Estados Unidos está un paso más cerca de la conducción autónoma con el proyecto de Google

Las autoridades de California firmaron una ley que permite la circulación de estos vehículos pero con la presencia de un conductor que pueda manipular el volante o pedales en caso de emergencia.

Redacción Motor

07:30 p.m. 27 de septiembre del 2012

Las autoridades del estado de California, en Estados Unidos, firmaron una ley que permite la libre circulación de los ocho vehículos que, actualmente, hacen parte del proyecto de lidera Google de conducción autónoma en varios estados de ese país.

Hasta el momento, esos mismos carros que fueron adaptados con cámaras, sensores, y mapas satelitales, venían circulando por algunas calles norteamericanas sin ningún tipo de ley que los regulara. Hoy, estados como Nevada, Arizona, Hawaii, Florida y Oklahoma ya tienen un estricto control a este proyecto que pretende, dar un marco legal específico a una práctica ya existente y ya anteriormente legal en ese país.

Uno de los apartes más importantes de esta nueva ley es que no permite de ningún modo la circulación de estos 'laboratorios móviles' sin la presencia de un conductor. De tal manera, exige la presencia en la silla del piloto para que este pueda tomar el control del vehículo en caso de una emergencia.

El Gobernador, Jerry Brown, quien firmó el documento, afirmó que con ese acto se quiere  fomentar el desarrollo de esta tecnología en concreto en sus carreteras buscando mantener e incrementar una imagen de modernidad y avance tecnológico.

La ley también establece plazos para la creación de unos estándares de homologación para este tipo de sistemas y de normas que tendrán que estar listas antes de finalizar el 2015.

Hasta el momento, los ocho automóviles de Google con piloto automático que son Toyota Prius, Audi TT y Lexus RX450, han recorrido cerca de 500 mil km empleando su sistema de mapas y sensores.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.