La evolución de Embraer: colección de aviones comerciales EL TIEMPO - MOTOR

La variante 195 de la empresa brasileña es el mismo modelo, pero alargado, de la serie 170. Comparten un 89 por ciento de componentes, además de su aviónica.

Redacción Motor

10:17 p.m. 09 de diciembre del 2011

La serie Embraer E-Jets se compone de dos familias comerciales principales y de una de aviones ejecutivos. El E-170 y E-175 que van montadas sobre el diseño base, mientras que el E-190 y E-195 son versiones alargadas con motores diferentes y alas y trenes de aterrizaje mayores.

El 170 y el 175 comparten piezas en un 95 por ciento, al igual que el 190 y el 195. Las familias entre sí comparten un 89 por ciento de los componentes, entre los que destacan los fuselajes con igual sección transversal y la aviónica Honeywell Primus Epic EFIS suite.

El anuncio de esta línea de los E-Jets se dio a conocer en la Exposición Aérea de París de 1999 y se comenzó a fabricar en el 2002. Aunque normalmente son designados anteponiendo el prefijo 'E', técnicamente son aviones regionales 'ERJ'.

Las variantes E190 y E195 tienen capacidades similares a las versiones convencionales del Boeing 737-600 y Airbus A318 y A319. El E190 es la versión más producida y comercializada de la serie, cuyo primer vuelo oficial se realizó en marzo del 2004, mientras que el E195 lo efectuó en diciembre del mismo año.

El primer cliente del E-190 fue Jet Blue, con 100 pedidos, y posteriormente Tame y Copa Airlines adquirieron estos modelos para su flota en Panamá y Colombia, en el 2007. El E190 es el más fabricado de la compañía, por su economía de operación en relación con su rango y cantidad de pasajeros.

Este viernes con EL TIEMPO
Adquiera este avión en librerías, almacenes de cadena, expendios y centros de ventas de nuestra casa editorial, el viernes 16 de diciembre, recortando el cupón que aparecerá en EL TIEMPO, más 12.900 pesos.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.