Lo que debe tener un cinturón de seguridad: no ahorre en la seguridad de su hijo

Dudas a propósito de los decreto 036 y 339 de la Alcaldía Mayor, que obliga el uso del cinturón trasero para menores de edad.

Redacción Motor

05:00 a.m. 06 de agosto del 2009

"Es claro que no podrá continuarse llevando a los niños en medio de las sillas de adelante, ni sacando la cabeza por los techos y ventanas de los vehículos, exponiéndoles a lesiones e incluso a la muerte por no usar la silla infantil o el cinturón de seguridad que es equipo obligatorio en todos los vehículos particulares desde el año 2004", le dijo en días pasados a esta sección Mauricio Camacho, asesor de la Secretaría Movilidad, cuando indagamos sobre el proyecto de acuerdo que estaba en curso y que hoy es una realidad.

Pero, ¿qué pasa con los carros anteriores al 2004, que por norma no estaban obligados a tener cinturones atrás y carecen de ellos? La verdad es que los decretos 036 y 339 del 2009 recién aprobados no pueden ser laxos con este tema, es decir, ningún vehículo -viejo o nuevo- puede estar exento de su uso, por simple cuestión de supervivencia.

Por eso lo primero que deben saber quienes tienen un viejito en buen estado, es que, al menos desde los años 80, los vehículos traen anclajes en parales y carrocería, con roscas universales para instalarles estos artículos de seguridad.

El quid está en la calidad de los cinturones y en su instalación, que debe procurar un anclaje perfecto y respetar todos los accesorios del cinturón para que se pueda mover bien.

En Colombia, la Norma Icontec 1570 define el cinturón de seguridad y sus componentes y establece las pruebas mínimas que deben soportar todos estos elementos para poder ser comercializados en el país.

No compre hechizos
Lo que distingue un cinturón de seguridad que cumple con todas las normas, de uno que está hecho para 'adornar', son los herrajes, según Imal S.A. fabricante y distribuidor de estos productos. Los 'de verdad' están hechos de acero mitad carbono y tratamiento térmico y los hechizos son 100 por ciento de plástico.

El herraje de calidad le permite al verdadero cinturón de seguridad resistir una carga mínima de 1.500 kilogramos, cualidad muy importante pues, al interrumpir bruscamente el viaje, el cuerpo sigue 'andando' a la velocidad en que venía el carro y su peso se multiplica hasta por 20 veces.

En cuanto a la cinta, ésta es fabricada a partir de unos hilos de plástico de altísima resistencia, que aguantan el uso y el abuso a pesar del paso de los años. Sus remates son cocidos milimétricamente en cruz para que jamás se zafen de los anclajes ni las hebillas.

Cada carro con su medida
En promedio, un cinturón de seguridad tiene 3,20 metros de cinta y el cable de anclaje es de 30 centímetros. Sin embargo, todo depende de características propias del carro, como la altura de los parales y la distancia del asiento sobre el piso del habitáculo.

Estas características, que responden a unas referencias específicas, también se deben tener en cuenta antes de comprar el cinturón de seguridad para que no queden 'machucados' o torcidos y pierdan por completo su eficiencia al momento de un golpe. 

No importa si son fijos (anclados a paral y piso), de tres puntos con dispositivo de reglaje (que se acomoda mejor a cada cuerpo) o pirotécnico (que se acciona eléctricamente y no de forma mecánica, como el anterior): todos deben ir fijos al paral y al piso, jamás al asiento.

Esa instalación es clave hacerla en sitios especializados, como los concesionarios de las marcas, que saben a la perfección en dónde van los anclajes de cada modelo y cuál es el ángulo en que debe instalarse el cinturón.

TENGA EN CUENTA...
Identifique la referencia de cinturón que requiere su vehículo.
Localice los puntos de anclaje en la cabina.
Jamás ajuste el anclaje a la silla.
Cerciórese de que el cinturón que quiere cumple con la Norma Icontec 1570.
Nunca compre cinturones de procedencia dudosa y en almacenes que no sean especializados.
Acuda al concesionario de la marca de su vehículo para comprarlo e instalarlo.

UN IMPACTO SIN CINTURÓN...
Desliza el cuerpo hacia delante, con silla y todo, y produce lesiones en cabeza y piernas.
Después del choque, la 'reacción vigorosa' lanza violentamente el cuerpo hacia atrás y le produce al usuario lesiones cervicales graves.
Si el cinturón está anclado a la silla, esta se desplaza hacia delante y genera una carga equivalente al peso del usuario y de la propia silla.
Los niños mayores de cinco años deben viajar amarrados atrás para que en caso de impacto no salgan despedidos hacia delante.
Fuente: Imal S.A.


LAS SILLAS DE SEGURIDAD
Niños hasta 12 Kg. Deben usar una pequeña silla cubierta casi en su totalidad, asegurada con los cinturones de seguridad traseros. El bebé va mirando hacia atrás.
Niños hasta 18 Kg. Admite colocación mirando hacia el frente o hacia atrás. Para niños de 1 a 4 años.
Niños de 15 a 25 Kg. Los niños entre 3 y 6 años pueden utilizar una silla con respaldo ubicada en el asiento trasero del vehículo. Esta silla les permite usar el cinturón de seguridad del vehículo y cuidando que no quede sobre el abdomen sino sobre la cadera.
Niños de 22 a 36 Kg. Los niños entre 6 y 10 o 12 años, deben utilizar un cojín elevador y se coloca en la silla trasera de carro, de modo que permita usar el cinturón del vehículo sobre la clavícula y la cadera.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.