Qué debe hacer si su motor no es fuera de borda: tips para motos durante el invierno

Los motociclistas son los actores de la vía que más cuidado deben tener en temporadas de invierno. La salud de la moto depende también de quien la conduce.

Redacción Motor

08:23 p.m. 29 de abril del 2011

En apariencia, las máquinas de las motocicletas están más expuestas al agua que las de los vehículos, pero la realidad es distinta: si fueran tan vulnerables, no podrían circular bajo la lluvia ni las expondrían a pruebas extremas como los rallys o las competencias Enduro.
 
Como sucede con los motores fuera de borda, los accesorios de los de las motos vienen muy bien protegidos y sus partes eléctricas aisladas para evitar daños de todo tipo, como el que producen las piedras, el polvo y, por supuesto, el agua que salpica cuando se atraviesa un gran charco.
 
En este último caso, la recomendación es la misma para motociclistas y conductores de vehículos: circular despacio, en un cambio bajo y siempre acelerando, pues al quedar tan bajo, el escape es muy susceptible de dejar entrar el agua lo mismo que el conducto de admisión y puede al bloque y romperlo.

Así mismo, el motociclista está obligado a probar los frenos durante y después del paso por el charco para evitar sorpresas. Muchos suelen levantar las piernas para evitar mojarse, pero en caso de un bache o hueco oculto, estarán más cerca de la caída.
 
Circule sin resbalar
1. Baje la velocidad. Hágalo, calculando la distancia que requiere para no correr el riesgo de 'derrapar'. Tome las curvas más despacio de lo normal.
2. Evite movimientos repentinos. Es de las causas más comunes del 'patinaje' de las motos sobre piso mojado. Cuando haga cambios de velocidad, aplique el freno o si va a tomar una curva, hágalo con extrema suavidad.
3. Use ambos frenos. Aún en piso mojado, el freno delantero es muy eficiente. Apriete la palanca gradualmente para que la llanta delantera no se amarre del todo y, mientras tanto, aplique suavemente el freno trasero.
4. Evite los charcos. Trate de circular en medio de las huellas que dejan los carros que van adelante. Si el tráfico se lo permite, prefiera la huella izquierda, que es la que más cerca está del centro del carril.
5. Tenga cuidado al detenerse. Cuando estacione, vaya tanteando con los pies que el piso no esté muy resbaloso. La pintura de las señales en las calles son un punto muy resbaloso.
6. Tierra y otras basuras. Las orillas de las calzadas suelen acumular tierra y basura de todo tipo. Cuando entre y salga de los andenes o se orille para cruzar, hágalo con especial cuidado para no resbalarse con elementos extraños.
 
No sobra recomendar...
Para evitar el 'hidroplaneo' sobre charcos superficiales, lo recomendable es dejar que los pies vayan arrastrando sobre la superficie del pavimento. Así podrá enderezar a tiempo si la moto trata de irse de lado.

Asegúrese de no accionar los frenos en una superficie resbalosa, mejor, apriete el embrague y avance por inercia.

Prefiera circular por calles conocidas, aquellas en las que pueda identificar en dónde están los huecos que el charco tiene tapados. 
 
'Tips' para lavar sin rayar
Es preferible que el sol no dé directamente sobre el carro mientras se está lavando para que no queden manchas o rastros de las gotas de agua, cuando se seca.
 
Aplique agua sin presión sobre la carrocería para remover el polvo y evitar rayones sobre la pintura cuando se pase el paño con jabón.
Limpie la carrocería desde techo hacia abajo.
Use sólo detergentes especiales para lavarla. Hay jabones que son demasiado fuertes y pueden manchar la pintura o rayarla con sus gránulos.

La segunda pasada del trapo empapado en solución jabonosa se puede hacer con mayor presión de las manos, sin exagerar la fuerza.

Abra las puertas y seque con el paño sus bordes interiores y de la tapa del baúl y el capó. Seque la carrocería con un paño suave.

Retire los tapetes interiores, lávelos con agua, jabón y cepillo y déjelos secar al aire, antes de instalarlos de nuevo.

Utilice una aspiradora portátil para el interior, para llegar a los sitios difíciles, debajo de los asientos y en las ranuras de la tapicería.

El jabón lavaplatos es ideal para quitar la grasa de los vidrios agregándolo al sistema de lavavidrios.

El chorro a presión es ideal tan solo para quitar el barro que se acumula al interior de los guardafangos y debajo del chasís. No quita la mugre de la carrocería.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.