Desastre de Japón afecta la industria automotriz

Un estudio de Ernst and Young prevé problemas de abstecimiento de autopartes e incremento en el costo de los vehículos.

Redacción Motor

04:26 p.m. 25 de marzo del 2011

El terremoto y tsunami que afectó el pasado 11 de marzo a la población de Japón, también tendrá sus efectos negativos en la industria automotriz japonés, de acuerdo con un estudio realizado por la firma consultora Ernst & Young.

Las consecuencias, según Michael Hanley Líder Global para la Industria Automotriz de Ernst & Young, la producción se reduzca por lo menos en un 5 por ciento, lo que significaría que la proyección de producir 9.1 millones se reduce a 8.7 millones de autos para este año.

De estos 9 millones 4.5 serían para el mercado japonés, pero tras la tragedia la aspiración se reduce a solo 4 millones de unidades para el mercado nipones. Para reducir esta fuerte caída, los fabricantes esperan lograr aumentar su mercado fuera del país del tsunami.

A este problema se le suma la producción, venta y exportación de partes y tecnología, pues los daños y afecciones en las fábricas proveedoras de accesorios, que no les permitirán a las fábricas de autos regresar a la normalidad antes de junio. Para completar está el problema de daños, casi irreparables de los puertos y las carreteras, que también atrasaran los pedidos.

Las afecciones involucran a toda la industria pues se estima que la mayoría de fabricantes tienen autopartes, como cajas de cambios, fabricadas en Japón. El lado positivo según Ernst & Young es que es una oportunidad para abrir nuevos mercados en otros países de estos mismo suplementos.

Además se estima que el encarecimiento del acero, como materia prima para reconstruir Japón, también encarezca los precios de los vehículos. El estudio también prevé que las inversiones de las fábricas japonesas en otros países también se verán detenidas, pues hay prioridad de invertir en sacar adelante su propio país.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.