¿Otro experimento en la emblemática carrera Séptima de Bogotá?

Al carril preferencial le llueven críticas. Movilidad dice que con pedagogía y el Código de Tránsito funcionará.

Redacción Motor

05:02 a.m. 22 de agosto del 2014

La  importante vía es el escenario de la polémica por la puesta en marcha del carril preferencial, entre las calles 34 y 100, para los buses del Sistema Integrado de Transporte Público, Sitp, y las rutas de transporte público colectivo que todavía están en circulación por esa vía.

En estos primeros días de pedagogía entre vecinos, empresarios, usuarios, peatones, conductores de servicio público y particular, taxistas, ciclistas y motociclistas, las cosas no han salido bien. Trancones, confusión, carros mal parqueados, invasión del carril preferencial por particulares, motos, bicicletas, taxis y vehículos de carga son la constante y el motivo para un marcado malestar entre algunos usuarios de la vía y residentes del sector.

La situación es más crítica en sitios como la calle 100, la subida a la Avenida Circunvalación en la 94 y La Calera en la calle 82; las calles 72, 53, 67, y 45 y 30, y en general en todos los cruces a la derecha cuando se va hacia arriba o hacia abajo de la Séptima.

No obstante, para otros ciudadanos esta es una solución que ven con optimismo, pero afirman que falta mucha información pues muchos no saben cómo funciona.

Entre tanto, la Secretaría de Movilidad hace énfasis en que se está favoreciendo el interés general (los usuarios del servicio público) por encima del interés particular (automóviles); y deja en manos de la pedagogía, la cultura ciudadana, el respeto y conocimiento de las normas del Código Nacional de Tránsito por parte de los conductores, el buen funcionamiento de este experimento (ver nota anexa).

Aspectos que entre otras cosas no se cumplen. Uno de los principales problemas de la movilidad en la ciudad es que la política de cultura ciudadana se abandonó hace muchos años; ni tampoco es un secreto que en las vías de Bogotá el incumplimiento de las normas de tránsito es pan de cada día. Conductores que se pasan semáforos en rojo, otros que recogen y dejan pasajeros o los que estacionan en sitios prohibidos.

Todo esto pasa a plena luz del día sin que la policía de tránsito se ocupe de ellos.

Por ahora, la Secretaría de Movilidad seguirá con la campaña de pedagogía que irá hasta el 20 de septiembre. Hasta esa fecha se impondrán comparendos pedagógicos. Y a partir del día 21 se impondrá una multa de 308.000 pesos a los conductores que no acaten la señalización.

Las nuevas reglas en la Carrera Séptima

No se permitirá el cargue y descargue de mercancías en el día.

Con la entrada en funcionamiento del carril preferencial en la Séptima, todos los usuarios de la vía, incluidos peatones, ciclistas y motociclistas deberán acatar las nuevas reglas de juego para moverse por esa importante avenida bogotana.

El carril preferencial es para los buses del Servicio Integrado de Transporte Público, Sitp, y del servicio de transporte público colectivo. Ellos deben transitar por ese carril, pero pueden hacer sobrepasos por el carril central en el caso de los buses híbridos y duales cuando no tengan que detenerse en los paraderos. Esto para no generar congestiones.

Los carros particulares y taxis solamente pueden ingresar al carril preferencial para hacer los cruces a la derecha o entrar a una oficina, casa o garaje, por las zonas señalizadas con una línea punteada. Si entra por una zona de línea continua será sancionado.

Los usuarios de taxis no podrán tomarlos sobre la Séptima ni los taxistas pueden recoger pasajeros. Para esto se demarcaron zonas especiales para taxis y carros particulares.

Según la Secretaría de Movilidad, el cargue y descargue de mercancías está prohibido en el día. Sólo se permiten estas actividades entre las 10 de la noche y las cinco de la mañana.

Los proyectos fallidos de la Séptima

La Séptima tiene ciclo-vía los domingos y festivos, es peatonal en parte del centro, tiene contraflujo en las tardes.

Además es escenario de marchas de protesta, de desfiles artísticos y en general de todo tipo de manifestaciones. Sobre la vía más importante de Bogotá s ehan proyectado muchos planes. Iba a tener Transmilenio pesado, pero la idea se abandonó en la administración de Luis Eduardo Garzón; Samuel Moreno contrató estudios para un Metro pesado, pero no fue viable; en el 2010 se contrató la construcción de un Transmilenio Ligero, que esta administración echó atrás a cambio de un Tranvía, que tampoco arrancó con lo que la Séptima parece estar condenada al eterno trancón de los 30 mil vehículos que la ocupan a diario en ambos sentidos.

A cumplir con el CNT

Según la ingeniera de la Secretaría de Movilidad, Liliana Bohorquez, “es muy importante que la gente entienda que estamos poniendo orden”.

Por eso recuerda que la demarcación de piso hace parte de las normas del Código Nacional de Tránsito (CNT) que todo conductor que tenga licencia debe conocer, y que alegar no conocerlas no lo exime de las sanciones.

“Hay unas líneas segmentadas que hacen parte de las normas y es por ahí por donde se puede hacer adelantamiento, salir o entrar al carril preferencial, igual a como funcionan estas señales en carretera”, explica.

Lo mismo ocurre con el estacionamiento indebido. “Eso está prohibido y no es necesario tener señales, todo conductor tiene que saber que no está permitido en vías principales de la malla vial arterial”, y agrega que hay un decreto que le puso horario al cargue y descargue de mercancías.

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.