¿Dejó de existir el límite máximo de 80 kph?: Controversia

Catedráticos, el autor de la Ley 1239 de 2008 y el director de Tránsito y Transporte de la Policía Nacional fijan su posición frente al tema. El General Palomino demandará la decisión de Funza.

Redacción Motor

05:00 a.m. 12 de febrero del 2010

MANUEL ANTONIO ORDUZ
REDACCIÓN VEHÍCULOS

"Cada vez que un policía de carreteras le impone un comparendo a un conductor por circular a más de 80 y menos de 120 kph por una vía nacional, viola el debido proceso, es decir, desconoce la ley vigente porque basa su decisión en una norma que no existe".

Este fue uno de los argumentos que le sirvió de base al abogado y profesor de la Facultad de Jurisprudencia de la Universidad del Rosario, Manuel Restrepo Medina, para darle piso al incidente de desacato en contra del Ministro de Transporte, Andrés Uriel Gallego, por desconocer el fallo del Tribunal de Cundinamarca que le ordenó reglamentar los límites de velocidad en las carreteras del país.

"Lo que quizás no les han explicado bien a la Policía y al ciudadano común es que la norma está por encima de los funcionarios y no al revés, es decir, no se pueden brincar las reglas de juego para tapar la ineficiencia de un ministro porque eso va en contra de la ley", aclara el investigador.

Como se sabe, el Ministerio de Transporte contrató un estudio con la facultad de Ingeniería Civil de la Universidad del Cauca que desembocó en un informe sobre las variables que se deben tener en cuenta para decidir en dónde se pueden aplicar los nuevos límites y en dónde no.

Sin embargo, como lo demuestra Restrepo Medina, a pesar de que el informe se entregó el pasado 16 de septiembre, hoy sigue sin reglamentarse la Ley 1239 del 2008 al tiempo que los comparendos por exceso de velocidad continúan con el acelerador a fondo y una vez promulgada una ley, las autoridades deben acatarla.

La reglamentación, punto neurálgico
Pero, ojo: contrario a lo que se piensa comúnmente, lo que está por reglamentarse no es si son aplicables los 120 kph por las carreteras colombianas (eso ya lo aclaró la Ley 1239 del 2008), sino cuáles de ellas no permiten esa velocidad, bien sea por su estructura física, su seguridad o su entorno, entre otras variables.

Es por ello que, para el abogado y profesor de la Universidad Javeriana Mauricio Reyes Posada, el límite de 80 kph sigue vigente: "La ley es muy clara cuando dice que se permitirá un límite máximo (subrayo 'máximo') de 120 kph. En ninguna parte añade que se puede circular a esa velocidad por cualquier carretera, pues se sobreentiende que no todas son aptas para hacerlo".

Esa es precisamente una de las razones que, según el abogado javeriano, obliga al Ministerio a realizar lo antes posible un levantamiento de las carreteras que componen la red vial nacional, no solo porque así se lo exige la ley, sino porque es la única manera de saber la 'viabilidad' de cada una y de tomar decisiones respecto a su velocidad tope.

"Cuando la ley es directa y ordena una acción específica, no necesita reglamentación -explica el catedrático-. Pero en el caso de las leyes marco, o una como ésta, sí la necesita, pues aquí no dice en ninguna parte por dónde se puede circular a tal o cual velocidad; tan solo habla de límites máximos".

Para el director de Tránsito y Transporte de la Policía Nacional, general Rodolfo Palomino, los límites de velocidad siguen siendo los que están demarcados en las carreteras departamentales y nacionales mientras no exista una reglamentación que diga lo contrario.

"Este es un tema de simple lógica: las autoridades no podemos prestarnos a interpretar por dónde se puede andar a tal o cual velocidad porque para eso está la norma que dice que por zona escolar no se puede viajar a más de 30, por zonas pobladas o caseríos a más de 60, etcétera. Decir que quedó derogado el límite de 80 kph porque la nueva ley permite un máximo de 120 es un exabrupto". 

Cabe decir, sin embargo, que la controversia surge por los límites en carretera y no los que se refieren a zonas escolares u urbanas, los cuales no se alteraron con la nueva reglamentación.

¿Funza actuó en derecho?
En lo que sí coinciden los abogados y el General Palomino es en que la Ley 1239 del 2008 sí 'corrió' el límite máximo 40 kph hacia arriba y ahora permite apretar más el acelerador.

