No deje de segundo los primeros auxilios: son claves mientras llega la asistencia especializada

No deje de segundo los primeros auxilios: son claves mientras llega la asistencia especializada

Redacción Motor

05:00 a.m. 29 de agosto del 2008

Esta ayuda primaria que se les brinda a los heridos en un accidente de tránsito es, en muchos casos, determinante para su recuperación posterior.

Conocer lo básico acerca del funcionamiento del cuerpo humano, qué le sucede cuando se ve expuesto a un evento traumático y cuáles son los procedimientos que se pueden seguir para evitar un mal mayor es determinante a la hora de un accidente de tránsito.

Lo primero que hay que tener claro es que los primeros auxilios son los ¿cuidados inmediatos, adecuados y provisionales¿, que cualquier persona le puede prestar a un herido, mientras llega ayuda más especializada, según lo explica el Boletín 26 de Cesvi Colombia.

¿Pero, qué debe tener en cuenta un ¿resucitador¿ no profesional, cuando se ve enfrentado un herido grave de accidente de tránsito?

Ojo a los signos vitales
Son las ¿señales¿ que envía el cuerpo humano cuando reacciona a estímulos determinados, que se manifiestan en funciones básicas de los diferentes órganos y sistemas, como la respiración y el pulso.

La frecuencia respiratoria. De acuerdo con la edad, existen unos rangos que indican si el herido está respirando normalmente. Esa valoración se puede hacer durante lapsos de un minuto y deben responder a la siguiente tabla:
     
Niños de 0 a 36 meses de edad  30 a 40 (respiraciones por minuto)
Niños mayores de 6 años   26 a 30
Adultos     16 a 20
Adultos mayores    Menos de 16

El pulso. Médicamente es ¿la expansión rítmica de los vasos sanguíneos o arterias, producida por el paso de la sangre que bombea al corazón¿, según lo expresa Cesvi.

Es importante controlarlo para saber la condición del corazón del herido y si el sistema cardiovascular está funcionando normalmente, especialmente el de aquellos que tienen comprometido alguno de sus órganos y que están perdiendo sangre.

Hay que tener en cuenta que, además de las hemorragias producto de heridas profundas, las quemaduras también pueden hacer que el corazón funcione irregularmente.

Al igual que la frecuencia respiratoria, los rangos de frecuencia cardiaca varían de acuerdo con la edad del paciente.
    
Niños de 0 a 36 meses de edad: 130 a 140 (pulsaciones por minuto)
Niños mayores de 6 años  80-100
Adultos    72-80
Adultos mayores   Menos de 60

¿QUÉ ES UNA ¿RESPIRACIÓN¿?
Equivale a una inspiración y una expiración y se debe efectuar de la siguiente manera:

Colocar al paciente boca arriba.
Aflojarle las prendas de vestir (pantalón y camisa).
Si hay vómito, girar la cabeza hacia un lado para evitar ahogo.
Observar el movimiento del tórax y el abdomen.
Acercar el oído a nariz y boca del herido, contabilizar durante un minuto la frecuencia respiratoria y escribirla en un papel.
Realizar el mismo procedimiento cada cinco o 10 minutos para verificar que todo esté bien.


¿EN DÓNDE SE TOMA EL PULSO?


El pulso se puede tomar en cualquier parte del cuerpo, pero los sitios más usuales para hacerlo son los que tienen arterias superficiales.  

Temporal: se colocan tres dedos en la sien, delante del pabellón auricular del herido.
En la carótida: se toma en el cuello, en la parte posterior de la tráquea.
En el húmero: se verifica en la parte interna del brazo, arriba del pliegue del codo.
En el cúbito: se toma en la parte interna del pliegue del codo.
Radial de la muñeca: se colocan tres o cuatro dedos en la base del dedo pulgar.  
En el fémur: se toma en la ingle del herido.


LA TOMA DEL PULSO

Se acuesta al paciente.
Es necesario aflojarle las prendas y dejar al descubierto el sitio de la toma.
Utilizar los dedos índice y medio para palpar la arteria. Es importante no ejercer mucha presión.
Contabilizar el número de pulsaciones por minuto y escribir luego la cifra.
Realizar esa toma cada 5 o 10 minutos.


LA CONCIENCIA

Cuando el traumatismo en un accidente de tránsito es severo, la conciencia de la persona se altera, situación que se ve reflejada en las pupilas de sus ojos.

Para saber si la persona está ¿desconectada¿ de lo que sucede a su alrededor, lo mejor es levantar el párpado. Si la pupila disminuye de tamaño, es porque hay respuesta al estímulo de la luz y el volumen de oxígeno requerido por el cerebro está llegando normalmente.

De lo contrario, el cerebro no está recibiendo el oxígeno requerido y físicamente se manifiesta cuando la persona se desmaya, entra en shock y convulsiona.

   
PARA TRATAR HERIDAS SIMPLES¿

El botiquín debe contener yodo, gasa, esparadrapo y tijeras.
Es importante usar los guantes de cirugía del botiquín, antes de manipular esos líquidos y para no entrar en contacto con la sangre de la víctima.
La herida se lava en forma de espiral, de adentro hacia fuera y sin devolverse nunca, con una gasa mezclada con yodo (Isodine) y suero.
El procedimiento debe repetirse hasta que no haya elementos extraños en la herida.
Para cubrir la herida, se deben utilizar gasa y esparadrapo.
Lo mejor es no usar algodón, pues se puede infectar la herida con los residuos que deja, ni tampoco remedios caseros, como el café (que se usa para coagular).

PARA TRATAR HERIDAS GRAVES¿

Las heridas graves denuncian daños internos y por ello requieren acciones rápidas.
Hay que cubrirlas inmediatamente con gasas para impedir que le entre aire al cuerpo.
Se debe controlar la hemorragia, amarrando, antes de la herida, una prenda que impida el paso de sangre.
Las heridas graves requieren atención especializada rápida.

Nota: recuerde que un paciente no se debe mover hasta tanto no se tengan los medios idóneos para hacerlo (de ser posible), como un cuello ortopédico, férulas y una camilla.

Tampoco se deben administrar pastillas, ni siquiera una aspirina, dado que el paciente podría ser alérgico a ciertos medicamentos.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.