Educarlos desde niños es más fácil: programa del Fondo de Prevención Vial

Educarlos desde niños es más fácil: programa del Fondo de Prevención Vial

Redacción Motor

05:00 a.m. 29 de agosto del 2008

Se pretende capacitar a los jóvenes en temas de tránsito desde que están en el colegio y, por qué no, incluirlos en el programa académico.

Si a muchos de los conductores colombianos les hubieran enseñado de niños cómo conducir y a respetar las señales de tránsito, probablemente se presentarían muchísimos menos accidentes hoy en día.

El Fondo de Prevención Vial realizó ayer en Medellín y Cali una jornada denominada ¿toma a colegios¿, que tiene como objetivo sensibilizar y capacitar a niños en temas relacionados con la seguridad vial y motivar a los planteles para que involucren este tipo de actividades dentro de sus proyectos educativos.

Un estudio en colegios colombianos reveló que únicamente el 32 por ciento de los jóvenes conocen las normas de tránsito. El 68 por ciento restante no reconoce las señales ni las normas de tráfico.

El objetivo de Fonprevial es enseñar a los jóvenes desde pequeños a respetar las normas de tránsito y hacer que ellos mismos les enseñen a generaciones futuras. Se motiva a los jóvenes a que participen desde ya en la denuncia de irregularidades y que se conviertan en veedores de la movilidad en sus ciudades y municipios.

Mensaje para muchos niños
El programa llegará durante este año a 300 colegios de los estratos uno, dos y tres; en Medellín, Cali, Bucaramanga, Barranquilla y Bogotá. Cerca de 360 mil estudiantes recibirán instrucción sobre normas de tránsito mediante actividades lúdicas.

Para los estudiantes de primaria se utilizarán los parques infantiles de tránsito ciudad vital, que son calles a pequeña escala diseñadas para que el niño conozca las señales de tránsito. Esa, según los expertos, es la forma de familiarizarlos y sensibilizarlos respecto a las señales.

En estos espacios se simula la movilidad en una ciudad, con ciclistas, vehículos, peatones, ambulancias, motos, cruces de cebra, semáforos y señales de pare, entre otros.

Para los jóvenes más grandes, en grados 10 y 11, se implementará una actividad que simula el estado de embriaguez de un conductor; también se les enseña a cambiar una llanta y se les imparte un juego que se llama ¿cazainfractores¿.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.