linderos caprichosos hablen realmente de regiones y de escalas geopolíticas, de la construcción de una nueva nación, de nuevas ciudades y poblaciones donde impere la equidad y las oportunidades y Bogotá como capital, no debe, ni puede excluirse de su compromisos por la falta de liderazgo.

El debate de hoy, no solo es por el tema de movilidad, las innumerables facetas de la ciudad, en temas tan variados y complejos hacen pensar que si en Movilidad, andamos mal y no sabemos para donde vamos, en los otros temas estamos igual o peor?

En Soacha no saben donde van a quedar las 20.000 Viviendas de Interés Social que prometió Moreno Rojas, como tampoco sabemos que obras, que hitos van a quedar en la ciudad para conmemorar el bicentenario del Grito de la Independencia; se inauguran Hospitales, centros de salud, nuevos colegios, se entregan viviendas, etc. pero pese a todas las fotos y sonrisas se sabe que son frutos de anteriores administraciones.

El deterioro del Espacio Público, la declinación de la cultura ciudadana, los problemas de seguridad, los malos resultados en los exámenes de los colegios oficiales, las fisuras de las vías y del Relleno de Doña Juana, la contaminación ambiental, la desaparición de los humedales, las deficiencias en la semaforización, el detrimento del patrimonio, y muchos otros síntomas indican que  como vamos... vamos mal; y lo más grave es que no sabemos para donde vamos... o a donde nos quiere llevar el Alcalde? 

FRANCISCO PARDO TELLEZ
Arquitecto 4 x 4

 

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.