El dólar alejará a los vehículos 'Premium'

Durante los últimos tres años este segmento del mercado creció y se masificó, pero la devaluación seguramente afectará su precio base.

Redacción Motor

05:27 a.m. 16 de enero del 2015

Andrés Baraya Rubiano
Redactor de EL TIEMPO

Las ventas de los autos de gama alta, clasificados como segmento Premium, tuvieron un buen desempeño en sus ventas en el 2014, impulsadas en gran parte por el comportamiento del dólar a lo largo del año.

Durante los últimos años y en especial el primer semestre del 2014, los colombianos pudieron acceder a este nivel de vehículos, dadas las facilidades de compra con precios más asequibles (dólar bajo), reducidas tasas de interés, atractivos planes de financiación y garantías.

Adicionalmente, factores como marca, calidad, respaldo post venta, vehículos con altos niveles de tecnología, equipamiento de seguridad y confort, hicieron que cada vez más personas pusieran los ojos en un segmento que hasta hace algunos años era muy exclusivo.

La subida súbita del dólar al final del 2014 generó una inesperada avalancha de compradores de estos autos, especialmente en el Salón del Automóvil cuando ya era un hecho la devaluación, acelerando las decisiones de la gente para aprovechar la oportunidad de comprar carros que hoy pueden tener un aumento del 25 por ciento en su valor base.

Un aumento que se empezó a generar hace unos tres meses y que hoy parece ser una constante en las listas de precios, debido a que el nivel del dólar no parece poder regresar de manera pronta al cambio de 1.800 pesos.

De acuerdo con datos suministrados por las principales marcas Premium, el 2014 fue un gran año y el Salón del Automóvil fue clave para cumplir sus proyecciones.

Mercedes-Benz vendió un total de 3.677 unidades, de las cuales 801 se vendieron en Corferias. Los modelos más comercializados fueron el Clase A 200 en automóviles, mientras que en la gama de SUV lideró la GLA 200, modelos pertenecientes a la nueva generación de la marca y que tienen un precio y nivel más popular que su gama tradicional, con las cuales pretende atraer a compradores más jóvenes y diferentes a sus vitrinas. El objetivo parece cumplido.

Por su parte, BMW comercializó 760 unidades en el Salón, en donde se destaca principalmente la venta de 10 unidades de su auto i3 ciento por ciento eléctrico, y también por un gran componente de clientes atraídos por los autos de entrada a la marca, como los modelos de las Serie 1 y 3.

Audi tuvo también un gran año. De acuerdo con Marco Pastrana, gerente de marca, “el 2014 fue el mejor año en la historia desde la entrada de Audi en el país en el año 1994, con más de 2.300 unidades vendidas”. Solo en el Salón la marca pudo comercializar 510 vehículos, siendo los modelos Q5 y A3 los más solicitados. Esta cifra de Audi sobre la Q5 también se refleja en las otras marcas, cuyas SUV fueron muy solicitadas.

Por los lados de Volvo las cifras también fueron positivas. De acuerdo con Antonio Muñoz de Verger, Director General Volvo Cars Colombia, la marca vendió en el Salón del Automóvil 120 unidades de un gran total de 430 en 2014, siendo los modelos XC60, S60 y V40 los más comercializados en su orden. Es una marca que viene en ascenso constante en el mercado.

Porsche, por su parte, tuvo un repunte más que interesante. Colocó en el mercado 226 unidades, de las cuales 124 fueron de la pequeña SUV Macan que fue introducida en el segundo semestre del año, pero que prácticamente se lanzaba masivamente en el Salón donde fue la estrella de la marca alemana. Ese crecimiento ubica al país como el segundo mercado de mayor crecimiento (66 por ciento) para Porsche en América Latina, excluyendo a Brasil.

En cuanto al Grupo Premier MB (representantes en Colombia de Land Rover y Jaguar), informó que en el 2014 lograron vender 577 unidades de Land Rover y 13 de Jaguar, siendo los modelos Range Rover Evoque, Freelander 2 y Jaguar XF Premium Luxury los de mayor pedido.

¿Cómo afecta a los usados ‘premium’?

Inicialmente el mercado de estos vehículos mantendrá sus precios. Su comportamiento depende no solo de las condiciones de precio de los nuevos sino a diversos factores como son la marca, el modelo, su nivel de equipamiento y el país de origen de fabricación. La depreciación de un usado siempre existirá en la misma proporción actual, o más, y aunque subieran de precio cuando haya una estabilidad de los nuevos, a la nueva rata de cambio esta cifra no suele nunca compensar la devaluación de la moneda y así reciba más pesos por su carro, estos valen menos.


Un 2015 incierto para los autos de gama alta

Por cuenta de la devaluación del peso, la inminente alza en las listas de precios de los vehículos de gama alta podrá ser inmediata o de manera gradual.

El dólar en diciembre fue un detonante para que los compradores se apresuraran en adquirir vehículo y la devaluación del peso es uno de los grandes temores que tienen los importadores, en especial los del segmento Premium.

La inminente alza en las listas de precios (entre el 20 y 25 por ciento) será inmediata o de manera gradual, pero rápida en estos dos primeros meses del año si el cambio sigue en el nivel presente.

También hay que tener en cuenta los inventarios que puedan haber de vehículos nacionalizados hace algún tiempo a una rata más favorable que permita ofrecer precios todavía de la antigua generación.

Para Marco Pastrana, gerente de marca de Audi, “el dólar afecta en los precios en la misma proporción que suba o baje. Pensamos que va a estar estabilizado este año alrededor de los $2.300, por lo que entraremos a una nueva era de precios”.

Por su parte, Antonio Muñoz, Director General Volvo Cars Colombia, dijo que “vamos a ver un poco frenado el mercado durante el primer trimestre en su crecimiento respecto al último semestre de 2014 (…) sin embargo somos optimistas sobre el segundo semestre y pensamos que se volverán a ver crecimientos similares a los de 2014”.

De acuerdo con Iván Pérez, Gerente de Grupo Premier MB (Jaguar y Land Rover), “el dólar traerá una desaceleración en el volumen de ventas, pero una vez el mercado se ajuste y la tasa alcance su punto de estabilidad habrá una continuidad de la demanda (…) todo dependerá de cuánto tiempo tome para que se produzca el punto de estabilidad de la TRM”.

Finalmente, Héctor Corredor, Vicepresidente Comercial de Daimler Colombia, afirma que “claramente la devaluación tendrá un impacto importante en los precios de la industria en general. El incremento lo determinará el comportamiento del mercado, la tasa de cambio y las estrategias de cada marca”.

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.