La entrada en vigencia del TLC no reducirá el precio de los vehículos a corto plazo

Aún con el desmonte gradual del arancel con Estados Unidos, los vehículos particulares saldrán más cotosos cada año de las fábricas.

Redacción Motor

04:25 p.m. 18 de mayo del 2012

Muchos de nuestros lectores están convencidos de que, entrado en vigencia el Tratado de Libre Comercio (TLC) con Estados Unidos, los vehículos particulares bajan automáticamente de precio. Eso no es verdad, al menos a mediano plazo.

Primero: los que están en vitrina y en las zonas francas fueron adquiridos por los importadores con las reglas de juego anteriores al tratado y con un dólar diferente al que rige hoy en Colombia.

Segundo: el desmonte del arancel que tenemos con Estados Unidos (35 por ciento) será gradual y a 10 años (3,5 por ciento anual) para vehículos particulares, diferente, por ejemplo, a las motos de alto cilindraje (las únicas que llegan de Estados Unidos son las Harley & Davidson), cuyo desmonte fue automático.

Tercero: no todos los carros 'gringos' vienen de Estados Unidos: los Ford Fiesta y Fusion llegan de México y ya gozan de arancel '0' desde el año pasado; el Ford Edge, de Canadá, país con el que pactamos en el 2011 una desgravación idéntica a la de Estados Unidos, es decir, con desmonte gradual a 10 años. Los Chevrolet Cruze y Captiva llegan de Corea; los Dodge RAM y Journey los embarcan en México...

Cuarto: aun con TLC, los fabricantes cobrarán cada año un poco más por sus productos y los fletes seguirán hacia arriba. Esto significa que, como sucede hoy, uno de los grandes determinantes del comportamiento de los precios de los vehículos seguirá siendo el dólar.

Quinto: costos fijos como el transporte, el montaje de vitrinas, las líneas de producción (en el caso de las ensambladoras), el personal, la tasa de intervención del Banco de la República a partir de la cual negocian sus créditos o la disponibilidad de vehículos para el mercado colombiano son factores externos que incidirán (como lo hacen ahora) en el precio final.

En resumen, si usted quiere y necesita un vehículo ahora, no tiene sentido esperar "a que bajen", porque no es cierto en un corto plazo. Además, la utilidad de un carro la determina la necesidad de transporte de quien lo compra, luego no vale la pena dejar el carro de los sueños para que lo usen los demás, si tiene la plata ya.
Lo que seguramente sí cambiará será la oferta de modelos, pues vehículos y marcas made in USA que hasta hoy no eran viables en Colombia quizás volteen a mirar nuestro mercado y abran operaciones en un mediano plazo.

RECUADROS:

La desgravación pactada
Vehículos de pasajeros inferiores o iguales a 1.000 cm3: a 10 años, a partir del 15 de mayo.

Vehículos entre 1.000 y 1.500 cm3: a 10 años

Vehículos entre 1.500 y 3.000 cm3: a 10 años, sin excepciones.
Los demás vehículos de turismo de más de 3.000 cm3 quedan desgravados a cinco años.

Todos los vehículos de turismo AWD (4x4) de más de 3.000 cm3, no clasificados como camperos quedan con desgravación inmediata.

Vehículos importados como camperos de más de 3.000 cm3 quedan desgravados a 10 años. 3.5 por ciento anual, a partir de la entrada en vigencia. Es el desmonte gradual del arancel de vehículos particulares con Estados Unidos, pactado a 10 años. Hoy es del 35 por ciento.

El FOB manda
Los importadores no les rebajan los precios a sus modelos porque el valor 'Free on board', FOB (precio de venta en dólares del vehículo, puesto en el medio de transporte, sin incluir seguros ni fletes), es el que tienen en cuenta para negociarlos y venderlos luego en Colombia. Y si la tasa de cambio se traduce en un alza del valor del carro en pesos, el usuario verá la lista de 'Motor' al alza también.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.