Si no puede evitarlos, navegue bien por los 'charcos'

A juzgar por las cartas que nos llegan, los charcos siguen siendo el 'karma' de los condutores. Aquí, un 'recorderis' de lo que deben saber.

Redacción Motor

10:44 p.m. 09 de diciembre del 2011

 La primera recomendación es evitar los charcos grandes a toda costa. Pero con un invierno atípico como el actual y nuestras avenidas a medio hacer, rodar en seco de un punto a otro es hoy prácticamente imposible. Eso no quiere decir que los vehículos estén condenados con este invierno.

Todo lo contrario: su supervivencia depende en mayor medida del conductor, que puede 'vadear' sin problema, siempre y cuando circule concentrado y siga recomendaciones mínimas para no ahogarse en el intento.

Pero, ¿qué exactamente le puede suceder a un carro mientras circula por un charco? Además de apagarse a mitad camino cuando los circuitos eléctricos se mojan, tiende a quedarse sin frenos si el agua se cuela en grandes cantidades entre el disco y las pastillas y, en el peor de los escenarios, sufrir lo que los expertos llaman 'el golpe hidráulico', es decir, el rompimiento del bloque si el agua logra penetrar los cilindros. 

 Eso sí, no sobra decir que, cuando el vehículo es propenso a apagarse con cada charco, lo mejor es dejarlo guardado mientras llueve. El sistema eléctrico Cuando se ve un varado a mitad de laguna, lo más común es que el líquido o la humedad penetraron y aislaron todas las conducciones de electricidad al computador o al sistema de encendido y se suspende el flujo de corriente.  Una gota basta.

De ser así, lo peor que puede hacer el conductor es insistir con el arranque porque jamás logrará que el motor prenda mojado pero sí que la batería se acabe. No hay otra que esperar a que los contactos escurran o secarlos manualmente.

Un truco que puede salvarlo -si la distancia del charco es corta- es tratar de hacer avanzar el carro con un cambio puesto, primera o segunda a lo sumo, y darle arranque con el embrague afuera.

El carro tratará de avanzar lentamente mientras dura la batería por lo cual no se puede abusar y siempre y cuando el obstáculo sea racionalmente franqueable. 

 Tenga en cuenta que, eventualmente, el motor puede encender y el carro acelerará imprevistamente, momento en el cual debe pisar el clutch y tratar de mantener la máquina encendida para que seque con el calor, antes de arrancar de nuevo.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.