La excavadora hidráulica de cadenas llega a la colección 'Máquinas de Construcción'

Este aparato es la herramienta preferida por contratistas públicos y privados en todo el mundo para los trabajos de remoción de tierra y escombros.

Redacción Motor

07:00 p.m. 30 de enero del 2015

El tercer modelo de la colección ‘Máquinas de construcción’ pertenece a New Holland, empresa cuyo origen se remonta a 1885 en Pensilvania, Estados Unidos, época en la cual fabricaba inicialmente tractores agrícolas. En la actualidad hace parte del grupo italiano Fiat.

El primer modelo de excavadora del mundo la presentó Bruneri en 1947, y fue probada en una cantera de Bardonecchia, cerca a la frontera francoitaliana. Gracias a su efectividad, esta máquina se convirtió en el mejor aliado de los ingenieros durante el proceso de reconstrucción de Europa tras la Segunda Guerra Mundial.

El modelo de New Holland es el E215B. Este gigantesco aparato presentado en 2008 fue concebido para ser una herramienta eficiente, fiable, silenciosa, económica y respetuosa con el medio ambiente.

Uno de los aspectos más interesantes de la máquina es su planta motriz. Se trata de un 6 cilindros diésel con inyección directa, turbocompresor e intercooler, que entrega 160 caballos de potencia y un torque de 665 Nm a 1.200 rpm.

La cabina de mando tiene suspensión hidráulica y el conductor maniobra la máquina mediante un joystick. Este modelo viene configurado con un brazo de pluma monobloque de más de cinco metros de longitud, o bien con uno de triple extensión reforzado con una cuchara más grande y un contrapeso mayor para trabajos que requieren más fuerza de desprendimiento durante el proceso de excavación.

Reclámela este jueves

Para obtener la excavadora hidráulica de New Holland, recorte el cupón que saldrá este 5 de febrero en EL TIEMPO, y más 15.900 pesos, reclame el modelo en librerías, almacenes de cadena, expendios o en los centros de venta de EL TIEMPO Casa Editorial.

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.