Fabricar un vehículo eléctrico en aluminio resultaría más barato que en acero

Un estudio realizado en Alemania afirma que a pesar de que el costo del aluminio es más alto, su poco peso hace que estos vehículos no necesiten incorporar baterias tan grandes como las habituales.

Redacción Motor

09:09 p.m. 09 de enero del 2013

La Sociedad de Investigación en Ingeniería Automovilística, FKA por sus siglas en alemán, y el Instituto Internacional del Aluminio (IAI), afirmaron que un vehículo eléctrico fabricado en aluminio podría llegar a costar mucho menos, si se compara con uno que es elaborado en acero.

Los resultados del estudio concluyen que, al utilizar el aluminio como principal elemento de fabricación, se logra una reducción de casi 1,5 millones de pesos aunque en un principio esta idea no tenga sentido, pues el costo de este material es mucho más alto que el acero.

La explicación es sencilla y viene de la mano del peso transportado. El vehículo de aluminio siempre será más ligero, lo que permitirá prescindir o será compensado de una buena parte de las costosas baterías sin perjudicar la autonomía. Es decir, que con unas baterías de menor tamaño, se logra también una reducción considerable en el peso del vehículo.

Así, el ahorro en los costos de las baterías que se daría con el aluminio, compensaría el sobrecosto de utilizar este material.

Pasando a los detalles del estudio, lo que hicieron fue usar un Volkswagen Golf construido en acero y con motor de combustión; a partir de ahí, transformaron el vehículo compacto a eléctrico con las mínimas modificaciones posibles, incorporando un conjunto de baterías suficiente para alcanzar una autonomía de 200 km.

En seguida, remplazaron todas las estructuras y componentes posibles por aluminio, teniendo en cuenta que el vehículo resultante fuera por lo menos igual de seguro al original. El resultado fue un ahorro de 162 kg en acero y otros 25 kg en baterías para un total de 187 kg.

De esta manera, el sobrecosto del aluminio llegaría a unos 2,2 millones de pesos, mientras que el ahorro de baterías sería de 3,7 millones, resultando una diferencia de millón y medio por 'aluminizar' el auto.

Como si fuera poco, además de ser menos costoso en su fase de fabricación, el vehículo sería también más ecológico, pues consumiría menos energía en su ciclo de vida completo.

Con información de Green Car Congress.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.