Sin embargo, mientras que para Manuel Restrepo no se pueden multar a los conductores por violar los 80 kph porque ese límite máximo "dejó de existir", para Mauricio Reyes aun es aplicable en aquellas carreteras que no admiten velocidades considerables y para Rodolfo Palomino, los 120 kph entrarán en vigencia tan solo cuando se reglamente la norma.

Precisamente basado en lo anterior es que Palomino controvierte enérgicamente la decisión de la Secretaría de Tránsito de Funza, pues según lo demuestra con fotografías, la conductora multada no solo excedió el límite establecido, sino que lo hizo en un tramo de la carretera en donde la señalización es de 60, 50 y 30 kph.

"Ese tramo pasa por una zona poblada, luego la señora violó flagrantemente la ley y funcionarios de la Alcaldía de Funza, aparentemente sin ninguna preparación, se prestaron para esa barbaridad", alega el comandante. 

¿Entonces, actuó o no en derecho la Secretaría de Funza al decidir que Amparo Rocha de Aragón no violó los límites máximos de velocidad?

"Sí -responde el abogado Manuel Alberto Restrepo Medina-. Actuó en derecho porque no se ha reglamentado la Ley 1239 del 2008, luego el límite máximo de velocidad es de 120 kph y la ciudadana circulaba a tan solo 102 kph".

"Sí actuó en derecho, si la carretera por donde circulaba tiene una señalización vigente de 80 kph -responde el abogado Mauricio Reyes Posada-. En ese caso, la Secretaría interpretó que la Ley 1239 del 2008 permite una velocidad máxima de 120 kph por ese corredor".

"No -enfatiza el general Rodolfo Palomino- Ese eje está debidamente señalizado, es circundante a una zona urbana que no admite velocidades altas y, por si fuera poco, aun no ha sido reglamentado por la Gobernación de Cundinamarca, que es a la que pertenece". 

Lo que sigue
La pregunta del millón es, qué sigue para los conductores ahora que existe un antecedente en donde se aplicó la Ley 1239 y se exoneró del pago del comparendo a una conductora que viajaba a más del límite derogado.

¿Es posible impugnar un comparendo que demuestra una velocidad de más de 80 kph? ¿Con qué argumento decide un policía de carreteras que por tal corredor nacional se debe viajar a 80kph?

Partiendo de la base de que, como aseguran los abogados consultados, la Ley 1239 del 2008 permite 120 kph en las carreteras marcadas con 80 kph, se podrían estar cometiendo abusos, ya que se estaría desconociendo lo que manda la nueva norma.

Pero, como explica el director de Tránsito y Transporte, "nuestra prioridad es bajar los índices de accidentalidad de nuestras carreteras y aplicar las normas vigentes en cada carretera. Si la señalización dice 80 kph, no podemos admitir más velocidad hasta que nos digan lo contrario".

Ese es el punto de quiebre para el profesor Restrepo Medina, pues considera que "ley es ley" y que la ineficiencia del Ministerio de Transporte no se les puede achacar a los ciudadanos ni la tiene por qué soportar la Policía de Carreteras.

Al reglamentar, explica el profesor del Rosario, Mintransporte podría concluir, por ejemplo, que ninguna carretera es 'manejable' a 120 kph, o que solo las autopistas permiten esa velocidad, o únicamente las vías concesionadas.

"Pero es claro que, para bajar los índices de accidentalidad, no se necesita perseguir al conductor sino acatar la ley, y entre más se demore el Ministerio en reglamentar, más lo pondrá en riesgo porque él no sabe en cuál vía puede apretar el pedal y en cuál no, a pesar de que tiene todo el derecho a circular a 120 kph".

Bajo esta premisa, dice el abogado, uno podría instaurar una tutela si demuestra que en la carretera en la que fue multado no circulaba a más de los 120 kph que permite la ley, y si aun no se ha pagado, pedir una audiencia ante la autoridad de tránsito respectiva para impugnarlo.

Para Reyes Posada esa instancia no es tan sencilla, y para demostrarlo cuenta cómo  hace poco circulaba con su familia hacia Guatavita y fue detenido por un policía de carreteras por exceso de velocidad quien, con argumentos, lo convenció de la infracción.

