Cada día más colombianos se transportan en motocicleta: ofrece movilidad y empleo

Ante las señales de inconformismo de los motociclistas, el Gobierno se comprometió a retirar el proyecto 207 y a concertar una nueva iniciativa que tenga en cuenta los usos y beneficios de la moto.

Redacción Motor

05:00 a.m. 19 de febrero del 2010

CARLOS A. CAMACHO MARÍN
REDACTOR DE EL TIEMPO

El año pasado en Bogotá se tramitaron 42.587 licencias para conducir moto. Sus titulares hoy hacen parte de las 3 millones 700 mil que dependen directa o indirectamente de este medio de transporte.

Si a esto se suma que en el 2009, -a pesar del decrecimiento del mercado calculado en cerca del 20 por ciento frente al 2008- salieron a las calles unas 300 mil motocicletas nuevas, se confirma una realidad que se viene haciendo evidente en los últimos cinco años: el presente y el futuro del transporte personal en Colombia está en dos ruedas.

Esa tendencia la confirma el V Estudio Sociodemográfico de los usuarios de motos, -realizado por el Comité de Ensambladoras de Motocicletas Japonesas (Auteco-Kawasaki; Fanalca-Honda; Incolmotos-Yamaha; y Suzuki Motor de Colombia)- que demuestra que mientras hace cinco años había una moto por cada 35 habitantes, en el 2009, esa proporción fue de una por cada 20 habitantes.

Lo que el Estado no está viendo
En cifras más claras, el informe revela que cinco millones de colombianos usan la moto como medio de transporte. Y de acuerdo con el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane), entre 2003 y 2008, el porcentaje de hogares que tenían moto pasó de 8,5 a 15,1 por ciento, ubicándose por encima del porcentaje de quienes tienen microondas o Internet.

Y hay más datos: el sector de las motos genera 1 millón 317 mil empleos. Entre estos figuran 800 mil de mensajería y domicilios; 60 mil que proveen las ensambladoras; 32 mil talleres; 3.200 proveedores de partes locales; 12.100 distribuidores, 12 mil de repuestos; 1.800 de importadores y, un sector neurálgico, el de los mototaxis, del cual derivan sus sustento unos 450 mil colombianos.

Todas estas cifras, incluidas las del propio Dane, deberían de servirle de soporte al gobierno nacional para emprender una verdadera política frente al uso de la moto en Colombia, dado su impacto en ese amplio número de usuarios que crece día a día y, sobre todo, teniendo en cuenta, como lo dicen en el Comité, que las motos son 'aliadas del desarrollo industrial, económico y social del país'.

Por el contrario, no ver esa realidad genera hechos como las multitudinarias manifestaciones de motociclistas que se dieron a lo largo y ancho del país el pasado 12 de febrero como señal de rechazo al proyecto de ley 207 promovido por el ministro de Transporte, Andrés Uriel Gallego, que busca regular la circulación de motocicletas.

Las 'alarmas encendidas' por los motociclistas, llevaron a que el jueves en la noche, tras una reunión entre Gallego, y representantes de asociaciones de motociclistas, empresarios y clubes deportivos, el gobienro accediera a retirar ese proyecto y concertar el contenido de una nueva iniciativa. El acuerdo entre el Gobierno y los motociclistas contempla mesas de concertación para temas de pedagogía y reglamentación.

Días antes el gobierno había retirado el cobro de peajes a las motos. El nuevo proyecto contemplaría la eliminación del actual chaleco a cambio del uso de prendas reflectivas. También habría exigencias a las entidades que expidan los pases para que estos se entreguen únicamente cuando se haya recibido la debida capacitación.

Hay más
Pero, a pesar de este 'triunfo' hay cerca de 15 proyectos en el Congreso, que de acuerdo con Juliana Cadavid, vocera de Auteco, afectan a los motociclistas.

Entre ellas hay uno que obligaría a los motociclistas a comprar un dispositivo satelital para sus aparatos que, según Cadavid, puede costar cerca de 600 mil pesos, casi el 30 por ciento de lo que vale una moto de trabajo.

Adicionalmente en el Concejo de Bogotá hay un proyecto de acuerdo en trámite que impediría que las empresas ubicadas en avenidas principales como la 26, o la Autonorte puedan recibir sus paquetes y correspondencia, pues la idea es restringir la circulación en vías principales y crear anillos especiales para las motocicletas.

Basta señalar que imponer restricciones a la movilidad de las motos o limitar su uso le ocasionaría un grave problema a las administraciones locales. ¿Tienen las ciudades colombianas una infraestructura de transporte público eficiente para soportar el alto número de usuarios de motocicletas?

Hay que tener en cuenta también que, según el estudio del Comité de Motos, el 65 por ciento de usuarios de motosson empleados, y el 28 por ciento son independientes. Así mismo, la mayoría de estos motociclistas se encuentran en los estratos 1, 2 y 3, los de menores ingresos.

Por eso, Leonor Loaiza, vocera de Fanalca-Honda, señala que todas las medidas que se adopten en torno a las motos "deben ser maduradas y concertadas con los motociclistas", y agrega Juliana Cadavid que hay que "elaborar un marco institucional sin estigmatizaciones, con tolerancia, en el cual se privilegien la educación y capacitación de los motociclistas y los demás actores de la vía".

Otras cifras del estudio del comité de motos 

3'700.000 personas dependen directa o indirectamente de este medio de transporte.

En el 2005 había una moto por cada 35 habitantes pero la tendencia cambió y en el 2009 uno de cada 20 habitantes tiene una moto.

El crecimiento radica en el bajo costo de las motos, lo que le permite a la población de menores ingresos acceder a un medio de transporte propio.

Cinco 5 millones de personas utilizan la moto como medio de transporte. El 66 por ciento de los compradores de motocicletas perciben entre 1 y 2 salarios mínimos al mes.

La moto, dice el estudio, sigue siendo el medio de transporte ideal para personas que se desempeñan en diferentes oficios, como es el caso de los mensajeros.

El informe concluye que el promedio mínimo es de cinco viajes diarios para este tipo de personas; por su parte, quienes usan las motos únicamente como medio de transporte hacen dos viajes diarios.

Las cifras cambian en las ciudades pequeñas que tienen un mayor número de motos por habitante; allí se estima que se realizan cerca de 12 viajes diarios en servicios de mensajería y dos para transportarse. Así, en promedio son unos 23 millones de viajes en moto al año.

En Colombia hay unos 100 proveedores de partes locales, 1.024 distribuidores, 8.000 talleres, 3.000 almacenes de repuestos y ocho ensambladoras, que en conjunto emplean a más de 60.000 trabajadores.

En cuanto a  ingresos de los usuarios, aquellos que ganan entre tres y cuatro salarios mínimos representaron un 27 por ciento del total en el 2009, frente a 36 por ciento el año inmediatamente anterior, con una caída de 9 puntos porcentuales. En el 2005 eran alrededor del 30 por ciento.

Quienes devengan entre cinco y seis salarios mínimos se mantienen en el mismo rango de los últimos cinco años, y representan en promedio entre 7 y 8 por ciento del total de compradores.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.