Después del 'boom' viene la calma: guía para el consumidor de carros que no conoce

La gran oferta de marcas y modelos permitieron el acceso de usuarios de estratos medios a vehículos antes 'incomprables'. ¿Se informaron bien?

Redacción Motor

05:00 a.m. 23 de septiembre del 2008


La gran oferta de marcas y modelos permitieron el acceso de usuarios de estratos medios a vehículos antes 'incomprables'. ¿Se informaron bien?

SUV y 'todoterrenos' a los que jamás les estrenan el sistema 4x4; autos de marca que terminan en las vitrinas de usados con escasos cinco mil kilómetros de recorrido; enormes camionetas familiares de siete puestos¿ para papá, mamá, Pipe y Laica; carros de diseños atrevidos, que se ven viejos tan pronto salen de la vitrina.

Aunque es cierto que el 'boom' de los créditos y la enorme oferta de modelos les han permitido a más consumidores acceder a vehículos que antes estaban reservados para unos pocos, también lo es que, por el afán de estrenar o adornar con la marca soñada el garaje de la casa, muchos compran equivocadamente. 
¿Para qué necesito el carro? ¿Qué tanto lo voy a usar? ¿Puedo mantenerlo sin afectar drásticamente mi economía? ¿Por qué compro esa marca y no otra? ¿Me siento bien frente a su volante?
¿Tiene el color que me gusta? ¿Es cómodo para mi familia?
Estas son algunas de las muchas preguntas que deben responderse los usuarios cuando deciden gastar sus ahorros en un vehículo, pues una vez en su garaje, ya no hay vuelta atrás. Unido a ellas, otras dudas respecto a la calidad del vehículo, la idoneidad de la marca y la garantía que ofrece son temas clave a considerar. 

Precisamente la Superintendencia de Industria y Comercio, la Andi y Fenalco crearon la Guía del Consumidor, de la cual extractamos 15 recomendaciones dirigidas exclusivamente a quienes tienen intención de comprar un vehículo, sin importar marca, origen o condición.

LO MÍNIMO QUE DEBE SABER
Infórmese del uso para el cual ha sido diseñado el vehículo que le interesa, mediante cualquiera de las fuentes de información que tenga el fabricante, tales como material impreso o páginas web. En todo caso, que la información que reciba corresponda al momento en que usted vaya a realizar su compra.

Asegúrese de ser atendido por un experto en el tipo de vehículo que usted desea.

Infórmele al vendedor quién va a ser el conductor habitual del vehículo. Si es una persona diferente a usted, acuda con ella al momento de la compra.

Solicite información comercial completa de la negociación, en especial el precio final, los conceptos incluidos en el mismo y las condiciones exactas de financiación, incluida la persona contacto de la entidad.

Conozca personalmente el vehículo que va a comprar.
Si le presentan información comparativa con otros vehículos, asegúrese de mirar la fuente y la fecha de dicha información.

Asegúrese de recibir la ficha técnica de los vehículos que le interesan.

Solicite explicación clara y completa sobre la garantía y los términos específicos de ésta. En especial, asegúrese de conocer las inclusiones y exclusiones, además de las 'causales de pérdida de garantía'.

Solicite información sobre las garantías adicionales, diferentes de las mínimas.
Solicite información sobre las garantías relativas a la mano de obra y los repuestos.
Solicite información sobre la red autorizada que puede atender el vehículo.

Conozca en detalle el plan de mantenimiento del vehículo.
Si su vehículo tiene características técnicas especiales (frenos ABS, airbags, dispositivos de tracción 4x4, llaves inteligentes, aire acondicionado, etc.), infórmese sobre su funcionamiento y características en el manual del conductor que le entregan al momento de la compra. 

Esté presente al momento de la entrega y tenga especial cuidado al firmar el listado de chequeo. Ese listado contiene las condiciones definitivas de su vehículo.

Si su vehículo va a ser blindado, cabinado o carrozado, o va a sufrir modificaciones o alteraciones en general, asegúrese de conocer las implicaciones que tienen esos procesos sobre la garantía.

Por último, conozca e infórmese de sus derechos y obligaciones como consumidor en la Superintendencia de Industria y Comercio (www.sic.gov.co).
Fuente: Guía 'Consuma con mucho cuidado'  


NO SOBRA RECOMENDAR¿
Compre nuevo tan solo en vitrinas autorizadas.
No se case con la primera marca que vea. Mire y compare vehículos equivalentes.
Deje el afán y ajústese a su presupuesto: tarde o temprano podrá comprar el carro de sus sueños.
Si la marca le ofrece prueba de conducción, hágala. Solo así puede medir la potencia, el ajuste, la aceleración, el frenado y la suspensión, entre otros.

Abra y cierre puertas, guantera, ventanas, baúl, carteras laterales¿ eso le da una idea de la calidad de los acabados.
Mire consumos de combustible: de paso sabrá qué tan contaminante es el vehículo. No olvide que esos consumos son el resultado de pruebas de laboratorio, no de la conducción en condiciones normales de tráfico.

Colores metalizados, cinturones de seguridad traseros, tapetes, frenos de disco delanteros, sistema de inyección, tacómetro, radio y dirección asistida, entre otros, ya no son accesorios: es lo mínimo que deben entregarle por lo que está pagando.
Eche muy bien sus números, especialmente si se matricula en un plan 50/50, 60/40 o similar: 'levantarse' la mitad del valor de un carro en un año no es tan fácil como parece.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.