Los espejos sí mienten: una de las mayores dificultades durante la conducción en reversa

La falta de experiencia es determinante para los molestos choques en reverso. Lo grave del caso es cuando el obstáculo resulta ser un peatón o un ciclista.

Redacción Motor

05:00 a.m. 29 de agosto del 2008

Una mañana, como siempre, *Jorge González sacaba el vehículo del garaje de su casa. Era una maniobra que venía realizando desde hacía varios años con el mismo carro y desde el mismo sitio, y por esa razón la hacía ¿de memoria¿.

Pero sucedió lo inesperado: justo cuando estaba por alcanzar la calle en reversa, su pequeña hija, que jugaba con una pelota en el antejardín, se le atravesó mientras avanzaba. Como no la vio, González la atropelló.

Hechos como el sucedido a este infortunado padre se pueden evitar si cada vez que los conductores cogen el timón lo hacen con plena conciencia de que están frente a un arma letal, pero también si son conscientes de que andar hacia atrás tiene sus bemoles.

¿Por qué no se ve bien?
Por diseño, todos los vehículos modernos tienen un rango de visión aceptable cuando se mira hacia atrás, pero hay un punto, que se sitúa entre los tres y los 27 metros, en donde el conductor simplemente no ve.

Ese ángulo muerto o punto ciego no solo se da por culpa del diseño del carro, sino por los mismos espejos, que distorsionan la separación real entre el bómper y el obstáculo. De ahí que muchos de ellos (en especial los convexos) adviertan con letras repujadas que ¿los objetos reflejados podrían estar más cerca de lo que aparentan¿.

Esta situación ha motivado a fabricantes y diseñadores a pensar en soluciones tecnológicas diferentes, que les permitan a los conductores menor riesgo cuando viajan hacia atrás y que abarcan desde el diseño mismo de los espejos, hasta cámaras de video.

Sensores de aproximación. Funcionan con un rango de 50 a 100 centímetros de distancia y le avisan al conductor, a través de una señal visual o sonora, que está a punto de colisionar.

Cámaras. Dan una visión exacta de la distancia que hay entre el vehículo y el obstáculo, gracias a que emiten la señal de video en tiempo real. Son más eficientes que los sensores, sobre todo cuando se está parqueando el vehículo en sitios estrechos.

Apoyacabezas abatibles. Son un obstáculo para la visión de los conductores, especialmente de aquellos que manejan carros grandes, como camionetas y station wagons. Por eso muchos vehículos vienen con la opción de abatirlos desde los controles de mando del carro, o de empujarlos hacia abajo, para que queden a ras con la altura del espaldar.
________________________________________
*El nombre fue cambiado por petición del afectado y es un caso real; incluso, la niña murió en el infortunado accidente. Este artículo fue realizado a partir del boletín de seguridad No. 10 de Cesvi Colombia.

SI VA A DAR MARCHA ATRÁS¿
Ubique los espejos laterales de forma tal que no se vean reflejados los costados del vehículo.
Tenga claro la verdadera distancia que separa su vehículo de los objetos y las personas que lo rodean.
Cerciórese de que, con el retrovisor (espejo interior) tenga una visión periférica del entorno, más si su vehículo no tiene espejo lateral derecho.
Prefiera los carros con los tres espejos, pues no solo le dan una mejor panorámica, sino le permiten ver más de cerca los obstáculos laterales.
Si no se siente completamente cómodo dando reverso ¿a punta de espejo¿ únicamente, no le dé pena voltearse y mirar (eso es bueno si alterna la tarea con los espejos laterales).

ANTES DE ARRANCAR, ECHE MUCHO OJO

Cerciórese de que no haya niños cerca jugando o adultos mayores pasando.
No permita que los niños estén cerca de la rampa de acceso al garaje cuando esté sacando el vehículo.
No se confíe de la panorámica que le dan los espejos y recuerde que siempre hay, al menos, tres metros por fuera de su campo visual.
Si va a comprar vehículo, prefiera el que tiene buena visibilidad hacia atrás.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.