Escuelas de conducción vehícular se rehúsan a la formalidad

Fecolcea, entidad que agremia a varias de ellas, no está de acuerdo con los requisitos impuestos por el Gobierno para que salgan de la informalidad. Interpuso acción de nulidad del decreto 1500 /09.

Redacción Motor

05:00 a.m. 21 de mayo del 2010

Hace poco más de un año registramos en estas mismas páginas la intención del Gobierno Nacional de formalizar las escuelas de conducción (muchas de ellas funcionan como empresas familiares) a través de un decreto ley que estaba a punto de firmar el Presidente Álvaro Uribe.

El 29 de abril finalmente entró en vigencia dicho decreto bajo el número 1500 del 2009, que resume, en 30 artículos, la manera como deben funcionar los centros de enseñanza automovilística (CEA), su clasificación, el pénsum, las certificaciones que están obligados a expedir, la planta física con la que deben contar, entre muchos otros temas.

El Ministerio de Transporte les dio un año para adaptarse a esas nuevas disposiciones, so pena de desaparecer. Ese año naturalmente ya pasó, y la respuesta fue interponer una acción de nulidad del decreto (el pasado 7 de mayo) a través de una agremiación recién creada por algunas de ellas (Fecolcea), que considera lesiva la norma para sus intereses.

"Nosotros llevamos un año adaptándonos a las nuevas disposiciones, incluso acabamos con nuestro exitoso curso 'on-line' - admite Diana Patricia Cuevas, directora del CEA del Automóvil Club de Colombia-. Con la actitud de las escuelas informales lo que se logrará es seguir en la informalidad y evadir la responsabilidad social que debemos tener todos los que estamos en este negocio".

Algunos puntos neurálgicos
1. Los centros de enseñanza deben presentar una completa documentación ante la secretaría de educación de la entidad territorial a la que pertenece, incluido el material didáctico, los lugares de práctica, los recursos bibliográficos y técnicos, entre otros.
Si la entidad de educación le da el aval, debe presentar todos estos requisitos y ese visto bueno ante el Ministerio de Transporte, que es -en últimas- el que decide si le da la licencia o no.
Los CEA deben contar con una póliza de responsabilidad civil extracontractual no inferior a 60 salarios mínimos legales mensuales, instructores licenciados y 'matriculados' antes el Runt, mínimo tres vehículos adaptados para la enseñanza (para el caso de la enseñanza a particulares) y contar con las instalaciones adecuadas para la capacitación.

2. El desarrollo del programa debe ser continuo en el tiempo, es decir, el estudiante no puede tomar lo teórico ahora y lo práctico un tiempo después, y el mínimo de horas previstas o puede exceder los tres meses de duración.
El CEA debe contar con un área propia para la práctica del curso hasta que el alumno logre un dominio idóneo del vehículo. Si no cuenta con esa área, está obligado a realizar un contrato con otro CEA que sí cuente con esa área de práctica.
El curso en ese tipo de áreas debe abarcar el 25 por ciento del total de horas de práctica y el 75 por ciento restante debe llevarse a cabo en vías públicas.

3. Los vehículos deben ser de propiedad del CEA o al menos contar con un esquema de arrendamiento financiero o Leasing, y no pueden ser utilizados para una actividad distinta a la enseñanza. Para ello están obligados a portar distintivos y poseer condiciones técnico-mecánicas específicas, que son propias para este tipo de uso.

4. Los instructores tienen la obligación de renovar su licencia cada cinco años. Si no lo hacen y su licencia cumple dos años vencida, deben tramitarla de nuevo como si fuera la primera vez y registrarse nuevamente ante el Runt.

5. Los CEA están obligados a demostrar que sí están funcionando normalmente y que certifican alumnos idóneos. Esto 'se nota' con la información que le envían al Runt: los alumnos que tiene matriculados y las certificaciones que están otorgando.
Si, pasados seis meses, no se ve movimiento, el Ministerio de Transporte inactiva el CEA ante el Runt. Pasados 30 días después de esa desactivación, el CEA debe pronunciarse ante Mintransporte y justificar la lentitud de sus procesos. Si no lo hace, pierde definitivamente la habilitación.

Es importante decir, sin embargo, que esa formalización ha estado rodeada de algunos tropiezos, especialmente con el Runt, que según la directora del CEA del Automóvil Club de Colombia, parece no tener doliente cuando se presentan problemas.

"Nosotros tenemos que pagar anticipadamente alrededor de 7.100 pesos por cada certificado que vamos a emitir y registrar ante el Runt. Cuando tratamos de cotejar lo emitido con lo pagado, llegan las inconsistencias y no hay quién responda porque no llevan bien esos registros", se queja la ejecutiva.

Cuevas no se explica tampoco por qué los alumnos están obligados a inscribirse antes en el Runt para poder matricularse. "Eso lo hacíamos nosotros: alumno matriculado quedaba registrado en el sistema. Ahora lo obligan a hacer doble viaje: el primero para anunciar que se va a matricular en un CEA y el segundo para solicitar la licencia de conducción".

A 20 de mayo, el Runt tiene 437 CEA activos (registrados en el sistema), de los 541 que cuentan con el aval del Ministerio de Transporte, es decir, el 88,77 por ciento de ellos. Los alumnos suman 316.530, de los cuales 136.896 pasaron el curso, 58.189 reprobaron y a 121.445 les faltan horas de aprendizaje para recibir el certificado (a 16 de mayo), según datos del sistema.

Sin embargo, como lo admite la gerente general del Runt, María Elvira Pérez Franco, "nosotros nos somo quiénes para juzgaer si una escuela de conducción es idónea o no, eso le corresponde al Ministeriode Transporte, A LAS SECRTET¿RÍAS DE EDUCACIÓN Y A AL Superintendencia de Puertos y Transporte".

Sea como se, lo cierto es que la acción de nulidad ante el Consejo de Estado ya está en curso y, de prosperar, la formalización de muchos de estos centros de educación no formal seguirán siendo negocios de familia, con o sin Runt.

LO QUE EL CURSO DEBE CONTEMPLAR
El Automóvil Club de Colombia tiene una escuela reconocida en todo el país y cuenta con un pénsum que contempla seis módulos específicos.

Módulo I, Inspección al vehículo, incluidos motor, batería, estado general del carro, colocación de espejos, graduación del asiento del conductor, verificación de luces, entre otros.
Módulo II, Técnicas de conducción. En carretera, ciudad, glorietas, parqueaderos y otras áreas que el conductor debe afrontar siempre.
Módulo III, Mecánica básica. Se analizan todos los sistemas del vehículo, las posibles fallas que presentan y las soluciones a esas fallas.
Módulo IV, Seguridad, control y prevención de incendios. Habla sobre la prevención y los riesgos a los que se  ve expuesto un conductor, cómo actuar en caso de emergencia y cómo prevenir incendios del vehículo.
Módulo V, Normatividad de tránsito. Factores que intervienen en el tránsito, tipos de vías, señalización, marcas, viales, etcétera.
Módulo VI. Primero auxilios. Resucitación, heridos, fracturas, quemaduras, todo lo que debe saber para ayudar en caso de accidente.


REQUISITOS PARA SER 'ALUMNO' de un CEA
Saber leer y escribir.
Tener 16 años cumplidos.
Tener 18 años cumplidos para vehículos de servicio público.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.