¡Estuvimos corriendo en Italia!: prueba del Fiat 500 Abarth

La carretera de adoquín hizo vibrar el timón desde el primer metro y los pedales de acelerador y freno, sensibles pero certeros, nos permitieron dominio total.

Redacción Motor

05:00 a.m. 02 de octubre del 2009

 Cuatrocientos vehículos de diferentes marcas y modelos nos esperaban en el sitio de encuentro. Un sinnúmero de pistas a disposición, de las cuales nuestros anfitriones seleccionaron una, sencilla y muy pintoresca, cuando se percataron de que con nosotros había que ir piano porque queríamos conocer la campiña italiana.

También eligieron el bólido: un Fiat 500 Abarth (azul con rayas rojas y blancas), el nuevo 'topolino' que está causando furor en Europa por sus líneas retro muy bien logradas. Tiene motor 1,4 litros turbo de 135 caballos de potencia que, como bien pudimos comprobar, acelera 'como los dioses'.

Ya en la cabina, un timón deportivo y caja de cambios secuencial de 'paletas'; un completo tablero de instrumentos y dos pedales: el del acelerador y el del freno, con los que hay que familiarizarse primero para no enredar el paso.

Decidieron no ponernos a competir con los expertos, sino, más bien, realizar solos el recorrido, aunque cumpliendo los tiempos reglamentarios. Incluso pintaron el piso de la carretera con flechas de diferentes colores para advertirnos por dónde tomar las curvas, cuándo frenar y cómo realizar las maniobras pertinentes.

Luz verde y acelerador a fondo. La carretera de adoquín hizo vibrar el timón desde el primer metro de recorrido y los pedales del acelerador y el freno, sensibles pero certeros, nos permitieron un dominio total.

Los más conscientes atendieron las flechas del piso, que se tornaban rojas cuando se acercaba la curva para advertir que era necesario desacelerar, y volvían al verde biche para acelerar de nuevo.

Nos dimos uno que otro trompo, aunque sin consecuencias para el vehículo o el conductor, y logramos buenos tiempos a pesar de ser nuestra 'primera vez'.

Fue una muy buena experiencia, no solo por la adrenalina que botamos, sino por los bellos paisajes, el entusiasmo de la gente que se apostó a lado y lado en algunos tramos de la carretera y al mismísimo Fiat 500, un verdadero bólido, muy a la altura de otros de la misma raza, como el Mini Cooper S o el VW Golf GTI.

Y lo mejor: nos fuimos con la esperanza de repetir la experiencia una y otra vez, a bordo de otros carros más 'titinos', como el Audi R8, el Ford Mustang Shellby Cobra o el Porsche 911. "Eso sí -nos advirtieron- tienen que pasar la prueba con el Fiat 500 si quieren pilotear carros como esos". 

Cuando apagamos el XBox, los expertos de Microsoft nos contaron que estábamos 'a bordo' del nuevo Forza Motorsport 3, un juego de carreras de autos que será lanzado oficialmente el próximo 27 de octubre, con 400 modelos actualizados y una imagen digital con ambientes competitivos 'de verdad, verdad'.

¿Quiere las llantas anchas o angostas? ¿Rayas anaranjadas o amarillas? ¿Alerón grande o pequeño? El jugador puede personalizar su auto, tomarle una foto y guardarlo para sentirse único e irrepetible. También es posible comprar el del vecino o vender el suyo; canjearlo, permutarlo, en fin, a los 400 modelos súmele infinidad de posibilidades de personalización.

Son varios los cambios que sufrió el Forza en su versión 3, con respecto a los dos anteriores. Entre los más significativos se destacan mayores niveles de dificultad, la visual que ahora tienen los competidores del interior del vehículo (panel de instrumentos y volante) y el efecto gráfico, de muy alta calidad.

Es posible conducir con el control de la consola, aunque Microsoft incluyó timón y pedales, amén de la pantalla de 49 pulgadas de alta definición, acondicionado para la prueba de la sección Vehículos. Todo se puede acomodar de acuerdo con el tamaño uy las necesidades ergonómicas del piloto.

Un juego 'sobrado' para quienes les gusta emular a Shuhmacher y Montoya, el cual tendrá como gran atractivo los escenarios y las sensaciones al volante, tan reales que nos dejaron 'con el motor prendido'.

LO QUE SE VE DURANTE LAS CARRERAS
400 autos para escoger.
50 escuderías.
Interior del vehículo (timón, panel de instrumentos).
Pistas profesionales (Nürburgring, Sebring, Zuzuka...).
Pistas naturales (carreteras europeas y norteamericanas).
Ambientes naturales (árboles, casas, túneles, montañas...).

DIFERENTES MODOS DE CONDUCCIÓN
Vehículos de diversas gamas de competición.
Varios niveles de dificultad.
Manejo en automático o secuencial.
Diferentes niveles de 'engalle' y personalización.
Vehículos en competencia o conducción en solitario.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.