El ¿face lift¿ del Renault Logan pone a temblar el mercado

Viene con mejoras en su presentación exterior y en los acabados interiores, y llega a un precio impensable para un sedán de este tamaño y motor: 28,9 millones.

Redacción Motor

05:00 a.m. 29 de agosto del 2008

Pocas veces un retoque estético de un automóvil causa tanto impacto y viene con el baúl cargado de novedades como el del nuevo Renault Logan 1.6.

A simple vista pareciera tratarse de un ¿face lift¿ normal en un carro al que se le ha cambiado la parrilla frontal, se le modificaron las luces, se le adicionaron exploradoras, se le incluyeron nuevos colores en los stops y le pintaron los parachoques del mismo color de la carrocería. Todo esto sólo en el exterior.

Una vez adentro, el cambio se percibe en los nuevos materiales para el tablero, los páneles de las puertas, el cromo utilizado en la palanca de cambios y en las manijas de apertura, el nuevo timón, que es el de un Clio de última generación y los modernos y sofisticados tapizados.

Hasta aquí, es una mejora sensible en la calidad de los acabados y una buena escalada de status para este modelo. Pero esta mejora tiene un ingrediente adicional, su precio.

Este nuevo producto arranca en 28.9 millones de pesos, en los que va incluido airbag para el conductor y la versión más equipada va hasta los 34 millones que pagan dos airbag, ABS y los elevavidrios eléctricos.

El precio del carro básico, para un sedán con motor de 1.6 litros y un enorme baúl, es una de las grandes novedades, sino la mayor, pues pondrá a pensar a sus competidores directos al meterse por debajo del promedio del mercado y con un nivel muy competitivo en el segmento popular que es el renglón que mayores índices de venta reporta a la industria.

Pero ahí no acaban las novedades. Este carro podría considerarse como el que mayor porcentaje de integración nacional tiene hoy por hoy en el país, con un 43% y la intención de Sofasa es que se llegué al 50% para garantizar que sea el primero en el mercado andino.

Y  aún hay más. Dentro de los fabricantes nacionales que colaboran con sus productos en el ensamble del Logan, ahora se sumó la empresa Riduco, ubicada en Manizales, que ahora es la encargada de fabricar, con los más altos estándares de calidad, los parachoques, el tablero y los páneles de las puertas, a un nivel que superó con creces los primeros acabados con los que llegó este auto. Es de tan óptima calidad el trabajo de esta empresa que tuvo que pasar por una homologación en Renault de Francia y su inclusión en el carro muestra de qué forma salió bien en las prueba. Esta es la primera empresa colombiana que se le mide al cuento de hacer estas partes de plástico inyectado para los vehículos.

Con todo este aluvión de novedades se espera un remezón de precios a la baja, estimulada por la obvia reacción que llevará a algunos de los protagonistas del mercado a intentar quebrar esta marca que acaba Renault con un producto que desde su lanzamiento ya ha puesto a rodar 15 mil unidades por las calles del país.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.