Estados Unidos 'acelera' la producción y fabricación de las baterías de Litio

Este gobierno inauguró una planta denominada Rockwood Lithium, en Carolina del Norte, para la fabricación de este tipo de baterías que son vitales para la motorización de los carros eléctricos.

Redacción Motor

05:22 a.m. 12 de julio del 2012

Estados Unidos también se mete de lleno en el proyecto de carros eléctricos con la inauguración de una nueva planta para la fabricación de baterías de Litio.

Denominada Rockwood Lithium, esta sería una de las fábricas más grandes de este tipo en el país norteamericano y está ubicada en Kings Mountain (Carolina del Norte).

En su implemetación el gobierno americano invirtió 28.4 millones de dólares para producir 500 mil baterías de este tipo al año, con lo que este país podrá satisfacer el aumento de la demanda ante la masificación de los vehículos eléctricos e híbridos en ese mercado.

Pero esta planta, que en otra época fue para la fabricación de cigarrillos, hace parte de un proyecto más grande, también denominado Rockwood Lithium, que incluye una planta en Nevada.

En estas dos fábricas se va a producir hidróxido de litio y carbonato de litio, materiales indispensables para las baterías de litio y también para el mercado de aparatos electrónicos. Tal es la demanda de este tipo de materiales que muchas veces ha superado la necesidad de metales como el acero. Por ejemplo, entre 1980 y 2009, la demanda de litio se triplicó y se prevee que su demanda siga subiendo en los próximos años.

Esta iniciativa gubernamental también tiene que ver con volver a recuperar el liderazgo de Estados Unidos como proveedor de estos materiales, luego de que fuera el mayor importador durante la década de los 90. En la actualidad, este país ha tenido que traer la mayoría de los sus derivados de litio de América del Sur.

Consecuencias del proyecto 'verde'

Para los fabricantes internos esto supone una reducción de costos en los programas eléctricos y también se refleja en mejores precios al consumidor de este tipo de vehículos. (En este momento una batería de un eléctrico equivale al 50 por ciento del costo de fabricación del carro)

Esta inversión federal forma parte de la estrategia global de la administración Obama para impulsar la fabricación en tecnologías verdes y crear puestos de trabajo, en uno de los mercados más competitivos y de mayor futuro a nivel mundial.

Masificar y apoyar la implementación de un parque automotor con cero emisiones ya que la demanda está servida, pues se espera que para 2015 haya circulando 1 millón de vehículos eléctricos en las carreteras estadounidenses.

Ver en esta enlace: China le apuesta a un futuro eléctrico

Con Tecmovia.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.