Crece el contrabando y mercado ilegal de autopartes

El mercado ilegal de autopartes asciende a 3.700 millones de dólares. 2.250 millones por contrabando y 800 millones por falsificación.

Redacción Motor

09:40 p.m. 29 de abril del 2011

El robo y comercialización de partes de automóviles usados, el ingreso de repuestos falsificados y el contrabando se dispararon en el 2010 hasta conformar un mercado ilegal que asciende a unos 3.700 millones de dólares anuales. 

La denuncia la hizo esta semana Tulio Zuluaga, presidente de la Asociación del Sector Automotor y sus partes, Asopartes, quien reveló que el año pasado el contrabando de partes de automóviles se desbordó en el país y superó los 2.250 millones de dólares. 

De otra parte, sostuvo que el negocio de ilícito de la falsificación de piezas y repuestos alcanza la astronómica cifra de 800 millones de dólares anuales. 

Zuluaga llamó la atención de las autoridades y recordó que el de las autopartes es un sector que genera el 6,2 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) y contribuye con 4 millones 200 mil empleos que constituyen el 23 por ciento de la fuerza laboral del país. 

Tema de Expopartes

Esta problemática será motivo de un amplio debate durante la feria de Exporpartes, que este año reunirá a 230 expositores de Estados Unidos, Argentina, Japón, Brasil, España, Francia y México, entre otros.  

Expopartes se se realizará entre el 8 y el 10 de junio en Corferias. Contará con un pabellón para autopartes pesadas y otro para livianos, y se esperan unos 21 mil compradores tanto nacionales como extranjeros. 

En cuanto a las ventas de automóviles, Zuluaga pronostica que este año se venderán unas 270 mil unidades. El optimismo del dirigente gremial radica, en parte, por la tendencia que han mostrado las ventas durante el primer trimestre del año tras ascender  a 78.618 unidades.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.