El ejemplar del McLaren M23: un 'buena vida' de la F1

Este monoplaza es recordado por el carácter veloz y su maniobrabilidad en pista.

Redacción Motor

09:45 p.m. 02 de noviembre del 2012

Diseñado para la temporada de 1973, el M23 sobrevivió varios campeonatos y llegó a ser uno de los más longevos en la historia de la categoría, gracias al constante desarrollo que le proveyó la escudería británica. Este auto vio muchas veces la gloria durante sus cinco temporadas y ganó dos mundiales de pilotos en manos de Emerson Fittipaldi (1974) y James Hunt (1976), sumado a uno de constructores (1974).

Un bólido con la docilidad del M23 casó perfecto con la personalidad del piloto inglés James Hunt. Dotado de un gran estilo veloz y temerario, con fama de rebelde, mujeriego, bebedor y fumador empedernido, fue uno de los últimos bon vivants de la época romántica del campeonato de Fórmula 1.

Para la posteridad quedará el campeonato de pilotos de 1976 por la marcada rivalidad entre el McLaren de James Hunt y el Ferrari de Niki Lauda, el accidente de Lauda en el GP de Alemania y el desenlace a favor del inglés en las últimas vueltas de la temporada.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.