Lo más destacado del Salón del Automóvil de Bogotá

Aproveche este fin de semana el último chance para ver y comprar en el XI Salón del Autpmóvil de Bogotá 2008. Este año se pueden encontrar vehículos más cotosos y gran oferta de chinos y populares.

Redacción Motor

05:00 a.m. 14 de noviembre del 2008

A dos días de cerrar el XI Salón del Automóvil, ya empieza a asomar lo bueno y lo mejorable del encuentro  para los visitantes y los expositores, que de tanto recorrer los pabellones ya saben qué les gustó y qué los dejó iniciados.

Para empezar, es bueno reiterar lo dicho por José Clopatofsky en la última edición de la revista Motor: este Salón, a diferencia del pasado, es más aterrizado, no solo por fenómenos como el gran portafolio chino y la guerra de oferta entre algunos populares nacionales, sino porque, de nuevo, la tendencia de los precios de los carros importados es al alza y no a la baja, con muy pocos descuentos.

También es importante destacar la buena afluencia de público, en especial 'después del trabajo' y los fines de semana, fenómeno que tiene mucho de positivo, pero que también puede ser contraproducente para las marcas que hoy están ávidas que nunca de compradores. 

Ideal sería -quizás- tener un par de días exclusivos para las personas realmente interesadas en adquirir un vehículo, así ello signifique cobrar un poco más por la boleta de entrada. Esto permitiría mucha más tranquilidad al momento de ver, mirar y comparar y mayor eficiencia para los vendedores, que les dedicarían su tiempo y conocimientos a quienes de verdad lo necesitan.

Pero la finalidad de estos encuentros también es despertar la curiosidad y hasta poner a soñar a quienes les gustan los 'fierros', y el XI Salón del Automóvil de Bogotá cumple con esa misión a cabalidad: lujo, velocidad, belleza, calidad, potencia, nostalgia, novedades, buen gusto, rarezas, gallos tapados, precios astronómicos... aquí hay de todo, para todos los gustos. 

Las marcas lo saben: si logran despertar esa curiosidad, todo puede traducirse en ventas. Por eso se esmeran en exhibir sus vehículos lo mejor posible y, sin importar el interés inmediato que demuestren los visitantes o el tamaño de su billetera, igual les cuentan todo lo bueno, lo malo y lo feo de cada uno de ellos.

Por eso también se pueden ver hermosas mujeres adornando cada uno de los stands -como las de Kia, que revolotean por la enorme exhibición, mientras representan el aire, la tierra, el agua y el fuego- o caminándose toda Corferias, como las de Aprillia, que ponen a suspirar a más de uno con sus enormes sombrillas negro y rojo.

A todos ellos, carros, accesorios, clásicos, exhibiciones, modelos... les hicimos un podio, teniendo en cuenta lo que, a nuestro juicio se destaca frente a lo demás.

Los bonitos
BMW Z4
Citroën C5
Hyundai Genesis

Los raros
Kia Soul
Chevrolet HHR
Pick up Honda

Los curiosos
Mini Clubman
Moto Can-am

Lo criollo
Casa rodante

Los stands
Mazda
Kia
Volvo

Los lanzamientos
Renault Koleos
Ford Focus
Mercedes GLK
Volvo XC60

Las novedades
Vespa
Jaguar XF
Jeep Grand Cherokee SRT8

Las réplicas
Lifan
Aotye Nómada
BAW

Los gallos
Gato hidráulico
Manos libres para moto Parrot

Las dos incógnitas
Mazda 6
Fiat

Los antiguos
Bus Chevrolet 1925
Topolino Giardinera
Chevrolet Bel Air 1957

Los más costosos
Audi R8
Mini Works
BMW Serie 7
Range Rover Sports
Porsche 911

Las atracciones
Pista del Koleos
Simulador de Mazda
Pista de Honda
Modelos de belleza

 

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.