Un 'cruze' de pinta e ingeniería: el más reciente lanzamiento de Colmotores

El nuevo Chevrolet Cruze no solo es un acierto en diseño: posee un motor 1,8 litros con ejes de levas de tiempos variables y caja automática de seis velocidades.

Redacción Motor

05:00 a.m. 14 de mayo del 2010

Por el tipo de carrocería, el tamaño del motor y su origen coreano-alemán, cualquiera creería que el Chevrolet Cruze llegó para reemplazar al Optra. Pero no. Mientras el nuevo sedán mediano de la marca del corbatín viene armado, el de marras seguirá montado en la línea de ensamblaje de Colmotores en todas sus versiones. Finalmente, se trata de dos vehículos diferentes.

Chevrolet presentó el Cruze en el Salón de Los Ángeles, a finales de año pasado, aunque en una versión equipada con motor de 1,4 litros turbo fabricada en la planta que posee en Lordstown (Ohio).  El 'nuestro' llega de Corea, con motores de 1,6 y 1,8 litros, más rendidores y menos comelones que los de su hermano ensamblado el país.

El de 1.796 cm3 tiene ejes de levas de tiempos variables, cuatro válvulas por cámara, inyección estratificada y caja automática secuencial de seis velocidades, y está hecho de piezas más livianas. Todo esto le permite un muy buen consumo promedio de 41 kilómetros por galón (según las pruebas realizadas por la revista Motor) y 138 caballos de potencia.

En materia de seguridad, el Cruze viene con frenos de disco en las cuatro ruedas, con ABS y distribución de presión de frenado, dos airbag (hacen falta los de 'cortina'), retrovisor con graduación automática para evitar el encandilamiento y un especio interior más que suficiente para su cinco pasajeros.

Todo lo anterior con un empaque muy 'europeizado', moderno y deportivo, gracias a que, en su diseño metieron mano los alemanes, cuya marca Opel pertenece al Grupo GM. Muy buena opción para el competido mercado de sedanes medianos, en donde se encuentran variadas opciones en el mercado nacional.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.