Duo Glide, potencia y más confort: colección Harley-Davidson

Esta 'Harley' incorporó doble amortiguador y frenos hidráulicos. La Serie FL es una designación aplicada a los grandes modelos fabricados por Harley-Davidson desde 1941 hasta la actualidad.

Redacción Motor

04:48 p.m. 24 de junio del 2011

 La Serie FL es una designación aplicada a los grandes modelos fabricados por Harley-Davidson desde 1941 hasta la actualidad.

Esta serie incluye las motocicletas Touring o Turismo, como por ejemplo la Duo Glide, y también se utiliza en la familia de modelos Softail.

A principios de la década de 1940, la Serie FL hace su debut con un motor de 1.210 cm3. Se trataba de una versión adaptada del propulsor Knucklehead, de 1.000 cm3, que equipaba en ese entonces al modelo EL.

En 1948, tanto el FL como el EL fueron equipados con el rediseñado motor Panhead.  La HD FLH Duo Glide fue lanzada en 1958 como sucesora de la Hidra Glide.

La novedad en este modelo fue la incorporación del basculante y del doble amortiguador en el eje trasero; un nuevo sistema de suspensión y frenos traseros hidráulicos.

Así, la Duo Glide fue decisiva en la evolución de las motos de turismo, con detalles que todavía pueden verse en las motocicletas actuales. Su período no fue muy prolongado, ya que en 1965 fue reemplazada por la revolucionaria Electra Glide, con el sistema de arranque eléctrico como estandarte.

Este modelo lo podrá el próximo viernes primero de julio, con el cupón de EL TIEMPO, más 12.900 pesos.

En busca de comodidad 

La Hydra Glide marcó una diferencia, pero al no tener suspensión trasera, los usuarios debían conformarse con los muelles del asiento. Por eso, y ante el pedido de los clientes que ya no toleraban la situación, Harley-Davidson lanzó en 1958 el modelo Duo Glide, que contaba con doble amortiguador atrás.

Denominación 
En la versión FLH (la "H" era por "Hot", caliente),  la relación de compresión era más elevada que la convencional.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.