"El uniformado me demostró que era peligroso circular allí a la velocidad en que lo hacía (no era de más de 100 kph), mientras yo alegaba que los 120 kph estaban vigentes. Entendí que en estos casos en que la norma necesita una reglamentación es importante acudir a la lógica: hay carreteras que admiten 120 kph, pero hay muchas otras que no, así de sencillo".

La controversia, pues, está prendida, y los únicos que puden apagarla son el propio Ministro de Transporte y las gobernaciones, los entes responsables de decidir por dónde se puede transitar a tal o cual velocidad.

"Eso es lo único que pido, que de una vez por todas el Ministro Gallego cumpla con su deber y reglamente esta ley para que no se siga abusando de los conductores", puntualiza el profesor Manuel Alberto Restrepo.

EL ORIGEN DE LA CONTROVERSIA
El sábado pasado, la sección Vehículos publicó el artículo 'Absuelta y exonerada por exceder límites de velocidad', en donde se expuso el primer caso en que una secretaría de tránsito exoneró del pago a una conductora que sobrepasó los 80 kph en carretera el pasado 29 de enero.

La historia comenzó el lunes 4 de enero cuando la señora Amparo Rocha transitaba en su vehículo por la vía Mosquera-Chía (carretera departamental). En el  kilómetro 6,5, durante un operativo  de control de velocidad, el radar arrojó una velocidad de 102 kph, por lo cual le impusieron el comparendo 0002373816, que luego impugnó ante la Secretaría de Tránsito de Funza y fue exonerada.

La historia completa la encuentra en 'Absuelta y exonerada por exeder los límites de velocidad'.

'VOY A DEMANDAR LA DECISIÓN'
El general Rodolfo Palomino, director de Tránsito y Transporte de la Policía Nacional, pedirá una revocatoria directa de la decisión de la Secretaría de Funza por considerar que viola la ley y genera un precedente negativo para la seguridad de las carreteras.

"Los abogados son expertos en interpretar las leyes, bien o mal, pero no se dan cuenta que con decisiones como la de Funza lo único que logran es confundir aún más a los conductores -dice-. Es tan absurda, que hasta se podría demandar a la alcaldía de ese municipio por detrimento patrimonial, ya que por una mala decisión dejó de percibir el dinero de ese comparendo". 


'LOS AFECTADOS PUEDEN IMPUGNAR'
Miguel Pinedo Vidal, autor del proyecto que desembocó en la Ley 1239 del 2008, dice que es legal transitar a 120 kph y que "el Ministro de Transporte, Andrés Uriel Gallego, prevarica" porque está ignorando que la norma está vigente.

Para el ex presidente del Congreso de la República, los afectados con comparendos por supuesto exceso de velocidad están facultados para impugnar la sanción, apoyándose en la norma (Ley 1239 del 2008).

En el caso de la exoneración del comparendo en Funza, considera "absurda" su imposición. "(...) Si la señora transitaba por una vía denominada rural, en donde la Ley autoriza hasta 120 kilómetros por hora, el ministro de Transporte estaría prevaricando porque pese a existir una acción de cumplimiento, se ha demorado en reglamentar la Ley", advierte Pinedo Vidal.

LA LEY 1239 Y LOS LÍMITES EN CARRETERA
"(...) Artículo 2. El artículo 107 del Código Nacional de Tránsito quedará así:

Artículo 107. Límites de velocidad en carreteras nacionales y departamentales. En las carreteras nacionales y departamentales las velocidades autorizadas para vehículos públicos o privados serán determinadas por el Ministerio de Transporte o la Gobernación, según sea el caso teniendo en cuenta las especificaciones de la vía. En ningún caso podrá sobrepasar los 120 kilómetros por hora.

Para el servicio público, de carga y de transporte escolar el límite de velocidad en ningún caso podrá exceder los ochenta (80) kilómetros por hora. Será obligación de las autoridades mencionadas, la debida señalización de estas restricciones.
Parágrafo. La entidad encargada de fijar la velocidad máxima y mínima, en las zonas urbanas de que trata el artículo 106 y en las carreteras nacionales y departamentales de que trata este artículo, debe establecer los límites de velocidad de forma sectorizada, razonable, apropiada y coherente con el tráfico vehicular, las condiciones del medio ambiente, la infraestructura vial, el estado de las vías, visibilidad, las especificaciones de la vía, su velocidad de diseño, las características de operación de la vía".

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.