Las cuatrimotos no son un 'juguete', aprenda a manejarlas con precaución

Los accidentes en este tipo de vehículos suelen ser graves y hasta mortales, en parte por la complejidad de su conducción, en parte por la falta de capacitación.

Redacción Motor

09:27 p.m. 28 de octubre del 2011

La moda no incomoda... a menos que lleve a graves lesiones o la muerte. Es el mensaje que nos quedó del instructor Andrés Mejía, a quien acudimos para que nos explicara cómo pueden usar estos 'tractorcitos', sin morir en el intento, los 1.500 usuarios que compraron igual número de estos aparatos el año pasado.

Mejía compite profesionalmente en diferentes campeonatos, incluido el Rally Raid, en donde fue sexto en su modalidad; pero su oficio central es enseñarles a los gomosos de la aventura, en la pista 'Todo terreno Track' de Bogotá, qué son, para qué sirven y cómo se manejan estos vehículos, y crear conciencia en ellos de que son tan agradables como peligrosos si no se siguen instrucciones precisas, antes de arrancar.

"Lo primero que uno les recomienda a los usuarios es que reciban instrucción completa antes de adquirir un aparato de estos, pues, por su configuración, son difíciles de maniobrar -asegura Mejía¿. Por ejemplo, basta con que el piloto quede a 45 grados y la cuatrimoto se voltea sin avisar".

Según el instructor, todas las marcas de cuatrimotos adicionan en la compra un CD con instrucciones precias sobre el manejo y los cuidados que se deben tener, además de una serie de calcomanías que se incluyen en varios lugares de la carrocería para advertir sobre los diferentes peligros a los que se enfrenta el conductor.

Por ejemplo, así como el primer reflejo de un motociclista es poner los pies en el piso para no irse de lado, en la cuatrimoto esta es una decisión mortal, pues en un arranconazo, las llantas traseras pueden lesionar las piernas y hasta causar heridas mortales.

Otra diferencia tiene que ver con el frenado, que de no hacerse bien, puede hacer derrapar el vehículo y voltearlo con las consecuencias que eso conlleva.

"No es lo mismo manejar una cuatrimoto con tracción 4x2 que otra 4x4; o hacerlo en campo traviesa o en carretera, pues estos aparatos fueron diseñados para caminos difíciles, no para autopistas. El cuerpo del conductor, el inflado de las llantas y hasta la inclusión de una segunda silla sin cumplir con las normas pueden marcar la diferencia entre una conducción segura y una peligrosa", añade el experto consultado.

Tips parta una conducción segura
No baje los pies cuando se detenga, póngalos sobre los estribos laterales.
En subidas y bajadas pendientes, bájese de la cuatrimoto y llévela caminando.
Nunca salga solo, sino en grupo, pues en una volcada necesitará ayuda para alzarla de nuevo.
Manéjela con, máximo, 10 libras de presión para que deje de brincar.
Si su cuatrimoto es 4x2, frene con las llantas traseras; si es 4x4, frénela con las cuatro llantas para evitar volcadas.
Si queda en una posición de 45 grados, mande su cuerpo hacia el lado opuesto para equilibrar y circule despacio hasta llegar a 'piso seguro'.
Si se entierra, muévala de un lado a otro con el cuerpo hasta que salga del lío.
Jamás les suelte estos aparatos a niños pequeños.
Nunca deje trepar a otra persona si la cuatrimoto está diseñada para el conductor únicamente.

Instructor de la Policía
Andrés Mejía es miembro activo de la Policía Nacional, y como tal se convirtió en instructor de motos para sus compañeros, en una pista que tiene la institución al interior de la Escuela General Francisco de Paula Santander.
Allí les enseña a maniobrar el vehículo sobre diferentes terrenos (escaleras, andenes, balancines, destapados) y a utilizarlos para protegerse de ataques aleves.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.