En febrero de 2012 llega el fin de los vehículos de tracción animal

Serán sustituidos por motocarros de carga liviana. Alcaldes deben alistar plata para facilitar la financiación y cofinanciación y desarrollar actividades alternativas para estos nuevos conductores.

Redacción Motor

05:00 a.m. 28 de mayo del 2010

Los vehículos de tracción animal, conocidos en el argot popular como 'zorras' tienen sus días contados. El decreto 1666 expedido recientemente por el gobierno Nacional autorizó su sustitución por motocarros para carga liviana hasta de 770 kilogramos de capacidad. 

Desde el pasado 12 de mayo y hasta el 31 de enero de 2012, los alcaldes de municipios de categoría especial (distritos especiales y ciudades con más de 500 habitantes), y los de primera categoría, con población de entre 100.001 y 500 mil habitantes) deberán poner en marcha y culminar las actividades alternativas de sustitución de los vehículos de tracción animal. 

Es decir que a partir de febrero de 2012 no se verán más este tipo de vehículos en las calles. La sustitución de los vehículos de tracción animal, según el decreto, deberá realizarse por las alcaldías municipales y distritales en coordinación con las autoridades de transporte y tránsito. 

'A meterse la mano al dril' 

A las alcaldías les corresponde, desde ya, empezar a tomar medidas para sustentar el presupuesto del proceso de sustitución, es decir, alistar la plata para facilitar la financiación y cofinanciación del equipo automotor y el desarrollo de las actividades alternativas para los conductores de estos vehículos. 

Otra de las acciones que deben emprender las autoridades municipales es hacer un censo de los vehículos de tracción animal (carretas y equinos); e identificar plenamente a los conductores de los vehículos de tracción animal que serán objeto del programa en sus respectivos municipios. 

 Así mismo, deben implementar programas de capacitación en técnicas de administración y desarrollo de pequeñas empresas, negocios y manejo de cargas livianas, dirigidos a los 'nuevos' conductores de estos vehículos. 

A recoger caballos y carretas 

Los alcaldes también deberán coordinar y ejecutar los procedimientos y programas para la recepción de los vehículos de tracción animal (carretas y caballos como un conjunto), que garantice las condiciones sanitarias adecuadas para el alojamiento y bienestar de los animales y la desintegración de la carreta. 

En el caso de los animales, las alcaldías podrán celebrar acuerdos con asociaciones defensoras de animales o entidades sin ánimo de lucro o desarrollar programas de adopción para actividades agropecuarias que garanticen la conservación, cuidado y mantenimiento de los semovientes.  

Controles 

Todo el proceso deberá contar con estrictos controles y mecanismos que permitan garantizar el cumplimiento de la entrega material de la carreta y del semoviente a quien para este efecto haya determinado la autoridad municipal o distrital.  

Para tal efecto, se debe llevar un registro con la identificación plena de los conductores y a los motocarros de carga liviana del programa de sustitución autorizados para transitar en el municipio. Con esos datos se expedirá expedirá una Tarjeta de Registro que autorice la circulación del motocarro, bajo la responsabilidad del titular de la misma. 

Por último, las autoridades deberán expedirán las normas y tomarán las medidas necesarias para el ordenamiento del tránsito de motocarros e carga liviana y en todo caso, acatando las disposiciones del Código Nacional de Tránsito.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.